La operación mediática de los Puerta con la ayuda de Clarín que anunciaba un “desembarco” del puertismo en Cambiemos fue respondida con el más absoluto silencio desde la conducción de la Alianza en Misiones y en la Casa Rosada, dicen, que Macri se divierte con “esas travesuras de su amigo”. No obstante el chivo fue aprovechado por el kirchnersimo para anunciar rupturas al estilo de Córdoba.

Posadas (Jueves, 14 de marzo) Salió mal el chivo publicado en Clarín el martes 12. Se concedió una nota a Pedro Puerta para posicionarlo. Pero, lo mataron con el título: “Misiones: un hijo de Ramón Puerta quiere ser candidato por Cambiemos”.
El lenguaje denota. El “hijo de” y el “quiere” son demoledores. Destruyen la significación política de Pedro que en la campaña de 2017 parecía estar construyendo un espacio de representación del sector productivo en la provincia desde el peronismo en la diáspora.
Ser nominado, el “hijo de Ramón” dilapida esa construcción y remite más a nepotismo, reforzado con el “quiere”, como deseo que busca la satisfacción del Yo sobre las limitaciones del Ello. En política no se quiere ser, se es con identidad propia. Un político expresa a sectores sociales, a colectivos, intereses o ideologías, orgánica o inorgánicamente.
El título, que es una decisión del editor, no hace más que invalidar el contenido de la nota que anuncia un “desembarco” en Cambiemos. Desembarcar también tiene connotaciones. Colón en América, los Aliados en Normandía. Pero además la nota tiene un contexto que desnuda lo que es, una operación. Qué otra cosa puede ser que el padre, Ramón, el mismo día afirmaba que “ofrecieron la vicepresidencia de Lavagna”. Y es embajador de Macri.
La evidencia de que todo es una operación mediática fue respondida con el más absoluto silencio desde la conducción de la Alianza Cambiemos en Misiones y en la Casa Rosada, dicen, que Macri se divierte con “esas travesuras de su amigo”.
Sin embargo, el supuesto “desembarco” que transformaría desde la impronta puertista la significación de la Alianza en Misiones, fue aprovechada por el adversario, fundamentalmente en Buenos Aires desde los sitios web.
El Destape de Roberto Navarro, de reconocida adhesión al kirchnerismo, se tituló: “Elecciones 2019: Cambiemos también quedó al borde de la ruptura en Misiones”. Y en la bajada mezcla todo: “El PRO quiere armar una alianza con macristas, radicales y peronistas anti K…Se suma una nueva provincia para sumarle problemas al macrismo: podría romperse Cambiemos en Misiones.
En Política Argentina, también de tendencia K, el bumerang del chivo en Clarín queda registrado. Da lugar a una nota que titula “Puerta pone en riesgo la unidad de Cambiemos y desata la furia radical en Misiones”. En bajada se explica que “el presidente del PRO Humberto Schiavoni será el candidato a gobernador e irá acompañado por un dirigente radical pero la UCR tiene una fuerte interna que se dirime en la Justicia. Además el intento de llevar al hijo de Ramón Puerta generó un fuerte descontento ya que consideran al apellido ligado al peronismo “como límite ideológico”.
Conclusión: Los Puerta terminaron jugando para el enemigo.

 

 

 

 

 

 

 

 

foto: ilustrativa seminario kabaalah

EV –  Misiones Plural