De presidente a interventor. Fonseca preside la UCR Misiones. Pide la intervención de ese espacio a la UCR Nacional y logra que lo nombren interventor. Comanda un autogolpe que busca evitar el exhorto de la Justicia electoral: internas para elegir al candidato a vicegobernador de la versión 2019 de Cambiemos, que va con Ramón Puerta.

Por Raúl Puentes.
Posadas (Viernes 12 de abril). Francisco Fonseca, presidente o interventor de la Unión Cívica Radical Misiones, comandó el autogolpe dentro de su partido para no acatar la orden de la Justicia electoral que los exhortó a llamar a internas para elegir al candidato a vicegobernador dentro del frente Unidos por el Cambio, la versión 2019 de la alianza Cambiemos en Misiones.
El propio Fonseca admitió a través de una entrevista con LT17 Radio Provincia que “el pedido de intervención no obedece a irregularidad alguna”, con lo cual deslegitima el pedido que llevaron adelante. Dijo que “la intervención le dará independencia al Partido” (sic) y que él será “elegido como interventor” (el intervenido se interviene y deja al resto de la mesa sin funciones) y finalmente da en la tecla al reconocer que el mecanismo es para ratificar todo lo actuado.
Amenazan, como ya había adelantado Misiones Plural, que destruirán el Partido si se recurre a la Justica. En el juego de lo posible, convierten a la víctima en el victimario: si los afiliados -víctimas de los manejos de la dirigencia- recurren a la Justicia serán los responsables -victimarios-de la intervención.

“Confirman el autogolpe”

De las versiones difundidas por el diario El Territorio, de la intervención de la Unión Cívica Radical (UCR) Misiones -adelantado por Misiones Plural como un autogolpe-, el dirigente Hugo Escalada, del radicalismo a la diáspora, emitió su opinión.
En ese sentido, dijo:
“Qué la Unión Cívica Radical de la provincia pida su propia intervención no es un hecho que debiera pasar desapercibido. Pedir la intervención del Partido es una medida a todas luces extraordinaria, que los dirigentes que conducen la Unión Cívica Radical pidan la intervención de su propio partido claramente habla acerca de un circuito que está, como mínimo, viciado. Los dirigentes que están pidiendo la intervención de la UCR claramente están deslegitimados, porque sus mandatos están vencidos; los mandatos del Comité están vencidos; eligieron un mecanismo tramposo: el de prorrogar sus mandatos en vez de llamar a elecciones internas cuando debieron haberlo hecho. El radicalismo debió haber llamado a tiempo a internas, tal como exige la Carta orgánica”.
Escalada dijo que ese llamado a elecciones debió salir “primero para elegir autoridades partidarias y después las internas para elegir a los candidatos a diputados que llevarán en el frente Juntos por el Cambio. Pero el radicalismo local, que eligió no hacer ninguna de las dos cosas: ni llamar a internas para cambiar autoridad impartidas, sino que eligieron el mecanismo tramposo de prorrogarlas, ni llamaron internas para elegir los candidatos a diputados que Van a llevar en las próximas elecciones junto con el PRO y junto con el partido de Ramón Puerta”.
“No solamente eligieron la chicana de obviar las elecciones internas, sino que ahora eligió una nueva chicana para no obedecer un fallo de la Justicia: piden su propia intervención, para evitar la interna. Y este “pedido de intervención” no es un pedido real de intervención sino una nueva chicana para tratar de seguir poniendo a dedo las autoridades y los representantes. El radicalismo nacional puede prestarse a esta maniobra con lo cual claramente quedará deshecho en lo absoluto ese apotegma del radicalismo que decía ´que se rompa, pero que no se doble´”.
En este panorama, “el radicalismos habrá doblado en mil pedazos no solamente por hacer un frente con los conservadores, a quienes desde un inicio radicalismo juró combatir, sino que ahora también obviando todos los mecanismos institucionales que el radicalismo siempre puso por delante, como la lucha por las instituciones. Por el sostén de las instituciones. Esto es una burla, una burla tremenda, ya no solamente a los afiliados si no a un fallo de la justicia que le exigió algo que los radicales siempre hicieron: la justicia electoral está pidiendo simplemente que vayan a internas, algo que los radicales hacían en otros tiempos, sin que nadie les exija”.
Pero esta situación, dice Escalada, “muestra claramente dónde está parado hoy este Partido, no solamente en la provincia sino también en el ámbito nacional. Este partido a nivel nacional tampoco llamó a su convención y tampoco está haciendo las cosas como corresponde, porque termina aceptando la intervención para evitar un pedido de la Justicia”, aseguró.
Esta situación tiene un antecedente que no es menor, agregó Escalada. Habla de “la mayor crisis que tuvo el partido radical en Misiones del ´83 en adelante que fue el momento en el cual emigraron masivamente para formar la Renovación. Más del 70% de la dirigencia de la Unión Cívica Radical terminó conformando el Frente Renovador. Desde su mesa directiva, encabezada por su entonces presidente, cn el resto de los miembros del Comité, miembros de la Convención Provincial, presidentes de comités comunales, que se fueron masivamente para terminar conformando el Frente Renovador, dejando a la Unión Cívica Radical en una citación muy delicada. Fue un cismo histórico en la UCR de Misiones. Ni siquiera con el desafío de reconstruir el Partido, ni con el desafío de sostener la identidad de la UCR se acudió al mecanismo de pedir una intervención nacional. La UCR logró mediante los mecanismos internos asociar al resto de la dirigencia, pasar ese mal momento y seguir funcionando como un partido político más allá de la crisis que estaba enfrentando”.