La Cámara baja aprobó la modificación del artículo 109 de la Ley nacional de Educación que habilita la modalidad de educación a distancia excepcional para todos los niveles educativos. El proyecto fue debatido por los Diputados y tuvo un apoyo mayoritario, ahora la propuesta se eleva al Senado para su tratamiento.

Jueves, 21 de mayo de 2020. La Cámara de Diputados de la Nación aprobó el proyecto de Ley que modifica el artículo 109 de la Ley nacional de Educación 26206. La iniciativa que llegó al recinto con un dictamen consensuado desde a Comisión de Educación, amplia la modalidad de educación a distancia a los niveles de la educación obligatoria pero de forma excepcional.
En la actualidad el artículo de la Ley 26206 que trata la educación a distancia hace referencia que tal modalidad puede ser una vía alternativa para los mayores de 18 años. La situación que produjo la pandemia de coronavirus llevó a repensar la posibilidad de abarcar con ésta modalidad a todos los niveles de la educación en la argentina. Si se aprueba la modificación habilitará al Ministerio de Educación de la Nación que, en caso de emergencia, pueda hacer extensiva la modalidad a los menores de 18 años.
El debate
La modificación del artículo 109 trajo aparejado una discusión que dejó en evidencia el conflicto sobre la inequidad educativa que impera en el país. La desigualdad en la conectividad fue parte del gran debate en la Comisión y en el recinto, tal como lo manifestara la presidenta de la comisión de Educación Blanca Osuna.

Desde la Izquierda cuestionaron la directa vinculación de la educación a distancia y su relación con la mercantilización de la educación que llevan adelante actores del poder económico mundial. La diputada Romina Del Pla, quien presentó su propio dictamen, consideró que la medida puede llegar a ser perjudicial, dijo: “…podemos abrir una puerta tenebrosa. Porque podemos acompañar algo que sea perjudicial para los trabajadores de la educación”. La Diputada planteó la posibilidad de utilización de la modalidad como herramienta coercitiva de los gobiernos ante la acción de huelga de los docentes y llamó a los trabajadores a estar atentos y no caer frente a las presiones.

Flavia Morales fue otra que se manifestó en contra de la mercantilización de la educación. “Estoy en contra de la compra de contenidos extranjeros, pero tenemos que desarrollarlos; tenemos un montón de personas que se dedican a eso”, expresó la misionera en referencia a la generación de contenidos necesarios para sostener los procesos pedagógicos.
Por otra parte Morales expresó que “…el gran debate es la formación, dejémosle de pedirle magia a los docentes cuando los estamos formando como en el Siglo XIX. A los cuales solo respondemos con la creación de espacios TICs que no sirven para nada”. Frente a la coyuntura la Legisladora dijo “hoy no es momento de capacitar, hoy es momento de acompañar. De estar al lado de los docentes y generar plataformas. Podemos pensar cómo será nuestra realidad después de la pandemia o seguir transitando en el barro. Tenemos herramientas para generar un futuro mejor”, concluyó.

La cuestión del rol del Estado en la dinámica educativa es otro de los puntos que no quedó exento en el debate. El legislador e histórico luchador de la causa docente, Hugo Yasky, dejó explicita la comparativa del Estado nacional en relación a los demás países de la región. El legislador hizo hincapié en que las respuestas implementadas por Argentina, la dejaron en una innegable posición de ventaja respecto a otros países que se encuentran con el sistema educativo en situación deplorable. Ello a pesar de que el país haya enfrentado un período de cuatro años, durante el gobierno de Mauricio Macri, donde las políticas no priorizaron la educación.

En todo momento los legisladores remarcaban que la modificación que se propone del artículo 109 de la Ley Nacional de Educación, viene a oficiar de complemento en situaciones de emergencia y que la realidad áulica es insustituible. En ese sentido la diputada Mara Brawer manifestó que la escuela es el ámbito que permite “salir de los privado y ampliar horizontes. La escuela es donde se denuncia la violencia familiar. La tecnología es maravillosa para la educación, pero no deja de ser complementaria, está afirmado por los pedagogos del mundo”.

El proyecto tuvo su media sanción, ahora será el turno del Senado de debatir y dar un cierre al proceso legislativo.