Comenzó como protesta pacífica contra el retroceso de fase de cuarentena en Alto Paraná pero derivó en una revuelta con incidentes, incendios, destrozos y saqueos.

Jueves 30 de julio de 2020. Una masiva manifestación se registró este miércoles en el microcentro de Ciudad del Este, Paraguay, tras el anuncio del Gobierno de volver a la cuarentena total. La medida de fuerza dejó heridos, detenidos, saqueos a negocios, incendios y destrozos a camiones y comercios.
Autoridades locales del Departamento de Alto Paraná plantearán este jueves al Gobierno Nacional que les habiliten doce horas de trabajo y luego la aplicación de toque de queda, de manera a calmar los ánimos en la zona este del país.
El intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, fue quien anunció la medida que plantearán al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, de manera a evitar golpear el trabajo de los pobladores y calmar los ánimos en el Departamento de Alto Paraná.
“Vamos a presentar una propuesta de trabajar desde las 5.00 hasta las 17.00 y después de ese horario que se aplique el toque de queda, pero no tocar el trabajo de la gente”, expresó el jefe comunal.
Para este jueves estaba prevista también la reunión entre el ministro del Interior, Euclides Acevedo, el gobernador de Alto Paraná, Roberto González Vaesken y el intendente Miguel Prieto, para acordar un plan de contingencia ante la crisis económica producida por la pandemia del Covid-19.
El miércoles, tras el anuncio del Gobierno sobre el retroceso a una cuarentena total para el Departamento de Alto Paraná, una gran cantidad de personas salió a las calles a manifestarse y generó enfrentamientos con la Policía Nacional, el Grupo de Operaciones Especiales y agentes de la Marina.
La masiva movilización convocó a familias enteras, pero todo se salió de control cuando un grupo empezó a lanzar piedras y causar destrozos contra los camiones que ingresan y salen del país. Hubo, incluso, al menos dos camiones incendiados y una decena con los parabrisas rotos, además de comercios y cajeros, también incendiados.
El diario Última Hora reportó que hubo heridos entre las fuerzas y los manifestantes y saqueos en una joyería, una farmacia, dos tiendas de ropas y dos casillas.
Los manifestantes se dispersaron alrededor de las 22, pero de igual manera se siguió reportando pequeños grupos de personas en las esquinas. La Policía Nacional envió refuerzos al este del país por los enfrentamientos.

Cerca de 60 detenidos

cajeros rotos

El diario ADN Digital, por su parte, informó que el saldo de la violenta manifestación realizada anoche en el microcentro de Ciudad del Este dejó 56 detenidos, varios heridos, destrozos, saqueos y el robo de unos 500 millones de guaraníes a una joyería.
Lo que al comienzo se convocó para ser una protesta pacífica contra el retroceso de fase de cuarentena en Alto Paraná, se convirtió en un infierno principalmente para los comerciantes de la capital del décimo departamento y camioneros que esperaban cruzar el puente de la Amistad, cuyos vehículos fueron atacados y algunos incendiados.
La fiscal Zunilda Martínez detalló que son 57 personas los demorados, mientras que el informe de la Policía Nacional habla de 56, entre hombres, mujeres y menores de edad.
Agentes de la Marina, oficiales de la Policía Nacional, uno de ellos con disparo de arma de fuego en la rodilla izquierda, fueron algunos de los heridos. Otros recibieron proyectiles en otras partes del cuerpo. Los manifestantes usaron botellas, palos, piedras, entre otros objetos para atacar a los intervinientes. Igualmente hubo heridos en el lado de los manifestantes. En un video que circuló en las redes sociales se podía observar a un hombre siendo arrastrado en el asfalto por varios uniformados.
Los saqueos afectaron a las casillas y otros comercios. Los inadaptados rompieron puertas, incendiaron y destruyeron los metales para extraer mercaderías de los pequeños comerciantes.
El cajero automático de la sucursal del Banco Nacional de Fomento también fue atacado y destruido.
No obstante, el hurto mayor afectó a una joyería, de donde sustrajeron mercaderías por 500 millones de guaraníes.
Según el informe de la Dirección de Policía del Alto Paraná, la turba fue liderada por conocidas personas que se autodenominan activistas sociales como Aldo Barrios, Alcides Casco Peña, Juan Carlos Schwarzemberger Otazú, Matilde Rojas, Felipe Santiago Olmedo y María José González. Sin embargo, ninguno de ellos está detenido.
Por otra parte, el jefe comunal sigue en cuarentena tras dar positivo al Covid19. El Ejecutivo nacional, en tanto, no emitió el decreto para que Alto Paraná retroceda de fase.

Fotografías: imágenes tomadas de Internet.