El ente resolvió dejar fuera de la carrera a la Presidencia al candidato de Victoria Nacional luego de que omitiera datos sobre sus ingresos por acciones que tiene en diferentes empresas en los documentos presentados para formalizar su candidatura.

Jueves 11 de febrero de 2021 (Télam). El Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima resolvió este jueves dejar fuera de la carrera a la Presidencia de Perú al candidato de Victoria Nacional, George Forsyth, que figuraba en los sondeos como favorito para ganar la contienda el próximo 11 de abril.
El ente señaló en su resolución que la decisión fue tomada después de que el candidato omitiera datos sobre sus ingresos por acciones que tiene en diferentes empresas en los documentos presentados para formalizar su candidatura, consignó la agencia de noticias Europa Press.
La Justicia señaló además que el postulante presentó información sobre sus ingresos que son «inconsistentes» con los que tenía cuando era alcalde de la Municipalidad de La Victoria.
Ahora, Victoria Nacional podrá apelar la resolución ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), algo que seguramente ocurrirá como lo dejó entrever el propio Forsyth en su cuenta de Twitter.
«¡Ni un paso atrás! ¡Los golpes nos hacen más fuertes! No nos van a tumbar; se compite con ideas y el pueblo nos respalda. ¡La corrupción no ganará!», escribió y añadió que el JNE «hará justicia».
Las encuestas de intención de voto lo situaban como el favorito para la contienda electoral, seguido de la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, Verónika Mendoza (Nuevo Perú), y Julio Guzmán (Partido Morado).
El JEE de Lima decidió el miércoles no hacer lugar a la exclusión de la candidatura del expresidente Martín Vizcarra al Congreso con el partido Somos Perú.
El organismo electoral sostuvo que Vizcarra no omitió información «sobre sentencia alguna en su contra» y por tanto dispuso que siga con su postulación al Parlamento.
Perú vive uno de los momentos de mayor fragilidad política de su historia con un presidente interino al mando, Francisco Sagasti, que se convirtió el 17 de noviembre en el tercer jefe del Estado en poco más de una semana y el cuarto en lo que va del actual período quinquenal de Gobierno.
La crisis, agravada por el coronavirus, se expresa en la extraordinaria fragmentación política: 10 bloques más cerca de una decena de legisladores independientes se reparten las 130 bancas del Congreso unicameral y 23 partidos inscribieron candidatos a la Presidencia.