Son pobladores de la Chacra 246 de Posadas que están afectados por desagües cloacales de zonas aledañas. Cortaron las calles para que los escuchen.

Jueves 17 de junio de 2021 (Prensa del Pays). Después de cortar las avenidas para reclamar sobre la falta de respuesta a las condiciones de insalubridad en las que viven, una reunión entre los afectados, representantes de instituciones provinciales y municipales junto al diputado del Partido Agrario y Social, Martín Sereno, destrabó la protesta a partir del compromiso de hacer el relevamiento que lleve a la solución de este problema.
Son familias de la Chacra 246 de Posadas que el martes cortó el cruce de las avenidas Ituzaingó y Jauretche en reclamo de la entrega de viviendas adecuadas para salir de las condiciones indignas en las que viven.
«Necesitamos una respuesta ya. Vivimos en una zona de peligro. Las autoridades municipales actuales nos prometieron una solución hace más de cinco meses pero hace 25 años que aguantamos. Las obras del arroyo y las lluvias empeoraron las cosas y se nos enferma la gurisada”, reclamó Pamela Ponce, quien responsabilizó al Área de Tierra y Hábitat de la Municipalidad de Posadas.
Las más de 20 familias del barrio denuncian que sobreviven en situaciones de insalubridad a raíz de que detrás de sus casas desembocan desagües cloacales que provienen de las Chacras 245 y 132, y provoca contaminación, que se acentuó después que terminaron las obras del arroyo La Chancha.
El diputado Sereno, gestionó el acercamiento entre las partes, que derivó en el compromiso del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), la Municipalidad y la Defensoría del Pueblo de Posadas, para armar una Mesa de Diálogo y Trabajo, donde acordaron que el sábado relevarán a las familias afectadas para su eventual relocalización.
“Estamos satisfechos porque los escucharon; apoyamos una lucha justa; es inadmisible que estas familias vivan en condiciones de permanente contaminación con el riesgo de derrumbe de sus casas. Finalmente se pudo armar una Mesa de Diálogo que se reunió en la Defensoría del Pueblo de Posadas -que hace tiempo se ocupa del tema- con el objeto de trabajar en conjunto con las instituciones involucradas para encontrar una solución para las familias que habitan en la chacra», explicó Sereno.
De la reunión participaron el titular de la Defensoría del Pueblo, Alberto Penayo; la asesora legal del Área de Coordinación de Tierras y Hábitat de la Municipalidad, Natalia Krieger y su responsable, Luciana Scromeda, además de Lucía Bauman por el Iprodha, y los y las vecinas autoconvocados de la Chacra 246, que representan a las familias en situación de emergencia.

Arroyo saneado pero con desagües a cielo abierto


Penayo detalló que existe un expediente en la institución para que la solución incluya a la totalidad de las familias que viven en el barrio. Uno de los vecinos, Gustavo Ignacy dijo que los problemas comenzaron con el saneamiento del arroyo La Chancha, ya que la empresa constructora «dejó los tubos del desagüe a cielo abierto hace más de dos años provocando que los residuos cloacales invadan las viviendas».
Krieger expuso las actuaciones efectuadas por la Municipalidad, y asumió el compromiso de acompañar el trabajo hecho desde el expediente iniciado por la Defensoría del Pueblo.
Coincidieron en la importancia del relevamiento que harán este sábado junto al Iprodha, para identificar la situación de las familias que están a la vera del ramal. El equipo social estará acompañado por personal especializado en obras de saneamiento en busca de solucionar la problemática.
La asesora legal sostuvo que la Municipalidad no puede basarse sólo en el listado que ya existe de las familias en estado de emergencia, sino verificarlo por sus propios medios para evitar conflictos con los vecinos que no reciban respuesta a su situación habitacional.

Resolver lo urgente


La representante del Iprodha recordó que las obras fueron realizadas por una empresa contratada por la Subsecretaría de Obras y Servicios Públicos de la Provincia, y solicitó que se sumen a la Mesa ya que es necesaria la asistencia de un equipo técnico; Penayo se comunicó con el ingeniero a cargo, Marcelo Bacigaluppi, y este miércoles ya estuvieron recorriendo la chacra.
Mientras que Bauman aclaró que el Instituto no cuenta con las maquinarias necesarias para realizar el posible saneamiento del canal, y su contratación implicaría una licitación y otros trámites administrativos que retrasarían la respuesta. «Pero lo primordial es avanzar en la negociación con los titulares de la chacra», subrayó.
El Defensor del Pueblo consideró que la problemática del ramal del agua que produce inundaciones, debe tratarse por fuera del expediente en trámite de la Defensoría, que se inició por la cuestión de regularización dominial.
Hizo hincapié en el problema ambiental generado, «y el Municipio debe dar una solución»
Después de hablar con el intendente Stelatto, éste asumió el compromiso para que la Comuna siga con el proceso iniciado. Se clarificó que el problema de las familias con sus casas en riesgo de derrumbe por el curso del agua, se tratará en el marco del expediente de la Defensoría del Pueblo.
Penayo remarcó que la solución a quienes están en situación de emergencia es una respuesta parcial a la problemática habitacional de la totalidad de habitantes; pero «resolver lo urgente es requisito fundamental para avanzar en una solución estructural como la regularización dominial», subrayó.

«La solución no puede llevar mucho tiempo»


Un día después del corte de las avenidas, la referente de la comisión de tierras de la Chacra 246, Laura Benítez, que participó de la reunión, expresó que en principio la Municipalidad y Obras Públicas de la Provincia evaluarán la posibilidad del arreglo del canal, y buscar una solución para las familias que están en emergencia.
En la Mesa que se volverá a reunir el miércoles de la semana próxima, «planteamos que aunque llueva, vayan al barrio a registrar a las familias, porque así podrán ver con sus propios ojos lo que padecimos cada vez que llueve. Yo no creo que nuestras familias puedan aguantar un año, y si vuelve a llover con mucha fuerza, es difícil que resistan las casas ubicadas cerca del canal. Aceptamos levantar el corte de calle; pero no vamos a esperar mucho tiempo. La situación es muy complicada porque el canal está entre dos casas que se terminarán de caer si entra una máquina», graficó.
Otra de las propuestas es que uno de los dueños de la parte privada accedan a vender sus lotes, y trabajar en esas tierras para las futuras viviendas, «pero esto tiene que ser rápido; las 20 familias no pueden esperar», manifestó Laura.
Recordó que el Defensor del Pueblo dejó claro en la Mesa que la empresa que hizo el saneamiento del Arroyo «La Chancha», también tenía que arreglar el canal, «pero no lo hicieron y entregaron igual obra al Municipio, y ahora alguien se tiene que hacer cargo de no haber supervisado ese tema que nos perjudica a nosotros», fustigó la referente de la comisión de tierras de la Chacra 246.