Parlamentarios del Mercosur trabajan la consolidación de la nueva hidroeléctrica binacional sobre el río Paraná. La represa estaría emplazada en la cercanía de las ciudades de Itatí -del lado argentino- e Itá Corá -en Paraguay-. Esta obra vendría a complementar a Yacyretá.

Miércoles 13 de mayo de 2020. El parlamentario correntino del Mercosur, Alejandro Karlen, y los diputados paraguayos Ricardo Canese (del Partido Frente Guazú) y Nelson Argaña (del ANR, Añetete), apoyaron la propuesta común para la construcción de la represa hidroeléctrica ubicada en proximidades de Itatí (en Corrientes) e Itá-Corá (en Paraguay), indica una publicación del diario correntino El Litoral.
La Comisión de Infraestructura, Transporte, Recursos Energéticos, Agricultura, Pecuaria y Pesca del Parlamento del Mercosur sesionó de manera virtual, donde trataron los proyectos a escala regional como la construcción de la represa Itatí – Itá Corá.
El emprendimiento hidroeléctrico se emplazaría a unos diez kilómetros río arriba de las ciudades de Itatí, en Corrientes, e Itá Corá, en el departamento paraguayo de Ñeembucú. La obra vendría a completar el proyecto original de Yacyretá, que contempla 30 turbinas y un lago adyacente para mitigar el desgaste de las máquinas de la central en Ituzaingó, producto del proceso de cavitación al que se ven sometidas las turbinas.

Graficos-ITATI-05-1024x569
Mapa de la ubicación de la represa (Comip)

El proyecto Itatí – Itá Corá es parte del programa energético que llevan adelante conjuntamente Paraguay y Argentina, el cual prevé la construcción de centrales que sumen a generación eléctrica. La nueva represa estaría a unos cien kilómetros río abajo de Yacyretá y estiman que cumpla con un aporte de potencia de 1700 megawatts. A pesar de producir menor potencia que la estipulada en el proyecto Corpus, estiman que la obra Itá Corá será la elegida para el mediano plazo.
El proyecto de investigación de prefactibilidad de la obra se viene realizando hace tres años y fue llevado adelante por investigadores y técnicos locales de la Universidad Nacional del Nordeste y la Universidad Nacional de Asunción, en conjunto con la Comisión Mixta del Río Paraná (Comip). Los trabajos vienen a evaluar el daño ambiental y social de la instalación de la represa en los departamentos de Itatí y Ñeembucú.
Si bien la decisión final la deben tomar ambos Gobiernos, los procesos de evaluación y generación de protocolos no se detiene, resonando en las cancillerías y en los delegaciones de parlamentarios del Mercosur.