La coalición opositora atraviesa momentos de tensión a meses del cierre de listas para las elecciones legislativas de medio término. En el medio de la ruta 2 apareció un cartel que lanzá al expresidente de Diputados para presidente y a un exministro de Vidal para gobernador. Mientras Carrió admite que hubo Mesa Judicial, Frigerio le pasa facturas por las declaraciones que antes le salían gratis.

Martes 2 de febrero de 2021 (Política Argentina). “Piñas van, piñas vienen”, dice una reconocida canción de punk rock que podría graficar la interna que se suscita en Juntos por el Cambio mientras Macri y Larreta buscan llegar a acuerdos que eviten el derrame de sangre amarilla a la hora de afinar la lapicera y armar las listas para las legislativas de este año.
Elisa, siempre Elisa. Carrió apuntó contra Rogelio Frigerio por el triunfo de los gobernadores justicialistas en 2019 y lo acusó directamente de “entregar dinero excesivo y convalidar los régimenes provinciales”. Estas declaraciones que antes eran gratuitas ya no lo son en el llano y el exministro del Interior salió al cruce de Lilita.
“Cualquiera que conoce algo de derecho constitucional sabe que las intervenciones federales las decide el Congreso. No recuerdo una iniciativa por parte de legisladores oficialistas en el período 2016-2019 para intervenir ninguna provincia”, sostuvo. “Más allá de los discursos altisonantes, creo que para defender de manera real los derechos humanos de los formoseños ante las denuncias de las concejales de Formosa debería viajar con urgencia a la provincia una comisión bicameral del Congreso”, continuó.
Los dardos de Frigerio que hoy construye con Emilio Monzó y Nicolás Massot, otros “odiados” por Lilita, siguieron al punto que dijo que Carrió opina “seguramente por desconocimiento ya que nunca participó en un cargo ejecutivo, Carrió confunde los roles de los ministros”.
Por su parte, Lilita en su intento de defensa del macrismo volvió a hundir a Daniel Angelici y la mesa de operadores judiciales que en connivencia con los jueces de Comodoro Py 2002 se llevó adelante para encarcelar opositores. “Hubo errores del anterior Gobierno, que en vez de sanear realmente la Justicia hizo determinados acuerdos”, completó Carrió sobre las maniobras de la mesa judicial macrista.
“Al juez Farah había que destituirlo y hacerle juicio político por la decisión que tuvo con Cristóbal López. ¿Qué hizo Juntos por el Cambio, qué hizo la mesa judicial? Negoció a través de Javier Fernández que vaya a otro juzgado, y entonces ahora puede volver”, ejemplificó la ahora ex diputada.
En medio de este cruce entre la Coalición Cívica y los filoperonistas de Juntos por el Cambio como los etiquetó Macri, un grupo de ellos lanzó a Emilio Monzó como candidato a presidenta para 2023 y al exfuncionario de María Eugenia Vidal Joaquín De la Torre para la gobernación bonaerense.