yerba1
Yerbateros a las rutas, en protesta por la falta de respuesta de Nación (Fotos PAyS).

Ante la obstinación del gobierno nacional de sostener un precio injusto para la hoja verde de la yerba, el Partido Agrario y Social, que lidera Héctor Bárbaro, volvió a instalar el proyecto de creación de un Fondo Especial para la Yerba, similar al FET. La idea es manejar recursos para sostener el precio en beneficio de pequeños productores y terminar con la dependencia de los laudos de la Nación, que siempre, tienen el objetivo del precio final en las góndolas de Buenos Aires y no la viabilidad de la vida en las chacras.


Posadas (Martes 26 de abril). Mientras el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Ricardo Buryaile, sorprendió al sector productivo yerbatero al ratificar los precios vigentes (laudados en 4.80 pesos para el kilo de hoja verde y 18.03 para la canchada) y pedirles tiempo para entender la problemática del sector, desde Misiones, el Partido Agrario y Social (Pays) que lidera el diputado Héctor “Cacho” Bárbaro, volvió a insistir con un viejo Proyecto para modificar los Artículos 21 y 22 de la Ley 25564 de Creación del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) e incorporar así una tasa del valor promedio de la yerba para crear, con esos recursos, el Fondo Especial Yerbatero (FEY), similar al de los tabacaleros (FET).
Para ello convocó a los productores yerbateros a una reunión que realizarán este sábado 30 en el cámping municipal Muruñak de Aristóbulo del Valle, donde además de discutir la coyuntura yerbatera, quieren avanzar con el armado de una nueva asociación que contenga también a los pequeños productores del sector.
La actitud del ministro nacional, Ricardo Buryaile, que este lunes no sólo desoyó el reclamo del sector al ratificar los precios vigentes sino que también los acusó de “perder el equilibrio” por los cortes de ruta que llevan adelante, puede favorecer a la convocatoria del diputado Bárbaro, por más que el Proyecto que pretende reflotar ya fue desaprobado hace algunos años en la Legislatura misionera, cuando intentó que los diputados y senadores por Misiones avancen en la modificación de un par de artículos de la Ley que creó el Inym.
En la misma noche de este lunes, la repuesta de la Nación llevó de nuevo a los productores a protestar a las rutas misioneras. Están molestos porque no sólo desoyeron su pedido sino que tampoco logran que se cumplan las pautas, como el pago de contado. En este sentido, el propio ministro del Agro y la Producción de Misiones, José Garay, admitió que los productores “no están contentos con esta decisión (de la Nación) ni con los pagos a largo plazo” y calificó a esa maniobra como “especulación de algunos monopolios que se quieren quedar con el negocio de la yerba”.

“Así como está, el Inym no sirve”
La propuesta del Bárbaro se resume en la creación de un impuesto sobre la venta de estampillas (ya sea un monto fijo o porcentual, ajustables) para crear el Fondo Especial Yerbatero “que beneficiaría –dice-, a unos 30 mil productores con un incremento mínimo sobre el paquete de yerba”. Hay unos 17 mil productores registrados en el Inym “pero muchos otros, entregan sus producciones en negro”, dice.
Este lunes, el Pays emitió un comunicado de prensa donde Bárbaro asegura que “el Inym no maneja nada; lo único que hace es mandar el laudo a la Nación y allá, un funcionario que no es misionero ni conoce el sector yerbatero es el que fija los precios. Así está, el Inym no le sirve a los productores”.

Recursos para el FEY
De acuerdo al Inym, Misiones produce poco más de 800 millones de kilos de hoja verde que se convierten entre 250 y 270 millones de kilos de yerba canchada. “Digamos como promedio que son 250 millones, a los que les aplicamos, por ejemplo, una tasa de 3,50 pesos en la estampilla para formar el fondo FEY -no hay que olvidar que el Inym tiene una gravamen de 50 o 55 centavos- nos arroja una eventual recaudación de más de 840 millones de pesos de esa yerba salida del molino y ya empaquetada”. La que propone apunta a beneficiar sólo a los pequeños productores, es decir, a los que plantan hasta diez hectáreas que, son cerca del 80 por ciento de los productores de yerba. Esta situación que desnuda otra realidad: el 20 por ciento de los que se dedican a la actividad, producen el 70 por ciento de la yerba que circula en el mercado “y esto es una locura, porque no se aplican medidas de cupificación en el sector ni nada”, aseguró.
En ese contexto, entiende que “el dinero de este FEY serviría a los secaderos, al molinero, a los colonos y a los tareferos” pero además, dice, “con este sistema se podría blanquear toda la yerba, porque hay productores que venden en negro” y este fondo vendría a regularizar la situación como lo hizo con el tabaco”.

Semana de reunión y de acción
Los productores quedaron molestos por la negativa de la Nación de rever los precios fijados. Pedían actualizar el precio de la hoja verde de 4.80 a 5.17 pesos y de la canchada de 18.03 a 21.27 pesos pero además, algún mecanismo que garantice el pago de contado frente a la abusiva actitud de industriales de pagar con cheques hasta con un año de plazo. Solo les prometieron, una vez más, que verán si logran que les paguen al contado.
Molestos, volvieron a asentarse a la vera de las rutas y esta semana analizarán las acciones de protesta y de presión. Para el sábado está prevista la reunión impulsada por Bárbaro para avanzar en la creación de una organización que contemple sobre todo, a los pequeños productores, los más afectados de esta situación.

yerba2

Anuncios