Para leer lo subyacente en el mensaje de las urnas se debe comparar las elecciones de ayer con las paso de 2013. La Renovación creció del 36 al 41 por ciento, mientras que la UCR que entonces obtenía el 25% hoy, como aliado a Cambiemos llegó al 28. Entonces en la UCR ya se sentían gobierno. No pasó nada.

Posadas (Lunes, 14 de agosto) Las elecciones de medio tiempo que, sólo son convocadas para renovar bancas parlamentarias tienen en la Argentina su propia peculiaridad. La gente se suelta más que en las generales cuando debe elegir presidentes o gobernadores. La lectura de datos para descubrir tendencias, no deben caer en la tentación de comparar peras con manzanas, o si se quiere en una hoja de té con una de yerba mate. Es el error que se comete cuando se comparan elecciones de diferente naturaleza entre sí. Los 41 puntos que obtuvo la Renovación ayer y los 28 de la alianza Cambiemos no son comparables a los 62 con los que los misioneros consagraron a Hugo Passalacqua en 2015. Hay que medirlos, para saber dónde se está parado, con una elección similar: con las paso de 2013.
En las tablas anexas se puede comprobar que la Renovación creció del 36,6 al 41 por ciento, mientras que la alianza que ayer obtuvo 28,7 está integrada por la UCR que había obtenido el 25,6%. Ahí cerca, con el 23,1% había llegado el Frente Unidos que sumaba al puertismo con el sindicato de camioneros y el sello de Sergio Massa.
Datos que arrojan luz sobre una realidad concreta. Es lo que hay que comparar. Mientras la Renovación mantuvo la misma estructura de alianzas, Cambiemos es hoy la suma de la UCR y se supone el puertismo en la diáspora el más de derecha seducido por Macri. Y crecieron tres puntitos. Después de esas elecciones en la UCR se sentían gobierno. No pasó nada.

RESULTADOS PASO 2013resultados paso elecciones 2017resultados paso elecciones 2017 2

Anuncios