El ministro del Interior Rogelio Frigerio justificó el reclamo de Buenos Aires ante la Corte Suprema para que se le aumente el Fondo de Reparación del Conurbano que se constituye con recursos de todas las provincias. De todos modos, en una entrevista exclusiva concedida a nuestro periodista Alejandro Spivak, afirmó que “los fondos para las provincias están garantizados.

Puerto Iguazú, (Martes, 15 de agosto, enviado especial). El ministro del Interior Rogelio Frigerio en cierta forma defendió la iniciativa de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Vidal quien recurrió ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación con el objetivo de que se le aumente el importe que percibe compensación del Fondo del Conurbano Bonaerense que se constituye con recursos que pertenecen a todas las provincias.
Si el fallo de la Corte favorece a Vidal y a Buenos Aires, las provincias dejarán de percibir un importe más que importante. En el caso específico de Misiones la reducción de los fondos se ubicará en torno de los 3 mil millones de pesos anuales y que implicarían por derrame que los municipios dejen de recibir unos 300 millones de pesos anuales.
En la última reunión de la liga de gobernadores que tuvo lugar antes de las elecciones en la Casa de Entre Ríos en Capital Federal los mandatarios provinciales decidieron solicitar audiencias con la Corte Suprema de Justicia de la Nación para explicar la situación de cada una de las provincias.
Como se informara en ediciones anteriores los primeros en solicitar audiencia fueron los gobernadores de Misiones Hugo Mario Passalacqua y el de Chaco Oscar Domingo Peppo. En los próximos días se supo que los demás jefes provinciales elevarán dicho pedido.
En la entrevista concedida a este medio, el viernes 11 antes de regresar a Buenos Aires después de haber participado en el acto de cierre de la campaña de Cambiemos en Eldorado, el ministro Frigerio dio otra versión al afirmar que “fue la Corte quien convocó a los gobernadores y no los gobernadores quienes solicitaron la reunión”. Sin embargo, fue el mismo gobernador Passalacqua el que reveló que había firmado un pedido de audiencia formal ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para rechazar que se le otorgue a Buenos Aires cualquier fondo extra que afecte los recursos de las otras provincias. El anuncio lo hizo la noche anterior a nuestra entrevista con Frigerio, en un programa de televisión emitido en el Canal 4 de Posadas.
Ante nuestra repregunta sobre el origen de los fondos que compensarían a Buenos Aires, el ministro del Interior, que integra la mesa chica de la Presidencia, sosuvo que “independientemente de lo que resuelva la Corte de Justicia de la Provincia tenemos que sentarnos a dialogar en los próximos días con los gobernadores para resolver este tema”.
Aseguró que con la reforma fiscal que se viene en los próximos días no implicará descuento de fondos para las provincias. “Los fondos para las provincias están garantizados”, enfatizó. “Es más, las provincias están recibiendo un promedio de entre un 75 y un 80 por ciento más de recursos en este primer semestre de este año con relación al primer semestre del año 2015 esto demuestra que los recursos para las provincias están garantizados”.

La pulseada por el dólar

El viernes concluía una semana complicada para el gobierno nacional por la escalada del dólar que no se podía frenar ni con la intervención del Banco Central. Ese día a la mañana, el ministro Frigerio puso en análisis el tema desde una perspectiva histórica. Consideró que el fracaso de los gobiernos anteriores desde 1983 hasta 2015 en la cuestión económico financiera y en la cotización del dólar, y que en algunos casos llegó hacer tambalear algunos de los gobiernos, se debió a que “no implementaron el sistema económico que pusimos en vigencia desde el 10 de diciembre de 2015 tras la asunción de Mauricio Macri como presidente de la Nación”.
Frigerio fue contundente al sostener que “tenemos tipo de cambio flexible, un banco central independiente del gobierno nacional”. Así y todo justificó la intervención del Banco Central en la venta de la moneda norteamericana para frenar su suba, venta que en una semana superó los 1.800 millones de dólares. “Está bien que el Gobierno salga a vender dólares y que el Banco Central intervenga, lo hacen todos los países que además tienen un tipo de cambio flexible”. Y explicó que “el gobierno nacional interviene cuando la situación de compra y venta de dólares puede alterar los mercados o la decisión de inversión y eso también hace justificable, como dije la intervención”.
En este contexto, fundamentó la independencia del Banco Central como requisito central para que los argentinos volvamos a confiar en el peso. “Por eso debemos combatir la inflación, teniendo un Banco Central independiente y responsable como lo tenemos hoy en día”, insistió para subrayar que “esta es la mejor política cambiaria y por eso la adoptan la mayoría de los países”.
Ya antes del respaldo conseguido en las urnas el domingo 13, Frigerio anunciaba que el Presidente se comprometió a enviar en los próximos días un proyecto de ley al Congreso de la Nación “para comenzar a darle alivio fiscal a la gente y al sector productivo”. Se esperanzó en el acompañamiento de las provincias que, constitucionalmente tienen derechos sobre la imposición que hoy están delegadas en el Estado nacional pero sin renunciar a sus potestades. De todas maneras, el funcionario nacional insistió en la prédica de Macri al opinar que “Misiones también debe bajar los impuestos porque son muy altos y, por consiguiente, debe darle alivio fiscal a la gente”. Para Frigerio en este pedido deben ingresar también los municipios “porque muchas veces esconden impuestos excesivos junto con el pago de la tasa retributiva a la propiedad o tasa de comercio o barrio y limpieza, entre otros”.

Anuncios