Los videos de Macri y Frigerio pidiendo a los misioneros el voto por Schiavoni desarmaron teorías conspirativas de un presidente escondido por la caída de su imagen. Una mirada estratégica ve más lejos que un resultado electoral. La Casa Rosada se juega y el presidente del PRO pone el cuerpo para dejar instalado un proyecto alternativo en la provincia que tendrá el respaldo de más de 100 mil misioneros. Es el legado de Schiavoni que por eso desactivó a los gurcas de la campaña con el propósito de discutir ideas y propuestas.

Martes, 28 de mayo de 2019. Mauricio Macri se sumó a la campaña electoral en Misiones para pedir el voto en favor de Humberto Schiavoni. En un breve mensaje a través de un video difundido el 24 de mayo, instala dos conceptos: cambiar el futuro de la provincia y la conveniencia de trabajar en equipo ya que revela que lo conoce desde hace mucho tiempo y “vamos a trabajar juntos”. Es lo que rescata Schiavoni en el posteo en Facebook: “Votemos un cambio, seamos un mismo equipo con Mauricio, y hagamos juntos todas las obras públicas que necesitamos los misioneros para vivir mejor”. En el mismo tenor se había pronunciado dos días antes, el ministro político del Gabinete nacional, Rogelio Frigerio que agregaba la promesa de realizar obras de agua potable y cloacas. “Si votamos un cambio en Misiones y somos un mismo equipo con el Gobierno Nacional, podemos hacer las obras públicas que necesitamos y crear mucho trabajo”, rubricó el candidato de la alianza Cambiemos que el 2 de junio se presenta como Juntos por el Cambio.
Evidentemente la alianza Cambiemos en Misiones no está escondiendo al presidente como interpretan algunos analistas y adversarios políticos. Ni tampoco hay temor en la Casa Rosada de pagar el costo político de un resultado electoral muy probablemente adverso ya que ni las encuestas de Peña dan posibilidad alguna al candidato del oficialismo nacional.
El desafío del presidente del PRO
Pero en este respaldo explícito de Macri y Frigerio al que se suma hoy la foto con Patricia Bullrich aquí en Posadas, hay una referencia para el análisis.
No es fácil la jugada de Schiavoni. Se expone a presiones como la que traduce una nota publicada hace un mes en Buenos Aires en lapolíticaonline. Como si lo estuvieran esperando para pasarle facturas se advertía que “el presidente del PRO enfrenta un desafío difícil en Misiones ya que está muy lejos del frente que gobierna la provincia”.
Desde la edición de la página que dirige Ignacio Fidanza, se afirmaba que “la elección de Misiones amenaza al macrismo con una paliza histórica en la que la Rosada no tendrá la excusa de culpar a los candidatos radicales porque el derrotado será el presidente del PRO, Humberto Schiavoni”. Y agregaba que “Schiavoni, que está junto a Mauricio Macri desde los inicios del PRO, es el candidato de la Rosada y reporta directamente a Marcos Peña. En Misiones hablan de un eventual triunfo categórico del candidato oficialista, Oscar Herrera Ahuad, vicegobernador de Passalacqua. Una derrota de Schiavoni sería un golpe directo al poder de Marcos Peña. En las siete derrotas que acumula Cambiemos en lo que va del año, la Casa Rosada maniobró para que sean los radicales los que paguen el mayor costo. En el caso del senador y presidente del PRO Nacional esto será imposible”.
Y reitera que “una derrota de Schiavoni será un golpe de lleno al esquema de poder de Peña”.
El pueblo no gana ni pierde elecciones
En la nota se afirmaba que “el frente se rebautizó “Juntos por el Cambio” porque Cambiemos era un salvavidas de plomo”. Los apoyos explícitos de la Casa Rosada refutan la interpretación de un Macri escondido debajo de las boletas porque resta votos. En el video Macri pone la cara y desarma esas especulaciones.
Macri juega su prestigio junto a Schiavoni quién además pone el cuerpo.
Desde esta perspectiva, la candidatura del senador por Misiones y presidente del partido que es el eje de la alianza que gobierna el país, deja la comodidad de la poltrona en el Congreso de la Nación para ponerse al frente de un proyecto. La decisión no debe medirse, entonces, en función del resultado electoral.
Cabe aquí un paréntesis. “El resultado” de las elecciones, de cualquier acto electoral, determina ganadores y perdedores. Pero el pueblo, que se pronuncia en las urnas no gana ni pierde, se expresa.
Así entonces, Schiavoni muy probablemente pierda las elecciones pero sus votantes reflejan, develan y opinan. Por supuesto que la cantidad tiene una relación dialéctica con la calidad. Y muy probablemente, también, serán muchos más de 100 mil misioneros los que dejen un mensaje con su voto.
El legado de Schiavoni
Desde esta perspectiva, la candidatura de Schiavoni no constituye un desafío para la Casa Rosada sino más bien una misión. Se postula para dejar planteada una alternativa que con otro candidato, más si era de la UCR, quedaría diluida después de las elecciones. Ese es el legado de Schiavoni. Y está explícito en la forma en que encaró la campaña.
Ante todo, desde que fue consagrado candidato decidió obturar a los gurcas tanto del PRO como de la UCR para pedicar una campaña de ideas, con argumentos, lejos de la grieta, de las descalificaciones y de la tendencia en la argentina de judicializar la política.
Por eso hoy en Telam habla del proyecto. Sostiene que “Misiones tiene un enorme potencial, pero para desarrollarlo es necesario un cambio. Es necesario trabajar activamente para desplegar todas las fuerzas productivas y sociales que permitirán reubicar a nuestra provincia en una posición de liderazgo…Sabemos que Misiones cuenta con ventajas competitivas que requieren ser estimuladas para que promover una expansión equilibrada en toda la provincia. No es una realidad sostenible que el 70% de las exportaciones argentinas se originen sólo en tres provincias: Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Por eso decidimos trabajar intensamente en una planificación del desarrollo misionero que llevaremos adelante en caso de que la ciudadanía elija nuestra propuesta”.
Los discursos y las declaraciones que fue formulando en este mes en una campaña, corta pero intensa, tuvieron como marco de referencia conceptual la elaboración del plan de desarrollo elaborado conjuntamente con la Fundación Pensar. Su presentación en el Hotel Urbano el lunes 13 de mayo resume los principales lineamientos de las propuestas de gobierno.
Dividida en áreas de gestión, hace referencia a las inversiones necesarias en energía que estima en 500 millones de dólares en el Sistema interconectado provincial más el  fortalecimiento de EMSA/cooperativas. Invertir 130 millones de dólares en la creación de un sistema integral e agua potable y duplicar la cantidad de misioneros con el servicio de cloacas a un costo de 180 millones de dólares.
También tiene proyectos para los servicios de Salud y Educación, soberanía alimentaria e inversiones en turismo que en realidad se corresponden con el rumbo de la gestión del gobierno provincial. La gran diferencia del proyecto radica en la cuestión fiscal. La Propuesta es la tradicional de bajar la carga impositiva para aliviar al Capital y de esa manera generar más puestos de trabajo. Diríamos que es el contrapunto doctrinario más claro con la Renovación.
Para ser precisos vale leer directamente los lineamientos en el documento oficial de la Fundación Pensar: