La Municipalidad depositó en un solo predio los automóviles acumulados en las comisarías. Un vecino cedió un lugar en la colonia Línea Paraná para ubicarlos hasta que sean compactados.

Lunes 1 de febrero de 2021. Unos 200 vehículos secuestrados y a disposición de la justicia, que durante años fueron acumulándose en los predios y calles adyacentes a las comisarías Primera y Segunda de Puerto Rico, fueron depositados en un solo predio, ubicado en Colonia Línea Paraná, en un espacio cedido para ese fin por un vecino de la comuna.
Previa realización del estudio de impacto ambiental y luego de cumplir con todas las exigencias que determinaron los especialistas mediante dicha evaluación, se ejecutó esta decisión política del intendente Carlos Koth, dando respuestas así a antiguos reclamos de muchos contribuyentes, ya que la acumulación de estos vehículos en lugares urbanos, transformó a esos espacios en verdaderos focos infecciosos, especialmente para la procreación del mosquito transmisor del dengue, entre otros.
Esta medida se ejecutó como una solución transitoria a un grave problema, de índole sanitario y hasta estético, ya que la definitiva llegará de la mano de una ley de compactado de estas unidades.
Mientras tanto, los vehículos fueron depositados ordenadamente en el espacio citado, ubicado en cercanías a la sede de la División Montada de la Policía, donde fueron tapados y quedaron bajo el cuidado de los uniformados de la fuerza de seguridad provincial. El predio fue iluminado y contará también en breve, con un sistema de video vigilancia, informó el área de prensa de la Municipalidad de Puerto Rico.

Vehículos secuestrados antes de la relocalización.