“… mecen sus ramas animadas / susurrando secretos a las hadas / alfombrando el suelo en sus jugadas…”.

Domingo 29 de agosto de 2021. Andrea Reyes, docente y escritora misionera, acercó a Misiones Plural el soneto Árboles, de su autoría, en conmemoración al Día Nacional del Árbol que se celebra, desde 1900, cada 29 de agosto.
El soneto Árboles dice:

Hamaca su follaje en el patio
meciéndose con mimos elegantes,
en amarillo campaneo, el lapacho
ante un cielo de agosto intimidante.

Recreando los juegos infantiles
esparciendo algodones en penachos
desde lo alto saluda gentilmente
el estoico, original, palo borracho.

Ambos mecen sus ramas animadas
susurrando secretos a las hadas
alfombrando el suelo en sus jugadas.

Hace añares conviven en la escuela
amarillas campanas y blancos algodones
entre pelotas, risas y rayuelas.

El Día del Árbol

En la República Argentina, el principal impulsor de la actividad forestal fue Domingo Faustino Sarmiento. Luego, en 1900, un exponente de la Generación del 80, Estanislao Zeballos, estableció en el Consejo Nacional de Educación un día especial: fijó al 29 de agosto como el Día Nacional del Árbol.
Ese mismo 29 de agosto de 1900, Zeballos fijó un día para reflexionar sobre el cuidado y protección de superficies arboladas y establecer una política para plantar distintas espacies en diferentes espacios, con una mirada ambientalista.
Suecia fue el primer país del mundo en instituir el Día del Árbol, en 1840, para de esa manera concientizar sobre la importancia de los recursos forestales, el cuidado de los árboles y fomentar en los niños el conocimiento y la práctica del cuidado del ambiente.
En Argentina, antes de Zeballos, le atribuyen a Domingo Faustino Sarmiento el impulso forestal.