La exclusión de Misiones del dragado de la hidrovía y del trazado del gasoducto que prioriza la exportación al Brasil, removió la bronca en Misiones por el veto presidencial a la Zona Aduanera Especial. Desde todos los sectores, clases sociales y la gente común salieron a respaldar con indignación los reclamos del Gobernador a la Casa Rosada. Herrera Ahuad puso la cuestión como eje del voto en las elecciones y tuiteó: “los candidatos de la Renovación que son los únicos en garantizar el cumplimiento de los objetivos del proyecto Misionerista”.

Por Alejandro Fabián Spivak
Fotografía temática tomada de Internet.

Domingo 29 de agosto de 2021. Expresiones de un amplio arco de representación sectorial, político y social se manifestaron esta semana en contra de la discriminación que sufre Misiones en todas las últimas decisiones en políticas estructurales que ha tomado el gobierno nacional.
Cámaras de empresarios y sindicatos coincidieron en subrayar que no deja de llamar la atención la permanente falta de preocupación de la Casa Rosada por las demandas, los derechos y las necesidades que tiene la provincia de Misiones.
Comentaban los empresarios que esta semana trascendió que hay un plan para exportar gas natural a Brasil, cuando Misiones todavía no cuenta con el gasoducto ni compensación en el precio de la energía por esa marginación. También se conoció en la semana la creación del Ente que administrará la Hidrovía, que en el planeamiento de las obras que se difundieron se incluye el tramo del río Paraná que va desde Barranqueras hasta el río de la Plata, es decir que nuestra provincia no está contemplada en el dragado del río, imprescindible para la navegación.

Respaldo de todas las clases sociales
Desde todas las clases y sectores sociales, hubo así un contundente respaldo al enérgico reclamo que hicieron llegar a la Casa Rosada, el gobernador Oscar Herrera Ahuad y del conductor de la renovación, Carlos Rovira. El Gobernador tuvo incluso la posibilidad de planteárselo al Presidente cuando se encontraron esta semana en Catamarca por sus doscientos años de autonomía política.
Precisamente, la autonomía de las provincias es lo que está en juego en las elecciones primarias que habilitan a las legislativas de octubre.
Ya que la bomba que estalló por el dragado y la decisión de priorizar la exportación de gas al Brasil antes de cubrir nuestro territorio, las dos situaciones, fueron inexorablemente comparadas por la dirigencia misionera con la cachetada todavía fresca del veto a la Zona Aduanera Especial, una herramienta imprescindible para Misiones que como se sabe tiene sus fronteras con el Paraguay y el Brasil, que aquí se vive, se palpita y se sufre en lugar de integrar, debido a las asimetrías macroeconómicas que son, responsabilidad del gobierno central por las facultades delegadas constitucionalmente por las provincias a la Administración Nacional.
Otra vez la planilla excell. Sumas y restas sin rostros. La frontera en los partidos de Buenos Aires no es más que una línea en el mapa.
Los empresarios siguen sosteniendo que nunca se recibió una explicación convincente por el veto ya que la fórmula aprobada en la ley de Presupuesto había llegado al Congreso de la Nación de una manera cuidadosamente detallada en las ecuaciones que refutan el argumento de la caída de la recaudación. Hay varias variables en la fórmula. Una que, según la Cámara de Comercio es el dato que en Buenos Aires no tomaron para decidir el veto, es el volumen de divisas que se fugan, fundamentalmente al Paraguay por el tráfico fronterizo en tiempos de normalidad sanitaria. Las compras en Encarnación por un lado alivian los bajos salarios, por el otro constituye en un obstáculo para la circulación del dinero.
Lo que sucede en el comercio fronterizo en Misiones es paradigmático. Materializa efectos de la Política. Cualquier misionero entiende en su práctica cotidiana la relación entre la provincia con la nación. Siente como la Política golpea en la vida de cada asalariado, de cada comerciante y de cualquier emprendimiento que demande inversiones.
Si en los últimos años los habitantes de la zona centro de la provincia o de la región del alto Uruguay, o en Iguazú, o en Posadas vieron cerrar una Pyme, quizá no asocien que sea efecto de políticas neoliberales aplicadas durante el gobierno de Macri, cuando un funcionario en el Puerto de Buenos Aires, sin conocer el país, abrió indiscriminadamente las importaciones y no supo que eso tenía impactos, en el empleo y el trabajo de los misioneros. Quizá no asocien que el trabajo se perdía porque en la Casa Rosada no entienden el impacto de las asimetrías en las economías de provincias de frontera y en ninguna como en Misiones que se ve desinstrumentada por decisiones como el veto del Presidente.
Es decir que la relación Nación – Provincia no es neutra. Impacta. Los gobiernos nacionales no tienen una mirada estratégica: ¿dónde nos conviene hoy fortalecer centros urbanos y políticas de promoción poblacional? Alberto Fernández lo dice pero no lo practica: la defensa del territorio nacional, y la custodia de los recursos naturales estratégicos, empieza por poblar las zonas. Pensar las claves del desarrollo de cada provincia en función de propia determinación. Sólo así, desde las miradas de cada provincia podría empezar a diseñarse una política integral de desarrollo humano y sustentable.
Desde la creación del Mercosur, a los gobiernos nacionales les faltó hacer una integración que sea querida y valorada por los ciudadanos de cada país. Ni idea en Buenos Aires de las necesidades de nuestra frontera porosa con Brasil. Los progresismos de principio de siglo avanzaron mucho en la integración política. Pero por ausencia de una integración física, que nuestro pueblo sienta que gracias a la integración regional uno puede cruzar libremente a Brasil o al Paraguay en toda la zona de Misiones, la contraofensiva del neoliberalismo pudo desarticular lo conseguido.
Entonces nos faltó el pilar de la integración física para llevar el valor de la integración a la vida cotidiana de cada argentino.
No hay ningún caso en la historia de la humanidad en el que un país del tamaño de Argentina haya logrado bienestar de su pueblo y su gente a través de la sumisión, y asimismo no hay provincia que pueda desarrollar y preservar su identidad a través de la sumisión, no ya al imperio sino a los intereses, que en la Argentina se identifican con los porteños.
La autonomía es así una convicción política pero también es una herramienta obligatoria y necesaria para que todos los misioneros podamos comer, vestirnos, educarnos y tener trabajo.

Elecciones y derechos de Misiones
Es el contexto que define la significación de las elecciones. ¿Qué se vota en las Paso y en las Legislativas?
La Renovación insiste en que el veto, el dragado y el gas natural son decisiones políticas del poder central que deben ser tenidas en cuenta por los votantes a la hora de definir qué diputados nacionales quieren: diputados que defiendan al kirchnerismo y al macrismo, o diputados que defiendan y reclamen por las necesidades de los ciudadanos misioneros.
Se indica que lo dejó en claro el gobernador Oscar Herrera en una zaga de twitter publicados este sábado, donde expresó que “los candidatos de la Renovación que son los únicos en garantizar el cumplimiento de los objetivos del proyecto Misionerista”.
“Estos son intereses superiores que nos guían hacia la felicidad del pueblo y que solamente entendemos los que las palpamos día a día”, indicó.
Remarcó que “esta situación tropieza con el desconocimiento o la mezquindad de quienes no comprenden nuestra realidad. Por eso es necesario el acompañamiento a Carlos Fernández, Claudia Gauto y Fernando Meza como Diputados Nacionales”.
“Son los únicos que se comprometen firmemente a rescatar los derechos que los Misioneros nos merecemos, como la ley de creación de la Zona Aduanera Especial que fue vetada, entre otras demandas que tenemos los misioneros y que no vamos a descansar hasta que se cumplan”, enfatizó el mandatario provincial.
Precisamente, son los temas que serán los primeros proyectos que presentarán Carlitos Fernández, Claudia Gauto y Fernando Meza en caso de ser electos como diputados nacionales: pelear por la Zona Aduanera Especial, el Gasoducto, obras de redes eléctricas, la hidrovía y el tren a Misiones.
El senador Humberto Schiavoni del PRO también mostró su indignación. En su cuenta de Twitter sostuvo que “la exclusión de Misiones de la hidrovía es una discriminación por parte del Gobierno Nacional y representa un nuevo golpe al potencial exportador misionero”. Y reveló que “por ese motivo, presenté en un proyecto solicitando que se incorpore la traza de la hidrovía correspondiente a mi provincia, vital para el desarrollo exportador y productivo”.
Pone así en evidencia la existencia de consensos básicos alcanzados en la política misionera y la imposición de la prédica misionerista como esquema conceptual referencial para la toma de decisiones.
Pero no es lo mismo plantearlo desde una organización política que piensa el país desde Buenos Aires como sucedió en el gobierno de Mauricio Macri que ni siquiera se dignó a reglamentar el artículo 10 de la ley para las pymes, que plantearlo desde la construcción política de autonomía que plantea la Renovación.

Contundente respaldo empresario
Los reclamos del Gobernador tuvieron el respaldo explícito de la Confederación Económica de Misiones (CEM), que sostiene que con la decisión de dejar la Nación afuera del dragado de la hidrovía y, por consiguiente, del manejo del órgano constituido al efecto “la Nación sigue quitándole herramientas a Misiones para ser competitiva en la región”.
“Esta vía navegable es una oportunidad única para poder llegar a los puertos con destino posterior a mercados externos e insertarse definitivamente en los centros de consumo en igualdad de condiciones reduciendo costos de logística que hoy van en detrimento de nuestra matriz productiva”.
El presidente de la CEM, Alejandro Haene, recuerda asimismo que “esta omisión del gobierno nacional del tinte de la del veto a la Zona Especial Aduanera se contradice con las demandas que Misiones ha justificado con creces debido a que por su condición geográfica se le hace imposible hacerles frente a las economías de Brasil y Paraguay con las actuales condiciones”.
La entidad madre del empresariado misionero observa con suma preocupación que, “con disposiciones de este tipo, la Nación sigue impidiendo que la provincia este a la altura de las circunstancias en un momento singular en el que el Puerto de Posadas está haciendo inversiones significativas para dotarlo del equipamiento necesario para su funcionamiento”.
Asimismo, la Cámara de Comercio e industria de Posadas, a través de su presidente Sergio Breziski acompañó las declaraciones de la Confederación Económica de Misiones y respaldó en forma contundente el reclamo del Gobierno de Misiones: “una vez más Misiones es postergada por el gobierno nacional”
De su parte el presidente de la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines de Iguazú Santiago Lucenti se sumó también en el apoyo al reclamo político del Gobierno: “Misiones debe reclamar por lo que le corresponde, acompaños al gobierno provincial en que Misiones no debe ser discriminada en este y otros temas como el establecimiento de la Zona Franca Aduanera para toda la provincia”..