reunión de comisión 18mayo16 tema yerba

La Cámara de Representantes de la Provincia respaldará la cupificación de la cosecha de la yerba mate con el propósito de equilibrar la oferta y la demanda hoy desbalanceada por la existencia de stocks en mano de la molinería y de los hipermercados. En la Comisión que trata los temas agropecuarios, se  aprobó un dictamen de comunicación en ese sentido, por el cual solicitarán al Inym, como organismo regulador y a la Secretaría de Agricultura de la Nación, que lleven las medidas necesarias para avanzar con el control de volumen de cosecha y con el control de plantaciones para evitar posiciones monopólicas de los grandes productores. El debate en comisión tuvo la participación de miembros del INYM y de alrededor de 20 dirigentes de base representativos de productores y tareferos. Como voceros de estos dos sectores, concurrieron a pedir medidas para enfrentar la crisis que se manifiesta en la caída de precios. El presidente de la comisión Aníbal Vogel señaló que “el objetivo fue escuchar y continuar con esta mesa de discusión. Si bien lo ideal hubiera sido discutir esto en otro momento, no ahora que estamos en una situación de crisis, pero en este contexto necesitamos el acuerdo político conjunto, con el conjunto de la representación, escuchando lo que plantea el pequeño y mediado productor y los tareferos”.

Por Raúl Puentes

Posadas (Miércoles 18 de mayo). La reunión de la comisión de Desarrollo Forestal, Agropecuario y de Cooperativas de la Legislatura misionera debatió por más de dos horas y medias la situación que afecta al sector yerbatero, de la que participaron autoridades del Instituto Nacional de la Yerba Mate (InyM), pequeños y medianos productores y tareferos, quienes reclamaron una solución de urgencia para esta problemática de hoy.

Los legisladores votaron el dictamen por el cual solicitarán al INYM y a la Secretaría de Agricultura de la Nación, que lleve adelante las medidas necesarias para avanzar con el control de volumen de cosecha (cupificación) y con el control de plantaciones para evitar posiciones monopólicas de los grandes productores.

El dictamen se basa en las atribuciones que ya tiene el Instituto. Por ese motivo hace referencia concreta a que los artículos 8 y 9 del decreto reglamentario de la Ley de creación del INYM.

El artículo 8 establece que “El INYM deberá implementar las medidas que resulten necesarias y convenientes para facilitar el equilibrio entre la oferta y la demanda de la yerba mate y derivados. Y el artículo 9 determina los mecanismos. Dice “En caso de constatarse desequilibrio en base a relevamientos satelitales, censos, índices emanados del INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICAS Y CENSOS (INDEC), estadísticas de la plaza comercial, existencia de materia prima, proyección de demanda futura, o de cualquier método que el INYM considere conveniente y confiable. podrá establecer, en forma conjunta con la SECRETARIA DE AGRICULTURA, GANADERIA, PESCA Y ALIMENTOS del MINISTERIO DE L A PRODUCCION, medidas que limiten la producción consistentes en:

  1. a) Fijación de calendario de cosecha;  b) Limitación temporaria de nuevas plantaciones;
  2. c) Aplicación de cupos de cosecha, analizando, en forma prioritaria, un sistema progresivo de menor a mayor.

Proyectos reformistas

En la reunión de la comisión, los diputados del Pays, Héctor Bárbaro y del Frente Renovador, Roxana Argüello, intentaron instalar un debate de proyectos que, si bien tienen el visto bueno de todos los diputados porque apuntan a soluciones de fondo a mediano y largo plazo, quedaron descolocados  por las urgencias demandadas por los productores.

Si bien el presidente de la Comisión, Aníbal Vogel, insistió con que se debatirán las propuestas de los dos legisladores que buscan modificar artículos de la Ley de creación del Inym, Argüello y Bárbaro, aclaró que son iniciativas que no se pueden resolver en la provincia ya que la ley del Inym es nacional. De todos modos, adelantó que seguirán en estudio. La propuesta de Bárbaro de crear un Fondo Especial Yerbatero -de funcionamiento similar al de los tabacaleros-, tiene ya la aprobación de los diputados renovadores al punto que en la sesión del jueves 12, Carlos Rovira anunció su total respaldo a la creación de ese Fondo.

Como ajeno a las inquietudes inmediatas de los productores y tareferos presentes, el legislador del Pays insistió en explayarse y fundamentarlo. Terminó protestando por el mecanismo de votación impuesto por Vogel y en consecuencia se abstuvo de votar el proyecto de Argüello. Esto derivó en varios cruces entre estos dos legisladores y varios llamados de atención de parte del titular de la comisión y susurros a modo de protesta de los visitantes, al punto que, Bárbaro no pudo evitar una discusión por lo bajo con Cristian Klingbeil, vicepresidente de Apam, quién después reveló que se sintió amenazado por el diputado. No fue el único en manifestar su desagrado por las chicanas que se cruzaron los dos legisladores a las que se sumó Gustavo González, antes de abandonar el debate llamado por otras necesidades ajenas al tema yerbatero.

Hugo Sand bramaba, parado detrás de los diputados del PAYS, “estamos en guerra, nos han declarado la guerra, necesitamos respuestas ya”. Y en tal sentido, Escalada y Víctor Kreimer se quedaron hasta las 16:30 con ocho dirigentes para elaborar un declaración de Emergencia del sector productivo yerbatero. (Ver nota aparte)

De todos modos, el reclamo por la solución de fondo fue respaldado por los productores y coincidieron en que las iniciativas de los dos legisladores eran positivas. En ese sentido, reclamaron avanzar con un solo proyecto pero a la vez. Se entusiasmaron, sin embargo, cuando el diputado Hugo Escalada enfatizó que, como poder político, “los diputados  podemos salir con una declaración política fuerte, de respaldo a la actividad y a los integrantes de los sectores más débiles de la producción yerbatera”.

Al final, pasadas las 13,30, la comisión aprobó un dictamen de común acuerdo, sin la firma del diputado Bárbaro y a pesar que el mismo solicitó en febrero, a través de un expediente que ingresó hoy al Plan de Labor, para que el Inym ponga en práctica lo que ya tiene escrito: la cupificación de la cosecha y la limitación de la plantación de manera de lograr un equilibrio en el mercado.

El presidente de la Comisión explicó que habían invitado a autoridades del Inym y a los productores para escucharlos, conocer sus posturas y planteos, para poder avanzar –después- con la discusión de las reformas a la  ley de creación del Inym, pero atendiendo los planteos y posiciones del sector afectado.

Antes de retirarse, el diputado González adelantó que Luis Pastori tiene presentado en el Congreso nacional un proyecto de reforma del INYM. “Lástima que el diputado González se haya retirado –dijo Jerónimo Lagier del INYM- para preguntarle a qué bases consultó Pastori para presentar su proyecto en Buenos Aires”.

Consenso político

“No descartamos nada; todas las ideas son buenas. Bárbaro propone la creación de una tasa nueva (que tiene que salir por Ley) y Argüello propone lo del precio para la yerba envasada salida de molino, que también debe ser por Ley. Ahora, los productores acercaron otras propuestas, también válidas, lo que nos permite concluir que hace falta una discusión general, porque hay que ir con una idea bien clara a pedirle a los diputados y senadores de la nación que nos modifiquen una Ley, cuando el tema involucra solo a dos provincias y nuestros legisladores nacionales deben tener sólidos argumentos para convencer a sus pares”, dijo Vogel.

El diputado también consideró que “hace falta una solución de fondo y para ello debe haber consenso político”. El objetivo fue escuchar y continuar con esta mesa de discusión. Si bien lo ideal hubiera sido discutir esto en otro momento, no ahora que estamos en una situación de crisis, pero en este contexto necesitamos el acuerdo político conjunto, con el conjunto de la representación, escuchando lo que plantea el pequeño y mediado productor y los tareferos, que son el sector vulnerable porque tenemos que cuidar la estructura social del interior, por eso debemos luchar”, agregó.

Vogel recordó que el propio presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, “concluye que debe ingresar más dinero al bolsillo del productor, cuando habla de que el precio debería ser de 50 centavos de dólares, como fue históricamente y que son entre 7 y 7,50 pesos. Ese es el camino, el objetivo”.

Anuncios