Aunque el Tribunal Electoral habilitó cinco lemas para las elecciones del 2 de junio, sólo se potularían cuatro candidates: Herrera Ahuad por la Renovación, Schiavoni por el macrismo, Lenguaza por el pays y Aguirre por el PO. Arandú, el otro partido habilitado, presentará listas a diputades y concejales.

Posadas (Jueves, 4 de abril de 2019) El Tribunal Electoral de la Provincia habilitó anoche al cierre de los plazos legales, cinco lemas para participar en las elecciones generales convocadas para el 2 de junio.
No obstante sólo cuatro de esos lemas postularon candidates a gobernador: los tres frentes: Renovador de la Concordia, Juntos por el Cambio y Popular Agrario y Social, y el Partido del Obrero ya que el otro partido habilitado, el Arandú, sólo presentará lista de candidatos a diputades y concejales y en algunos distritos apoyaría la fórmula de la Renovación para el Ejecutivo.
Los candidates ya confirmados son: Oscar Herrera Ahuad, Humberto Schiavoni, Isaac Lenguaza y Olga Aguirre. En tanto, la presidenta de Arandú, Giselle Dobidenko, confirmó que encabezará la lista de diputades y que en algunos distritos acompañarán a la Renovación votando por Herrera, así como en el orden nacional respaldarán a Unidad Ciudadana. Entre los cargos que buscarán representación se encuentran, diputades provinciales, concejales en Posadas y Defensores del Pueblo en el interior. En consecuencia, aunque no formalmente, Arandú actuaría como una suerte de colectora de la Renovación.
El primer dato a tener en cuenta para analizar la oferta electoral es la comparación con las elecciones anteriores. En 2015 fueron diez los candidates y ahora serían cuatro. Los partidos con poca gravitación electoral se sumaron a frentes y la alianza, salvo el Partido del Obrero que mantiene su identidad en función de la construcción de una alternativa de izquierda en las bases de los sindicatos y los movimientos sociales. Para el PO “la tarea es desenvolver la lucha para enfrentar la ofensiva capitalista ahora, impulsando las acciones de resistencia de los trabajadores y presentando un programa de salida para que la crisis la paguen los capitalistas”. De acuerdo con declaraciones de Mario Coutouné la campaña electoral es un factor de movilización política de los trabajadores. Sostienen que la política de lo que llaman “burocracia sindical”, incluida la que milita en el campo del kirchnerismo, es mantener la tregua con el gobierno, dejando pasar los ataques patronales que están golpeando duramente a los trabajadores. Aquí en Misiones distinguen también el discurso de la gestión de los representantes del Pays, que “han votado la privatización de la salud” y entre otros reproches le adjudican estar dividiendo los movimientos sociales con la promesa del manejo de la obra social. Desde su perspectiva ponen a todos los demás partidos en la misma bolsa.
Pero si bien se diferencia ideológicamente de los partidos “burgueses”, cuando la raya de las dos veredas se traza privilegiando la contradicción Nación – Provincia, el PO queda del lado de la alianza del PRO con la UCR y el partido de Puerta, grupo en el que también cae el Pays que aparece disputando el espacio kirchnerista con Unidad Ciudadana. Desde esta perspectiva, el Frente Renovador vuelve a ser la opción provincialista.