El radical enrolado en FORJA que homologa la resistencia del yrigoyenismo a colaborar con el régimen de la década infame con la resistencia del alfonsinismo a la alianza con Macri fue consagrado gobernador de Tierra del Fuego. Recién esta mañana finalizó el escrutinio provisorio que da ganador a Gustavo Melella. Al mismo tiempo en Usuhaia y en Río Grande ganaron dos dirigentes de La Cámpora.

Lunes, 17 de junio de 2019. Gustavo Melella fue consagrado gobernador de Tierra del Fuego y modifica el mapa polpitico. El actual intendente de Río Grande es un radical en la diáspora que se fue de la UCR cuando la Convención de Gualeguaychú decidió colgarse de la boleta de Mauricio Macri en una coalición meramente electoral en 2016. Enrolado en FORJA, la agrupación que lidera en el orden nacional Gustavo López, que ya en los últimos años del gobierno de Cristina se sumó a su Gobierno, rememora la resistencia del yrigoyenismo en los años 30, cuando la UCR decidió romper su abstención electoral revolucionaria y avaló los fraudes de la llamada década infame. Hoy la Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina, resiste desde el alfonsinismo al régimen de Cambiemos.
Melella cambia el mapa político. Simplificando un radical K se sentará en la mesa de los gobernadores desde el 10 de diciembre cuando, gane quien gane, se abre una nueva etapa en la política argentina. Desde el sur se está demostrando que los alfonsinistas que se fueron del partido para defender sus convicciones nacionales y populares pueden trascender lo testimonial y ganar espacios institucionales. Es también un triunfo en la batalla cultural que libran desde el Movimiento Nacional Alfonsinista que lidera Leopoldo Moreau.
Será una voz potente, con más autonomía de criterios que los dos intendentes electos, enrolados en La Cámpora, que ayer ganaron Usuhaia y Río Santiago.
Con un escrutinio muy lento que apenas iba por el 30% pasadas las 2 de la madrugada, la gobernadora Bertone admitió a esa hora el triunfo en primera vuelta del radical Melella.
El gobernador electo es el actual intendente de Río Grande. Contó con el apoyo del alfonsinismo y ala no peronista del kirchnerismo, como el partido vecinal del bonaerense Municipio de Morón, Nuevo Encuentro. Melella también fue apoyado por Margarita Stolbizer, a pesar de que la ex diputada nacional es parte de Consenso Federal.
El kirchnerismo también triunfó en Ushuaia y Río Grande de la mano del intendente reelecto Walter Vuoto y del elegido por primera vez Martín Pérez, respectivamente.
Tanto Vuoto como Pérez iban colgados de la boleta de Bertone, lo que dejó expuesta el gran porcentaje de corte de boleta a favor de Melella.
Por su parte, además de reconocer la derrota Bertone ratificó su compromiso con la unidad del peronismo y llamó a votar a Cristina Kirchner y Alberto Fernández.
FORJA
El 29 de junio de 1935, un grupo de radicales disidentes fundaron la Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (FORJA). Con el golpe del 6 de septiembre de 1930, que derrocó al presidente radical Hipólito Yrigoyen, José F. Uriburu y Agustín P. Justo inauguraron una década de fraude y negociados. Cuando el Partido Radical decidió abandonar la abstención electoral, el último bastión de resistencia para deslegitimar al régimen, un grupo de radicales –entre los que se encontraban Arturo Jauretche, Homero Manzi, Juan B. Fleitas, Luis Dellepiane, Gabriel del Mazo y Raúl Scalabrini Ortiz- decidieron apartarse del Partido Radical y formar FORJA, un movimiento ideológico que intentó recuperar las ideas de Hipólito Yrigoyen y levantar las banderas de la defensa de la soberanía nacional. Los tangos de Manzi y las categorías jauretcheanas como la rigurosidad de las investigaciones de Scalabrini, fueron contribuciones insoslayables en la cosntrucción del espíritu nacional que estuvo subyacente en la aparición del peronismo.