El gerente de Recursos Humanos de la fábrica de zapatillas Dass, Flavio Olea, explicó que los despidos de personal están vinculados a la caída de ventas en el mercado interno que además sufre la competencia de las importaciones de Asia en forma indiscriminada con precios por debajo del costo laboral en la Argentina. No obstante, el gerente aseguró que los dueños no tienen previsto cerrar las plantas porque “confían que la situación se revertirá en algún momento”

Lunes,17 de junio. Por Alejandro Fabián Spivak. El gerente de Recursos Humanos de la fábrica de zapatillas brasileña Dass de la ciudad de Eldorado afirmó que el calzado deportivo asiático ingresa al país en forma indiscriminada con precios por debajo del costo laboral que las zapatillas que se fabrica en la Argentina. Aseguró que su planta homónima ubicada en la localidad de Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires está pasando por la misma situación. No obstante, el gerente aseguró que los dueños no tienen previsto cerrar las plantas porque “confían que la situación se revertirá en algún momento”
Producción: 55 por ciento menos
La fábrica de zapatillas Dass ubicada en la ciudad misionera de Eldorado no está ajena a la crisis que está viviendo la industria del Calzado desde la apertura indiscriminada de las importaciones. Desde el año 2016 a la fecha la producción de ensamble y fabricación de zapatillas para las firmas Nike; Fila; Umbro; Converse y Tryon se redujo en casi un 55 por ciento; lo que obligó a los directivos a despedir en tan sólo tres años a 880 trabajadores. Hoy la planta produce unos 9.000 pares de zapatillas diarias y dejó de fabricar para las firmas Umbro; Converse y Tryon debido a la falta de pedidos.
En las mejores épocas llegó a trabajar hasta en tres turnos; ya que la producción se ubicabas en torno a los 22 mil pares de zapatillas diarias entre fabricación y ensamble.
Dass Eldorado al igual que la planta homónima ubicada en la localidad de Coronel Suarez, provincia de Buenos Aires están pasando por una grave situación comercial. En el caso particular de la planta situada en Eldorado, tras los despidos de los últimos 15 días (150), el Ministerio de Trabajo de la Nación conjuntamente con el de Producción llamó a conciliación obligatoria para la reincorporación del personal cesanteado. “Nos obligan a reincorporar al personal; pero no estamos en condiciones de hacerlo. No tenemos trabajo para la gente. A nosotros nos gustaría volver a contar con más de 1.400 empleados; pero no tenemos producción. ¿Qué hacemos con los trabajadores; los regresamos a la planta y los mantenemos sentados sin hacer nada las ocho horas de jornada laboral?; se preguntó el gerente de Recursos Humanos Flavio Olea.
En Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires la empresa brasileña Dass tiene la planta “hermana” que también está pasando una situación similar.
En declaraciones al sitio web Informateacá de Coronel Suárez el empresario Eduardo Bakchellian, quien fue el fundador de la empresa Gatic (Adidas), de Coronel Suárez y que años más tarde la traspasó a la brasileña Dass recordó que la planta se fundó en 1976 y que en la década del 90 “llegamos a tener 160.000 metros cuadrados con la última tecnología mundial y un total de 8.200 empleados, de las cuales 6.000 eran del interior”.
“A la empresa Dass, sostuvo, hoy en día se le hace muy difícil competir con el alto precio del dólar y la natural caída en las ventas producto de la crisis económica”
Hoy estas plantas trabajan unas 600 personas con una producción que superan los 7.000 pares diarios de zapatillas; ensamblado y encapellado para las firmas Nike; Tryon y Umbro
En Eldorado

dass 2
En la ciudad de Eldorado, Misiones La empresa brasileña Dass Argentina, comenzó a funcionar en septiembre de 2007 en la ex planta industrial maderera Comalpa Madera. El predio pertenecía a la provincia de Misiones. El entonces gobernador Carlos Rovira ante el pedido del intendente Norberto Aguirre y de los empresarios otorgó en comodato el predio, para la instalación de la planta. El único requiso fue que los empresarios contraten jóvenes eldoradenses otorgándoles la posibilidad de primer empleo.
En diciembre de 2009 El entonces gobernador Maurice Closs firmó el traspaso de otro sector de la planta totalizando así 13.600 metros cuadrados. Dos años más tarde la planta se expandiría los 3.400 metros cuadrados restantes; totalizando 17.000 metros cuadrados cubiertos.
En 2016 comenzó la crisis en el sector de la industria del calzado que obligó a los empresarios que hasta día de hoy se despidiese despedís unas 800 personas y ocupar solamente el 40 por ciento de la planta; según informó el gerente de Relaciones Humanadas Flavio Olea.
Cierres en La Rioja

trabajadores dass
La crisis en la industria del Calzado se extendió a la provincia de La Rioja.
En marzo de 2017 la empresa Unisol que fabricaba zapatillas e indumentaria deportiva para la empresa alemana Puma tuvo que cerrar su planta en la ciudad de Samagasta. En tanto que hace tres días hizo lo propio con la planta fabril situada en la ciudad de Chilecito.
¿El motivo? El mismo. La masiva importación de zapatillas, principalmente de Asia.
“La crisis comenzó a principios de 2016”; afirmó Olea
Mantuvimos una entrevista para http://www.misionesplural.net con el gerente de Recursos Humanos Humanas Flavio Olea de la planta de Dass ubicada en la ciudad misionera de Eldorado, cuyos conceptos principales se transcriben a continuación:

¿Qué producción de zapatillas tiene la planta en forma diara?
“Hoy estamos produciendo 9000 pares de zapatillas diarias; para las marcas Fila y Nike. Dejamos de fabricar y ensamblar zapatillas para las marcas Umbro, Converse y Tryon debido a la falta de ventas de estas firmas”

¿Cuál fue el máximo de producción?
“El promedio de producción de zapatillas diarias en el mejor momento de la planta se ubicaba en torno a los 22.000 pares de zapatillas diarias para las marcas que le mencioné

Para producir esa cantidad de zapatillas. ¿Cuántos empleados trabajaban en la planta de Dass de Eldorado?
“El plantel de trabajadores de operarios se ubicaba en 1.460 que cumplían funciones en tres turnos”.

En la actualidad para producir 9.000 pares de zapatillas; ¿con cuántos empleados cuenta la planta?
“Hoy redujimos el plantel en casi un 55 por ciento; ya que contamos con 620 trabajadores”

¿Cuándo comenzó la crisis de producción?
“Hace varios años que comenzamos a reducir la producción por el problema generalizado que vive el país. Concretamente desde los primeros meses del año 2016”

¿La empresa Dass vende solamente en el mercado interno?
“Sí. Nuestros clientes están en todo el país. No exportamos. En realidad; no podemos hacerlo por un problema monetario. No nos cierran los números. La importación de zapatillas de Asia nos está ahogando porque son mucho más económicas que las que fabricamos aquí. Por tal motivo el imposible competir en el mercado externo porque las fábricas asiáticas están inundando de zapatillas a varios países; inclusive la Argentina.

Por lo que dice la industria del calzado fue uno de los mayores perjudicados con la apertura de las importaciones…
“Si. Junto a la textil. Dass se dedica a fabricar y ensamblar zapatillas ante los pedidos de los clientes y, esos pedidos bajaron considerablemente. Reitero, la importación nos perjudico y mucho. El precio de venta de las zapatillas asiáticas es, inclusive menor que el precio de costo que tenemos nosotros. Insisto, nosotros dependemos de los pedidos y trabajamos con proyecciones de hasta tres meses. Si hoy las empresas para las cuales trabajamos nos solicitan incrementar la producción automáticamente incorporaríamos más personal”.

Si esa proyección vuelve caer, automáticamente deberán despedir más personal…
“Sí. Todo depende de la producción. Si llegase a bajar nuevamente la producción deberemos reducir personal. Esperemos que esto no suceda. Hoy tenemos proyectado la cantidad de personal por línea de producción cada línea cuenta con entre 30 y 40 personas para la fabricación de cada modelo”

¿En algún momento los directivos de la planta pensaron en cerrar la planta en forma definitiva?
“No. La empresa insiste en continuar e inclusive se realizaron importantes inversiones en maquinarias y se cambiaron los techos de los casi 18.000 metros cuadrados cubiertos que tiene la planta. Confiamos en una recuperación de la crítica situación que estamos pasando. Lamentablemente la planta está en un 60 por ciento inutilizada. Tenemos todas las máquinas dispuestas, lo único que nos falta es que ingresen más pedidos para reincorporar personal”

La empresa también cuenta con una planta similar en la localidad de Coronel Suarez, provincia de Buenos Aires. ¿Está pasando por la misma situación?
“Sí. Es una planta más chica que está pasando por una situación similar a Dass Eldorado”

Del 2007 a la fecha; ¿La actual es la peor época?
“Sí. En 2007 iniciamos, en Eldorado la producción de ensamble de zapatillas con unas 30 personas entre personal administrativo y operarios. A partir de la instalación comenzamos a crecer. Hubo épocas en que tomábamos entre 200 y 300 personas de una sola vez, hasta que, como le dije en el primer trimestre de 2016 comenzamos a despedir personal por la reducción de pedidos. Creemos que este es un ciclo y que vamos a salir adelante”.

La reitero la pregunta. ¿Pensaron los directivos en cerrar la planta en forma temporaria o definitivamente?
“La reitero: no”, seguimos pensando que la situación se revertirá”