Luis Fachinello, presidente de Apicofom, reveló que la devaluación pos Paso produjo una fuerte caída del mercado interno. “No hay precios”, sostuvo pero exhortó a ser “cautos y esperar unos días hasta que el panorama se aclare un poco”. Destacó que “hasta ahora ninguna empresa maderera anunció paralización de producción”.

Martes, 13 de agosto. Luis Fachinello, presidente de la Asociación de Productores de la Industria de la Madera del Norte de Corrientes y Misiones, consideró hoy que un dólar rosando los 60 pesos es muy bueno para la exportación, pero admitió que el problema en la Argentina es que la economía dolarizada arrastra loso precios de todos los productos y se vuelve al punto de partida.
En declaraciones a Radio Spika de Eldorado, se mostró convencido de que el nuevo presidente será Alberto Fernández, y en tal sentido se mostró a favor de que se establezca un diálogo con Mauricio Macri para tranquilizar al mercado.

¿Qué análisis están haciendo en Apicofom de la situación que se está viviendo hoy en el país?
Es prematuro hablar. No obstante, podemos decir que estamos preocupados porque no se están poniendo de acuerdo el gobierno nacional con el posible presidente del país a partir del 10 de diciembre.

Concretamente. ¿El presidente de Apicofom está convencido que Alberto Fernández será el próximo presidente del país?
Todo indica que sí. Será muy difícil para el actual presidente Mauricio Macri revierta los resultados de los comicios del pasado domingo.

En cuánto al valor del dólar. ¿Qué opinión le merece?
Debo ser sincero, un dólar rosando los 60 pesos es muy bueno para la exportación, pero el problema es que la suba de la moneda norteamericana viene acompañada con el aumento de todos los productos. Inclusive tengo entendido que en las próximas horas se anunciaría un nuevo incremento de los combustibles.

¿Cómo le golpea al sector maderero la inflación que automáticamente produce la devaluación?
Muy mal; porque el aumento del dólar si bien nos sirve para exportar, nos mata la inflación que, según pronostican los economistas, este año estará encima del 40 por ciento. Esta es la particularidad de la Argentina donde cualquier devaluación repercute directamente en la economía y en cierta forma ahoga a las Pymes que no son especuladoras.

¿Cómo repercutió el aumento del dólar en el mercado interno?
Muy mal. Se produjo una fuerte caída del mercado interno. No hay precios. Todo lo que compramos es sin precio, es decir nos envían los remitos, pero sin valor. No hay precio para el sector maderero ni para nadie. Se debe ser cautos, esperar unos días hasta que el panorama se aclare un poco.

Un grupo de madereros misioneros, acaban de poner en funcionamiento una fábrica de viviendas de madera con una inversión cercana a los 10 millones de dólares con toma de créditos en dólares. ¿Este aumento del dólar los está haciendo tambalear o previeron que esto podría suceder?

Por suerte tenemos más del 90 por ciento de la fábrica pagada. Nuestra preocupación está centralizada en los insumos y el costo de las reinversiones de las maquinarias. Estamos un poco frenados en el tema de equipamientos.

¿Pensaron en parar la producción?
No, a pesar de que el mercado interno está paralizado. Estamos manteniendo el personal. Hasta ahora ninguna empresa maderera anunció paralización de producción.