Protagonista de la resistencia a las políticas neoliberales que impuso la dictadura. Como representante de Misiones en la Unión Industrial Argentina, UIA, fue uno de los fundadores del MIN, el Movimiento Industrial Nacional que desde el interior de la central empresaria cuestionaba la apertura indiscriminada que fue destruyendo la industrialización de la economía argentina.

Miércoles 20 de enero de 2021. Murió hoy el empresario y dirigente desarrollista, José Luis “Kuki” Coll. El referente de Frondizi y Frigerio en la Provincia. Fue candidato a gobernador en 1983 por el Movimiento de Integración y Desarrollo, MID, en las elecciones generales del 30 de octubre, cuando la encrucijada argentina que dejaba el gobierno de facto planteaba dos urgencias: la recuperación de las instituciones de la República y la reconstrucción del aparato productivo arrasado por las políticas de la dictadura de Videla, pero que aplicaba el nuevo establishment financiero dirigido por Martínez de Hoz. Cuatro décadas después la disyuntiva sigue siendo la misma.
Coll fue un protagonista de la resistencia a las políticas neoliberales que impuso la dictadura. Como representante de Misiones en la Unión Industrial Argentina, UIA, fue uno de los fundadores del MIN, el Movimiento Industrial Nacional que desde el interior de la central empresaria cuestionaba la apertura indiscriminada que fue destruyendo la industrialización de la economía argentina. Fue uno de los dirigentes que se le plantó a Videla para reprocharle el “industricidio” que estaba perpetrando y no le tembló el pulso en firmar la solicitada “Sin Industria no hay Nación”, que en esos años sin garantías, ponía sobre la mesa los apoyos empresarios en contra de las políticas económicas de la dictadura. Aportes que mucho tuvieron que ver con el desgaste de las Fuerzas Armadas por respaldar a la oligarquía financiera.
Repasando su actuación política aparece una constante en sus declaraciones: señalaba que lo importante del desarrollismo es que tiene una claridad en la visión estratégica de largo plazo. Y explicaba la necesidad del movimiento nacional y del frente electoral en el hecho objetivo de que cualquier programa de desarrollo y de cambio estructural requeriría de una sólida base de sustentación política. En consonancia con esa necesidad de construir consensos para definir una estrategia de desarrollo, Coll no se sumó nunca a la construcción política basada en el denuncisimo ni en la difamación, o el ponerse en la vereda de enfrente del que piensa diferente. Entendía que esa es una forma de construcción es muy perversa y contraria a los intereses de la nación, que necesita precisamente todo lo contrario, amplios acuerdos nacionales, entre clases y sectores sociales. Su quinta estuvo abierta a dirigentes de todos los pensamientos como también a artistas que patrocinaba.
Por eso Coll no sólo deja un vacío en la política. Las redes sociales revelan esos otros aspectos de su vida. Vale en este sentido reproducir las palabras de Alfonso Arrechea en su muro de Facbook:

“Murió Kuki Coll
Pésames a esposa, hijas y a sus muchos amigos.
Fue dirigente estudiantil en la Facultad de Ingeniería de la UBA.
En los años previos a 1959 recibió en su casa a Pepe Rebellon Alonso, un militante de la Revolución Cubana, estudiante de ingeniería como él. Lo hospedó y amparó mientras Pepe viajaba a los países vecinos a difundir el movimiento revolucionario.
Luego Fidel llega al poder con Pepe a su lado, Kuki mantuvo esa amistad.
Cuando mi Papá sufrió un ACV lo lleve al CIREN de La Habana, y Kuki amigo de mi hermano generosamente me dió su contacto que nos esperó en el aeropuerto con personal de Protocolo como si fuéramos embajadores, a lo que siguieron unas continuas atenciones, en los dos meses allá -dos viajes de Ramón-
Un gran gesto de Kuki que siempre valoré.
Kuki fue político Desarrollista que más que un partido siempre fue un grupo de amigos bohemios y soñadores, caracterizados por su inteligencia y por ser buena gente, entre ellos mi hermano, mi fallecido primo Nel Cabral, Pepito, Álvaro, Vico, Gordo Alvarez, etc etc.
Cómo empresario hizo de todo, tanto como rutas en Bolivia y Ecuador.
Bueno, tristeza, pérdida, y aunque se busque una justificación no la hay. Misiones es menos rica sin él.”