Denuncian atropellos de parte de Prefectura y del Ibama en el río Uruguay. No los reconocen como trabajadores y les secuestran y destruyen motores, embarcaciones y elementos de pesca. El Pays trabajará un proyecto de Ley.

Martes 9 de marzo de 2021 (Prensa del Pays). Un grupo de las mil familias de pescadores artesanales de Misiones reclamó desde El Soberbio una ley que los proteja a partir de las dificultades que afrontan, según expusieron ante funcionarios de la Nación y la provincia: los atropellos de parte de Prefectura Naval y de las fuerzas brasileñas que cruzan hasta la costa argentina y rompen los botes ya que no los reconocen como pescadores registrados pese al resguardo que les otorga la Ley Federal de Pesca.
Desde el Partido Agrario y Social de Misiones acompañaron el reclamo de estos pescadores que encuentran en los ríos que rodean a Misiones su sustento económico, bajo la modalidad artesanal que se diferencia de la pesca comercial por el cuidado del recurso y el ambiente.
Piden una Ley que regule la actividad y el fomento de la producción de parte del Estado; que cesen las persecuciones y criminalización de la actividad tanto de las fuerzas argentinas como del Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama), quienes destruyen los botes o secuestran los motores.
Como respuesta, el legislador Martín Sereno dijo que presentarán un proyecto de Ley que contemple la actividad, y confía en que la participación de funcionarios de la Secretaría Nacional de Agricultura Familiar sea el puntapié para visibilizar el modo de sustento de estas familias.
Participaron de la reunión el coordinador nacional de Pesca Artesanal de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena (SAFCI), Carlos Bertola; el diputado Sereno, del Pays; el coordinador interino en Misiones de la SAFCI, Marcelo Torres; el delegado de Zona Noreste, Adriano Matter; el concejal Juan “Turú” González (Pays) y técnicos locales.
El pescador artesanal Abel Sepúlveda explicó que el contexto de pandemia agravó la situación y reclamó respeto hacia la actividad. Een ese sentido explicó que preside la Comisión de Regularización del Club de Pesca de El Soberbio, “usurpado por vecinos de un sector político que nos impiden el ingreso” y además los afecta los controles de Prefectura y el Ibama.
“Cuando las fuerzas brasileñas ven que los pescadores tiran un espinel en nuestra orilla, los detienen; los trasladan a Tres Pasos, Brasil, les incautan los elementos que tengan” y los dejan varados en ese país. Para no estar a merced de las fuerzas reclaman una Ley Provincial y evitar así “represión y abuso de autoridad que hace un tiempo causó la muerte de un joven pescador. Queremos que nos dejen trabajar y nos ayuden a parar estas injusticias”, dijo.

Pesca artesanal con derechos
El coordinador nacional de Pesca Artesanal de la Secretaría de Agricultura Familiar, Carlos Bertola, aseguró que buscarán la visibilización de estos trabajadores para revertir la situación que con distintos matices se repiten en otras provincias.
Si bien admitió que muchos pescadores están dentro del Registro Nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, “tendremos que regularizar la actividad con permisos de pesca provinciales, además de dialogar con la Prefectura para que los dejen trabajar tranquilos”
“Hay que regularizar a todos los pescadores y fortalecer la comercialización para generar, después, un buen alimento para los misioneros”, dijo.
Por su parte, Adriano Matter, coordinador en el Noreste de la SAFCI, coincidió con la necesidad de contar con una ley provincial porque “se encuentran desamparados” y lamentó la falta de visibilidad de estas familias que llevan más de 40 años cerca del río. “Tendríamos que estar discutiendo qué financiamiento hay para esa actividad y qué se puede aportar desde el Municipio, por ejemplo, como nuevos mercados de ventas. La reunión fue un primer paso para que los pescadores artesanales se organicen y se conozca que no están en la ilegalidad”.
Desde la Delegación de la SAFCI -dicen- están dispuestos a trabajar con todos los sectores, con el objeto de llegar a todos los lugares donde se vulneren derechos de agricultores, campesinos, guaraníes y pescadores, por ejemplo.