Las efemérides del 1 de julio hablan de dos hechos de la historia política de la Argentina: en 1896 se suicidó Leandro N. Alem, fundador de la UCR, y murió, en 1974, el presidente Juan Domingo Perón, creador del PJ.

Viernes 1 de julio de 2022 (Agencias y MP). Hoy se cumplen 126 años del suicidio de Leandro N Alem, el fundador de la Unión Cívica Radical que se disparó un tiro en la sien a sus 54 años de edad, deprimido por la deriva de su partido. Alem es el autor de la célebre frase, que proclama para ese espacio político, “que se rompa pero que no se doble”.
También militó en el Partido Autonomista y luego en el Republicano,
Alem era hijo de un mazorquero (organización policial que ejerció su acción al servicio de Juan Manuel de Rosas) que ejecutado tras la caída de Rosas. El verdadero apellido era Alén pero Leandro se lo cambió tras la muerte de su padre.
Retirado de la política, volvió para oponerse a la política de Miguel Juárez Celman. Lideró la Revolución del Parque, donde nació la Unión Cívica. La disputa posterior con Bartolomé Mitre llevó a una división: mientras Mitre formaba la Unión Cívica Nacional, Alem creaba la UCR, el partido más antiguo del país.
En 1893 condujo la fallida Revolución Radical y luego comenzarían las disputas con su sobrino Hipólito Yrigoyen.

Juan Domingo Perón
Hoy también se cumplen 48 años de la muerte del entonces presidente Juan Domingo Perón, que murió a sus 78 años. Había asumido su tercera presidencia el 12 de octubre de 1973.
Perón nació en 1895; fue vicepresidente, ministro de Guerra y secretario de Trabajo en 1943. La manifestación del 17 de octubre de 1945 lo catapultó a un primerísimo plano.
Ganó la primera presidencia en 1946 y, en 1949, logró la reelección inmediata, algo inédito en la historia argentina.
La clase obrera ingresó a la arena política de su mano, acompañado por su esposa Eva, en medio de una profunda transformación económica y social del país.
Derrocado en 1955, pasó 18 años exiliado hasta su regreso definitivo en 1973, para ser elegido presidente con el 62 por ciento de los votos. Al morir, lo sucede su vicepresidente y esposa, María Estela Martínez.