Tokio fue elegida como sede de las olimpiadas 2020 y los españoles tomaron la desestimación de Madrid con honda pena.

En la inauguración de Londres 2012 los organizadores pusieron por error la bandera de Corea del norte cuando entraba la delegación de Corea del sur y sonaba su himno.
Pekín 2008 quiso ser boicoteado por la postura sobre el respeto a los derechos humanos del régimen chino, y su posición como invasor del Tibet.
En Atenas 2004 el presupuesto olímpico se disparó tanto que algunos lo apuntaron como uno de los principales factores que influyeron en la posterior crisis económica de Grecia. En deportes de equipo, Argentina logró un inédito doblete en fútbol y básquet.
Sidney 2000 apostó a la ecología y la sostenibilidad, y el uso de las energías renovables, el reciclaje y el ahorro de recursos naturales. El único país, existente en ese momento, que no participó fue Afganistán, excluido desde la instauración del régimen de los talibanes.
En 1996 Atlanta fue elegida como sede olímpica con polémica: era inédito que se repita el país organizador en tan poco tiempo. Atenas aspiraba a los Juegos en su primer centenario en la Edad Moderna, pero el potencial económico estadounidense, vencieron al homenaje a la tradición. “La Coca Cola ha vencido al Partenón”, dijo la ministra de cultura griega, Melina Mercouri. La multinacional del refresco, uno de los principales patrocinadores del COI, tiene su sede en Atlanta.
Barcelona 1992 se hizo gracias al apoyo del barcelonés Juan Antonio Samaranch, presidente del COI desde 1980. La ciudad renovó casi totalmente su aspecto, sobre todo integrando el mar y las playas en la estructura urbana.
Seúl 88, tras doce años, se volvían a medir en unas olimpiadas EE UU y el bloque soviético, dejando atrás diferencias ideológicas y políticas. Estas olimpiadas fueron marcadas por la aparición a gran escala del doping. Y comienza a desvirtuarse el espíritu amateur de las olimpiadas al incluir al mundo profesional de los tenistas pertenecientes a la ATP y WTA.
Los Ángeles 84: una vez consumado el boicot olímpico en Moscú, fue evidente que se repetiría en EEUU por parte del bloque opuesto. En efecto, los soviéticos guardaron silencio durante tres años, y tres meses antes de los juegos anunciaron su boicot. ¿Cuando hay dos rivales tan grandes, a uno le “picha” la ausencia del otro?
Moscú 1980 no contó con la presencia de EE UU. La razón fue doble: la Unión Soviética había invadido Afganistán para instaurar un gobierno afín en esa zona estratégica. Por el contrario, los EEUU habían sido derrotados en Vietnam y el gobierno iraní, afín a ellos, había sido expulsado del poder por la revolución islámica. El golpe de efecto que decidió dar el presidente Jimmy Carter fue el boicot olímpico. El boicot fue secundado por 58 países aunque, en general, los deportistas sí fueron siempre partidarios de acudir. Hasta en los mismos EEUU, en los que Carter amenazó con retirar el pasaporte a los atletas que acudieran siquiera como turistas.
Montreal 76: el gobierno canadiense no quiso contribuir a los gastos de organización y fue la ciudad de Montreal quien tuvo que hacer frente a los mismos en solitario. Fue escenario del primer boicot olímpico de importancia: muchos países africanos se retiraron porque exigían la expulsión de Nueva Zelanda porque un equipo suyo de rugby se había enfrentado a Sudáfrica.
Munich 1972: el país anfitrión quería mostrar al mundo la magnitud del milagro alemán. Pero será recordada por el famoso incidente que dejó varios atletas asesinados. Pese a la tragedia y a que muchas delegaciones pidieron la suspensión del evento, las olimpiadas siguieron. Solo hubo un funeral multitudinario en el estadio, en el cual el polémico presidente del COI, Avery Brundage, no hizo referencia alguna a los sucesos.

Anuncios