Los intendentes de Misiones van preparados y con libreto propio a la reunión convocada por Macri para el viernes en Tecnópolis. Representantes de la zona Sur y Centro de la Provincia,  se juntaron esta mañana con el ministro Coordinador de Gabinete, el presidente del Iprodha y el ministro de Salud, con el objetivo de adelantar temáticas que plantearán en la reunión que la Casa Rosada llama pomposamente “Cumbre con 2 mil intendentes”.  El gobierno provincial,  lejos de mirar el acto con recelo, lo considera una oportunidad para que las voces de los intendentes lleguen directamente a un foro de esa envergadura.  De allí la iniciativa de coordinar reclamos. Es el eje seguido por el ministro Adolfo Pischik para convocar a una reunión previa. Tuvo lugar en el auditórium de la Jefatura de Policía, con la participación también de Santiago Ros y Walter Villalba.

Posadas (Miércoles, 28 de septiembre) Los dos funcionarios hablaron con toda sinceridad sobre el estado de las obras y los flujos de dinero destinados a obras financiadas por la Nación.  La idea fue empoderar a los intendentes para obtener algo más que la foto con Macri.
“Van a ir a escuchar cosas maravillosas”, anticipó Ros para sostener que no traerán nada concreto. “La verdad se traduce en recursos”, insistió para revelar que el flujo de fondos para financiar obras nacionales en la provincia ya se había interrumpido en septiembre de 2015 y que aparte de recursos para cubrir un déficit que había llegado a 1,2 mil millones de pesos, el Irodha no recibió ni un peso más en lo que va del año. De esta manera, ni responsabilizó al gobierno anterior ni al nuevo gobierno sobre la parálisis de las obras, pero remarcó de esa manera la dependencia que todavía tiene Misiones de los recursos nacionales.
Por eso su charla se centró en describir los mecanismos técnicos que deben seguir los municipios para adecuar el pedido de fondos por la redeterminación de precios tanto para las obras terminadas como las que están en ejecución, tanto el Plan Más Cerca como en otros. En un gráfico bien explicativo trazó una línea horizontal sobre el eje de la x que representa los precios licitados en 2013 y una curva que asciende sobre el eje de la y muestra una tendencia a la suba en meses y años, que representa los mayores costos. Sólo entre abril 2015 y abril de 2016, el incremento fue superior al 62%. Abundó después en aspectos técnico-administrativos para señalar que hasta la semana próxima hay tiempo de presentar las carpetas para acceder a los fondos de la Nación, que se muestra dispuesta a cumplir. Reveló que es lo que puede interpretarse de una reunión que tuvieron todos los presidentes de institutos de la vivienda de las provincias, realizada en Córdoba. Ese fue precisamente uno de los objetivos centrales de la reunión convocada por Pischik. Que lo intendentes vayan preparados a reclamar algo viable y que pueda ser escuchado en la Nación.
Ros, que viene mostrando un discurso cada vez más cargado de significantes políticos, volvió a reiterar conceptos vertidos en el parlamento misionero cuando en la comisión de Presupuesto explicó las proyecciones de inversiones para 2017.  Utilizó la misma figura: “cayó una bomba atómica”, dijo para remarcar que todo lo que existía ya no existe. Fue en respuesta a un reclamo desesperado del intendente de Montecarlo para que se privilegie la terminación del hospital. “Es un compromiso político, no sólo mío sino de la Renovación”, sostuvo Chun Barreto. Ros insistió con la figura de la bomba para señalar que es obvio que los compromisos asumidos cuando la realidad era otra son incumplibles hoy.

Con la misma crudeza Villalba reveló la caída de programas nacionales y  financiamiento para obras.  Su objetivo fue coordinar acciones para no aflojar en el combate de prevención del Dengue.  Afirmó que las autoridades nacionales se desentendieron del tema y ante la insistencia fueron derivados a Corrientes para supuestamente coordinar acciones. A sugerencia de Joaquín Losada, el Ministerio volcará en un documento el diagnóstico que ya se tiene y el plan de acción, también ya elaborado, con el objetivo de que lo firmen todos los intendentes. Será un reclamo para que la Nación se haga cargo. Misiones tuvo el 50% de los casos declarados el año pasado y gracias al esfuerzo de gobierno provincial y los municipios se pudo circunscribir el brote. Es lógico que la Nación destine los recursos necesarios que este año estuvieron a cargo de las flacas arcas de los municipios.

Misiones se diferencia
“Macri prepara la “Cumbre de los 2 mil intendentes” y los gobernadores temen que los desairen como lo hacía CFK”, titula Urgente24 la información que adelanta la reunión del viernes 30 en Tecnópolis.  Además de Macri hablarán Rogelio Frigerio y Marcos Peña y se espera la presencia de figuras como las de Íñigo de la Serna, intendente de Santander y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias y del secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Barcelona, Josep Enric Llebot.
Según el sitio, el objetivo de Macri, además de presentar un plan de modernización de municipios -Andrés Ibarra, ministro de Modernización, también se subiría al escenario a hablar-, es mostrarse como el primer presidente en armar un foro de intendentes que incluya a todos los municipios del país, si bien unos 300 distritos pequeños quedarían afuera.  Para evitar peleas por la ubicación de cada intendente respecto del escenario, el Gobierno decidió que en la primera fila estarán sentados los 23 intendentes de las capitales provinciales y detrás de ellos, se ordenarán las sillas de acuerdo a la cantidad de habitantes de cada municipio en orden descendente.

El que se quema con leche
Según el sitio, el encuentro directo de Macri con los intendentes hizo enfadar a algunos gobernadores peronistas, que querían ir y temen que el Gobierno nacional aplique la misma lógica de poder de Cristina Fernández, que los puenteaba y cerraba obras directamente con los jefes comunales.  Lejos de esta actitud de sospecha, el gobierno provincial, intenta convertir la reunión en una oportunidad. No se sabe si habrá disposición a la escucha, pero al menos allá van los misioneros con dos temas bien aceitados. Las relaciones políticas institucionales que entabló Hugo Passalacqua con la Casa Rosada y personalmente con muchos funcionarios, se muestra lo suficientemente sólida como para temer que la foto en Tecnópolis tenga el propósito de repetir la construcción de gobiernos paralelos. En la provincia lo intentó dos veces la UCR de la mano de Cacho Barrios Arrechea. Primero cuando fue ministro de Raúl Alfonsín cuando abandonó la Gobernación después de la derrota de 1987. Desde Acción Social intentó el puenteo y distribuir los programas nacionales como las cajas PAN desde los comité. El segundo intento fue durante el gobierno de la Alianza. La caja entonces era Yacyretá. Fueron los años en que se inventó la subvención de los movimientos sociales para insertar la militancia en los barrios.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios