“Sí señor diputado, obviamente que hay obras paralizadas, haga de cuenta que cayó una bomba atómica”, dijo hoy Santiago Ros ante una pregunta formulada en tono de denuncia por el diputado Germán Bordón. Fue en el ámbito del debate por el presupuesto que tiene lugar en la Cámara de Representantes. El presidente del Iprodha informó que desde el cimbronazo de octubre hay más de 40 obras paradas y que este año podría llegarse a ejecutar entre el 70 y 75% de lo proyectado. De todos modos observó que se está saliendo del peor momento y mostró entusiasmo en los acuerdos por los financiamientos para 2017.

Posadas (Martes, 6 de septiembre) La crudeza para describir la realidad y la precisión de los datos que maneja Santiago Ros dejó desorientado a diputados de la comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes. Concurrió como otros funcionarios a defender las proyecciones de inversiones para el año que viene para lo cual es indispensable resumir las acciones del actual ejercicio para saber dónde se está parado.
Después de un detallado informe sobre el origen de los recursos y el destino de las erogaciones, Ros adelantó cambios de orientación en las políticas de vivienda, tal como se informa en nota aparte.
“Si señor diputado, es obvio que hay obras paralizadas, haga de cuenta que cayó una bomba atómica”, dijo para responder a una pregunta de Germán Bordón formulada en tono de denuncia. Como quién desoculta algo oculto, el diputado de la UCR indagó sobre las razones de la paralización de la construcción del hospital en San Pedro actuando como portavoz de la “gente”. Ros no ocultó nada. Su lógica apegada a la realidad que cantan los números dejó desconcertado al diputado. Desde el cimbronazo en la economía, que sin fanatismos, el funcionario dice se inició en octubre, reveló se han paralizado las obras en 5 hospitales además de otras 40 obras en escuelas y centros de atención de la salud. “Obvio, señor diputado –insistió- que hubo obras paradas”. Con anterioridad había revelado que desde septiembre a diciembre de 2015 no se registraron envíos de recursos nacionales y que los primeros meses de este año la sequía fue total, fundamentalmente hasta abril. Estas demoras en los pagos afectaron a las empresas que empezaron a endeudarse y en definitiva se produjo un gran descalabro. Ante una pregunta del diputado Hugo Escalada, había señalado que siempre que continuara la normalización que se está registrando a partir de agosto, estimaba la ejecución del Presupuesto proyectado para 2016 en el orden del 70 al 75% de lo calculado, siempre en valores nominales, es decir que hay que descontar las actualizaciones. Volviendo a la figura de bomba atómica, Ros aseguró que el efecto desbastador en Misiones afectó el 40% de las inversiones, aunque mal de muchos no es consuelo, reflexionó, en el resto de los distritos la parálisis fue total. Remató la respuesta haciendo referencia al impacto sobre la economía real que se advierte en la caída de la actividad y el incremento en el desempleo.
Oficialista en la trinchera

comandante-ratier
Otro diputado que sorprendió con su pregunta a Ros fue el presidente del bloque del PRO, Jorge Ratier Berrondo. Como si fuera un opositor de un frente de izquierda, preguntó cuánto le debe la Nación al Irprodha y a cuánto ascienden las determinaciones de mayores costos que deberían también correr a cargo de la Nación. Ros informó que por mayores costos la Provincia tiene un crédito con la Nación de 900 millones de pesos. Lo paradójico fue que el Renovador tranquilizó al macrista al considerar que ve voluntad en el gobierno nacional de resolver el problema dando un plus de recursos dirigido a recomponer la economía de las empresas.
Un dato interesante a computar surgió de una pregunta del diputado Víctor Kreimer. El valor del metro cuadrado de la vivienda tradicional del Iprodha, para la región del NEA es de 12.400 pesos, mientras el valor de las viviendas proyectada en el nuevos planes es de la mitad.

Anuncios