El presidente del PRO, Humberto Schiavoni, defendió las reformas estructurales encaradas en el primer año del gobierno de Macri y le puso un 10 a la gestión. “Lanzar un esquema sobre bases sólidas, que sustente el crecimiento, requirió de medidas muy complejas y de tener mucho coraje y poder de decisión”, sostuvo. Sin negar el costo social de las transformaciones subrayó que siempre generan ganadores y perdedores razón por la cual el Gobierno cuidó a los que menos tienen. Destacó también como un cambio cultural la relación de iguales con los gobernadores.

Posadas. (Jueves, 8 de diciembre) El presidente del Consejo Nacional del PRO, Humberto Schiavoni  está convencido de que el gobierno de Mauricio Macri va por un muy buen camino y que en 2017 será un buen año para los argentinos. Entiende que las elecciones del año próximo son claves para el futuro del Pro. En una entrevista exclusiva con misionesplural realizada el miércoles 7 en su despacho de Posadas, habló de todo. La situación económica, el tema político partidario, los opositores, la ley de eliminación de ganancias y de reforma electoral, el respeto hacia los gobernadores, entre otros temas que fueron abordados en la extensa entrevista.

Por Alejandro Fabián Spivak

-El presidente de la Nación se autoevaluó su primer año de mandato con ocho puntos. Usted como presidente nacional del Pro ¿qué calificación le pone? 

-Yo creo que el presidente Macri hizo honor a su fama de amarrete al ponerse un 8 –quizá por la calificación de Diego Armando Maradona cuando Macri era presidente de Boca Juniors- yo le pondría un 10.

-¿Lo dice en serio. Usted realmente está convencido que en su primer año de gestión el presidente Mauricio Macri se merece un 10?

-No podemos analizar el primer año de gestión del presidente Macri sin tomar en cuenta la herencia recibida. La situación era mucho más grave de lo que nosotros creíamos e infinitamente más grave de lo que creía la gente. En primer lugar el país era un automóvil que no tenía instrumental. No sabíamos si el motor recalentaba o tiraba aceite. Cosa inédita en un país que no tenía medición de sus cuentas públicas y, la gestión anterior extremó todos los recursos para poder llegar con una sensación de que estaba todo bien pero con un altísimo costo en las bases estructurales del país. Recuperar, poner en marcha, lanzar hacia un esquema distinto sobre bases sólidas que nos den un crecimiento sustentable requirió de medidas muy complejas y de tener mucho coraje y poder de decisión. Por eso creo que lo que se hizo en este primer año de gestión fue muy importante para sustentar lo que viene. Eso en cuanto a las políticas públicas económicas, nacionales e internacionales. Pero además creo que el país sintió un gran alivio porque a partir del 10 de diciembre del año pasado se recuperó la libertad de poder disentir, dialogar porque todo aquel que decía algo contrario al gobierno de Cristina era considerado como un enemigo. Creo que ese valor que no es tangible pero muy importante es un logro de este gobierno nacional y de los argentinos. Y, me parece que Mauricio interpretó cabalmente ese deseo de los ciudadanos. Se han tomado medidas que, si pensamos que hace menos de un año en este país no se podía comprar ni vender libremente dólares, por ejemplo, o que este país estaba afuera de los circuitos financieros del mundo o que los gobernadores eran rehenes no solo de una Presidenta sino de funcionarios, entre otros puntos eran impensables que se podía cambiar en menos de 365 días. Yo estoy convencido que vamos por un excelente camino y que el 2017 será un excelente año.

-En esta cirugía mayor que hizo el gobierno -así la calificó el propio presidente Macri y muchos de sus funcionarios- muchos argentinos quedaron muy postergados. ¿Era necesaria realizar como se dice vulgarmente esa cirugía sin anestesia?

-Siempre hay ganadores y perdedores. Los que menos tienen fueron los más cuidados. Este gobierno nacional puede decir que es el que mayor presupuesto en Desarrollo Social invirtió en la histórica del país. Los que nos criticaban que éramos neoliberales, eficientistas o pro mercados hoy nos critican porque no reducimos el gasto público. Pero insisto los que menos tienen fueron los más cuidados en este primer año de gestión. Hay otros sectores, sobre todo la clase media que van a tardar un poco más  en acomodarse.

-¿Cómo califica las expresiones de economistas como Roberto Lavagna o Aldo Pignanelli , entre otros  que criticaron duramente la gestión económica del primer año de gestión del gobierno de Macri?

-Muchos de estos economistas decían que era imposible salir del cepo el primer día de gestión. También decían que bajar la inflación iba a llevar como mínimo dos años. Yo soy muy respetuoso de todas las opiniones principalmente de técnicos de ese nivel pero también creo que hay mucho condimento político en esas críticas.

-¿Está convencido que en el año 2017 se va a cumplir el proyecto del Presupuesto nacional que plantea una reducción en el déficit de aproximadamente un 3,5 por ciento?

-Sí. Por supuesto estoy totalmente convencido. Creo que por primera vez y, eso que cuando fui ministro de Economía de la provincia de Misiones me tocó hacer Presupuestos, tenemos un Presupuesto nacional 2017 que se parece mucho a la realidad. Es un Presupuesto que está armado sobre bases muy confiables y muy creíbles, tanto en lo que hace a la inflación proyectada, reducción del déficit, tipo de cambio, etcétera. Creo que en el presupuesto figura lo que será el año 2017.

-Algunos gobernadores se quejaron de que el presupuesto nacional para el 2017 es más centralista. Es decir que tiene una mirada en favor de Capital Federal, provincia de Buenos Aires, Córdoba, entre otras….

-Están equivocados si piensan de esa manera. Es un Presupuesto pensando en favor del federalismo. Cuando se analiza cada una de las obras proyectadas o el plan Belgrano y obras de infraestructura proyectadas que son las que nos van a dar competitividad que permitirá que mejoren los sectores que están hoy exportando muestra a las claras que estamos en presencia de un presupuesto nacional 2017 federal.

-¿Cuál fue el mayor logro que tuvo Macri en su primer año de mandato?

-Haber dado pasos muy concretos con gestos del presidente de que su objetivo era unir a los argentinos. Se recuperó el disenso, la división de poderes, la libertad en todo sentido, etcétera. Se produjo un cambio estructural muy importante.

-Cuándo se conformó la Alianza Cambiemos para las elecciones del 2015 algunos la compararon con la Alianza de 1999 que al poco tiempo de estar en el gobierno se rompió primero con la renuncia del entonces vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez; luego con la ruptura total que terminó con la renuncia del entonces presidente Fernando de la Rúa. La Alianza Cambiemos, al parecer logró sortear, en este primer año las diferencias, inclusive las que tuvo con la diputada nacional Elisa Carrió, calificada como una de las mujeres políticas más difíciles para tratar ¿Cómo lograron compatibilizar en este año de gestión?

-Siempre pasar de una alianza electoral a un proyecto político de mediano y largo plazo tiene sus desafíos muy concretos y muy complejos. Lo más importante es que las bases donde se cimentó Cambiemos fueron compartidas por la mayoría de la sociedad. Y, la forma de plantear con franqueza y si ningún tipo de dobles intenciones y con sinceridad, todas las cuestiones es lo que le permite también albergar en su seno opiniones muy diferentes porque siempre prima la buena fe. Nadie está escondiendo nada. Todos venimos de distinto lugar pero nos une una visión común de lo que tiene que ser el país y esa es la amalgama que permite consolidar este proyecto.

-¿Qué análisis hizo el presidente del Pro con respecto al retiro espiritual al que convocó el presidente a sus funcionarios en Chapadmalal?   

-Fue un retiro de trabajo. Esta es la forma que tiene el Pro en trabajar desde el principio de la primera gestión de Macri como jefe de Gobierno porteño y que permite que todos sepan que está haciendo el otro funcionario y que se puedan hacer aportes de ida y vuelta que a veces en la vorágine del día a día no se pueden realizar. Fue muy saludable. En este tipo de retiros no se reza y no se pasan facturas unos a otros.

-¿Qué opinión tiene de que el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Emilio Monzó  le haya solicitado al  presidente Macri que incorpore más peronistas en su gobierno?

-Creo que el presidente Monzó hizo las aclaraciones pertinente de cuáles eran los alcances de sus palabras, puso sus dichos como ejemplo a los yo no coincidió, pero en lo que si coincido es que debemos ser más generosos con algunos sectores. Lo que debemos rescatar de su mensaje más que los nombres propios de que Cambiemos debe tener la suficiente generosidad para ampliar su base obviamente dentro del consenso de sus integrantes. Esta generosidad debe estar más allá de los nombres propios, aunque deseo aclarar que no coincido con los que dijo el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Emilio Monzó.

-Los sectores productivos y empresariales preocupados por el desarrollo de las economías regionales aseguran que para mejorar dichas economías se necesitaría un repunte en la cotización del dólar, pero también aclaran que de nada serviría si ese aumento de la moneda norteamericana viene acompañado de inflación. ¿Cree que hay que mejorar el tipo de cambio?. ¿Proteger más a la industria?

-Creo que hoy pensar en el tipo de cambio es todo un tema. En cuanto a su apertura o protección es hablar de reduccionismo. Hoy está en evidencia que el tema es multidireccional donde confluyen muchos aspectos. Está en mejorar la productividad. Por ejemplo supongamos que se toca el tipo de cambio y lo come la inflación son cosas de corto plazo, estructurales. Si no se sientan las bases de una productividad sostenida que tiene con tener mejor logística; mejor energía; un sistema impositivo más ágil, buenos caminos, un sistema regulatorio más accesible, la hidrovía en funcionamiento; acceso al crédito; capacitación de recursos humanos; entre otros puntos, son temas fundamentales donde el Estado tiene la responsabilidad global de las variables macro pero después la responsabilidad es compartida con todos los sectores. Creo que muchas veces falta esa interacción y trabajar sobre un plan muy concreto porque, insisto, si se toca el tipo de cambio sin tocar el resto de las cosas ganarán quizás algunos que liquidan stock en estas coyunturas pero no se solucionarán los problemas estructurales de los sectores industriales del país.

-Y los planteos que están haciendo provincias como Misiones, Formosa o Mendoza, entre otras cuyas economías comerciales se están desplomando ante las asimetrías que existen con los países vecinos….

-Por definición el comercio fronterizo es cíclico. Seguramente la distorsión más grande se dio en la época de la convertibilidad porque fueron muchos años con un tipo de cambio bajo que no favorecían a las producciones locales. También debemos ser honestos y recordar que nuestros hermanos chilenos, paraguayos o brasileños venían a comprar a la Argentina y los precios subían. Yo creo que se debe tener mucha flexibilidad para aprovechar los ciclos, pero llegado el momento de que la distorsión se agranda considerablemente hay mecanismos aplicables como la eliminación del Impuesto a la Transferencia a los Combustibles (ITC).

-A casi diez meses de las elecciones legislativas del 2017, ¿el oficialismo está preocupado por los comicios?

-Nosotros nunca dejamos de hacer política ni de trabajar para expandir la consolidación del partido ni de trabajar para profundizar la propuesta de Cambiemos siempre mirando y tratando de identificar quienes nos van a representar como carta electora pero que tengan sintonía con la demanda de la sociedad y, en este sentido el Pro fue pionero porque en 2015 propuso candidatos que se identificaron con el cambio que deseaba la sociedad.

-En el caso particular suyo, ¿Será candidato algún cargo electivo?. Se lo pregunto concretamente máxime que el año pasado cuando usted fue candidato a diputado nacional si hubiera ingresado se lo mencionaba como presidente de la Cámara de Legisladores, Es más se lo menciona que de ser candidato en 2017 y acceder a la banca sería el reemplazante de Emilio Monzó.

-Yo no seré candidato a ningún cargo electivo el año próximo. Mi tarea hoy por hoy es el de trabajar como presidente del partido para que tengamos las mejores propuestas electorales en todo el país el año próximo. En las elecciones del 2017 tenemos que consolidar el liderazgo del presidente Macri. Y, todo mi esfuerzo está puesto en eso.

-¿Cómo ve el crecimiento de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal? Hoy tiene una imagen positiva por encima del presidente Macri, inclusive se la menciona mucho como la sucesora de Macri en 2019, si el presidente no busca la re elección o en 2023…

-El caso de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal es expresivo de lo que vengo diciendo en esta entrevista, representa lo que gran parte de la sociedad de la provincia de Buenos Aires en particular y de la Argentina en general desean. Además, quienes la conocemos desde hace mucho tiempo atrás sabíamos que en la gestión iba a hacer lo que está realizando ahora. Es decir una gestión absolutamente revolucionaria de cara a la gente.

-Insisto, ¿es la sucesora del presidente Macri?

-(Risas cómplices de Schiavoni). No estamos pensando en eso. Tenemos mucho trabajo por delante y muy duro antes de pensar en cualquier alternativa de recambio; pero claramente es una de las figuras más importantes que tiene el Pro.

-Esta relación que algunos califican de muy buena que está teniendo el presidente Macri con gobernadores. ¿Cómo la califica?

-Esto forma parte de la cultura del cambio que propuso el presidente Macri y que la está llevando a cabo. Nosotros somos muy respetuosos de los gobernadores que fueron electos por el voto popular para gobernar sus provincias. El trabajo es de conjunto en favor de la sociedad más allá de la política partidaria. Estaríamos traicionando el mandato si lo que hacemos es pelearnos para sacar una ventaja política. Está muy lejos del pensamiento de Macri respecto a su concepción de la política. El 12 de diciembre pasado en la primera reunión con la totalidad de los gobernadores les planteó un trabajo en equipo más allá de las diferencias que puedan existir.

-Sergio Massa como opositor, en los primeros meses se lo vio muy cercano al gobierno. Hoy, está cada vez más alejado, inclusive, por ejemplo se alió con los demás partidos para votar la nueva ley de impuesto a las ganancias. ¿Cómo lo ve desde la presidencia del Pro?

-Massa tiene su propio proyecto político. Hoy lo vemos como un claro opositor al gobierno nacional. En algunos casos se puede llegar a acuerdos en otros no, pero está claro que cada uno tiene su propia hoja de ruta.

-Fue clara la derrota del oficialismo en la Cámara de Diputados de la Nación al no poder imponer su proyecto de ley sobre ganancias. ¿Cuál es la opinión del presidente del Pro?

-Acá hay un límite que son las posibilidades  fiscales. Ya con lo que se ha hecho con el impuesto a las ganancias hasta ahora se le devolvió  a la gente 50 mil millones de pesos, los sectores que fueron beneficiados con estas mejoras han recuperado entre un 8 y un 9 por ciento la capacidad adquisitiva en sus salarios y lo que propuso el gobierno nacional es lo que puede hacer en un esquema de gradualismo hasta la tendencia de mejorar más. Creo que se hizo mucho en un marco del gradualismo  sustancialmente  siendo el límite las posibilidades fiscales.

-Otra derrota del oficialismo nacional es no haber conseguido, hasta el momento imponer la reforma electoral…

-No está dicha la última palabra. Yo soy optimista en que muchos de los legisladores nacionales van a interpretar lo que la gente está solicitando que es mejorar este sistema electoral que debe ser el más arcaico de América Latina. Todos los sistemas electorales son perfectibles pero el voto electrónico y otras reformas que se plantearon van en camino de tener un sistema más transparente y que sea más genuina la voluntad popular. Sería un retroceso no hacerlo pero yo estoy convencido que lo vamos a lograr y lo que no tengo dudas es que en 2019 vamos a votar con voto electrónico en todo el país.

Cosas de la aldea local

Previo a la entrevista formal Schiavoni tuvo conceptos elogiosos hacia el gobernador de la provincia de Misiones Hugo Passalacqua y el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad. “Ambos son realmente dos muy buenas personas”. En la charla también se refirió a los reclamos del radicalismo provincial por ocupar más espacios. Se le preguntó si las posiciones asumidas por el diputado provincial Gustavo González y el presidente saliente Hernán Damiani son representativas de los aliados en Cambiemos ya que se supone los dos son referentes del radicalismo. Sugestivamenrtecontestó después de una pausa “Bue!!!!…”. Después dijo que en el radicalismo que apoya a Cambiemos en la Provincia no se pueden quejar por los cargos que ocupan. Y los enumeró: El Enacom; El Plan Belgrano; Anses Eldorado e Iguazú; Radio Nacional Iguazú; Renar; Inti; Migraciones en Iguazú; Pami en San Vicente y Bernardo de Irigoyen, entre otros. En tanto que el Pro tiene a su cargo  Anses Posadas; Migraciones Posadas; Pami en Oberá; Agriculutura Familiar, Desarrollo Social y Gerencia de Empleo. Respecto al diptuado Alex Ziegler dijo que “tiene su propio proyecto político”.

En otro orden fue contundente: “El Pro es respetuoso de las instituciones. Esto quiere decir que nunca vamos a pasar por encima de un gobernador”. En cierta forma esta afirmación fue con destino al diputado provincial González en particular y el radicalismo de Cambiemos en líneas generales que presionan para que el coordinador del Ministerio del interior en Misiones, responsable de las obras públicas, Alfredo Schiavoni constituya un gobierno paralelo en la toma de decisiones por sobre la autoridad del gobernador Passalacqua y trabaje directamente con los intendentes o con los ciudadanos.  “Eso no lo vamos hacer. Así como la gente votó a Macri para que presida el país, en el caso específico de Misiones por Passalacqua y Herrera Ahuad. Para gobernar la provincia. “Se debe respetar la voluntad popular y la autonomía provincial”

Anuncios