Alfredo Schiavoni está convencido de que los madereros  misioneros están en condiciones de competir con los chinos en la construcción de viviendas. Salió así al cruce de apreciaciones formuladas por Pedro Reyna de FAIMA que alertó sobre una crisis del sector por “una incipiente importación de casas prefabricadas desde China”.

Posadas (Martes, 21 de febrero) El diputado provincial por el Pro y coordinador Alfredo Schiavoni está convencido que los madereros misioneros están en condiciones de proveer de viviendas de madera y cubrir así la demanda existen en el país. “Actualmente se está financiando la oferta de casas y nosotros creemos que se debe financiar la demanda de viviendas. Hay que sacarse de la cabeza la vivienda ideal. Se debe construir en madera la vivienda posible y, en este sentido se debe dinamizar los institutos de viviendas para convertirlos en institutos de crédito”.
En la charla con misionesplural.net y Radio Spika104.5 de Eldorado, celebrada en su despacho el viernes pasado, el legislador provincial destacó que “hay gente que está en condiciones de acceder a financiaciones que existen de parte del Estado nacional como ser el Procrear o líneas de crédito del banco Nación que se están implementando ; pero hay otra gente que no pueden porque los ingresos del grupo familiar no alcanzar para pagar la amortización de un crédito y, por tal motivo el Estado nacional no puede estar ausente y tiene que encontrar los mecanismo para otorgar viviendas sociales a los ciudadanos “.
Schiavoni sostiene que “desde la forestoindustria misionera se puede dar respuesta a la demanda y, estamos trabajando fuertemente para que ello se concrete. Hay muchas empresas forestales que se encuentran trabajando en este sentido tanto para el sector privado como el público porque Misiones dio un paso muy importante para financiar a través de los fondos del Fonavi la construcción de viviendas de madera. Esto es inédito y yo vengo participando, desde el gobierno de Ricardo Barrios Arrechea  primero con las viviendas Ñande Roga y luego con las viviendas para inundados en este tema pero nunca estos programas tenían un financiamiento asegurado. En ese sentido se debe destacar a las cámaras madereras de la provincia que lograron en conjunto con el gobierno provincial tomar la decisión de financiar con fondos del Fonavi la construcción de viviendas de madera”.

Vencer prejuicios

Reconoció que es cierto que “hay muchos prejuicios en el país en cuanto al financiamiento de casas pre fabricadas. Estos prejuicios se están venciendo porque se hizo un trabajo serio en cuanto a las condiciones técnicas que tienen las viviendas de madera que puede ofrecer la forestoindustria misionera. Misiones con estas características está en condiciones de competir con China o con cualquier otro país que proponga la construcción de viviendas de madera”; afirmó el Coordinador del Ministerio del Interior.
Ante la pregunta concreta de  ¿por qué no se implementa la construcción de viviendas de madera por parte de empresarios argentinos? Schiavoni dijo que “no es tan fácil. Se debe cambiar y una serie de paradigmas y, particularmente en lo que yo estoy trabajando para la Comisión Nacional de Vivienda en diferentes alternativas para atender una demanda estratificada porque la vivienda no es sólo el acceso a la casa sino a toda una estructura que incluye, entre otros el acceso al agua potable, cloacas, asfalto, caminos, transporte público. Y, además se debe abordar un problema grave que es el de la tierra”.
En tal sentido dijo que “se busca aprovechar todos los terrenos baldíos tanto fiscales o privados que cuenten con todos los servicios públicos porque la idea es densificar la trama urbana y no hacer barrios satélites. En ese camino estamos trabajando seriamente con los empresarios forestoindustriales para ofrecer un producto muy competitivo y los institutos de viviendas pueden tener el rol no solamente de contralor de todas las operaciones sino también de subsidiar parte de la tasa de interés que cobran los bancos para los créditos hipotecarios lo que permitiría que grupos familiares puedan acceder a créditos para la adquisición de sus viviendas”.

La alerta de Faima

Schiavoni asalió así al cruce de las apreciaciones formuladas a la prensa de Buenos Aires, por Pedro Reyna de FAIMA. El empresario, en una nota publicada en LetraP, sostuvo que la industria maderera “es uno de los sectores más golpeados por las importaciones de 2016” tendría un golpe mayor con  la incipiente importación de casas prefabricadas desde China. Pedro Reyna destacó que “ya en 2016 hubo visitas de chinos a la Argentina, asociados con un empresario nacional. Estuvieron ofreciendo las casas en una conversación con los gobiernos de Mendoza y Misiones, y ya se instalaron en Buenos Aires. Lo que estamos haciendo es poner un alerta sobre esta situación”. El sitio agrega que los dos nombres de compañías que operan con cuadros en Argentina son las firmas Sinomach, una subsidiaria del grupo Sinoconst; y Sany. La primera se asoció en 2015 con la firma cordobesa Cor-Vial para fabricar maquinaria para construcción con una nueva marca; mientras que Sany (una compañía de máquinas para construcción) está desde el 2016 buscando la manera de ingresar al mercado argentino. De hecho, pensaron en algún momento en instalar una planta en Rosario, siendo Santa Fe uno de los polos más relevantes para el tema vivienda.
Subraya también FAIMA que en el informe anual de la evolución de importaciones de la cadena de valor foresto industrial se observa que hubo alzas relevantes en 2016. En lo referente a las partidas vinculadas a madera aserrada, tableros y manufacturas de madera, las cantidades importadas (medidas en kilogramos) se expandieron un 4,6%, verificándose una contracción en igual magnitud para la medición en dólares. Por su parte, las compras internacionales de muebles, asientos y colchones se han incrementado un 18,2% en cantidades y un 21,1% en dólares. Si se descuentan las partidas vinculadas con partes y piezas, el incremento interanual  fue de 24,9% en kilogramos y 25,2% en dólares.
FAIMA observa que “si bien las importaciones de la mayoría de las partidas vinculadas a la producción de madera morigeraron su comportamiento creciente en el segundo semestre del año, en el caso de las vinculadas muebles se mantuvo una tendencia creciente. En función a los datos disponibles, preocupa a los industriales del sector el ritmo de importaciones observado en el marco de una economía en retroceso”

Anuncios