“Todos lo día se cierra aserraderos en Libertad” denunció hoy el intendente de Libertad que reclama medidas para reactivar el sector.  Destacó que “volvió el trueque y que no confía en que la inflación se ubique en torno al 17 por ciento en 2017”. Por otra parte, propone la municipalización de la educación y la salud.
Por Alejandro Fabián Spivak

Eldorado (Martes, 21 de febrero) El intendente de Puerto Libertad, Luis Ferreira, no confía en que la inflación del 2017 se ubique en torno al 17 por diento como lo pronosticó Mauricio Macri. “Yo me atrevo a opinar porque todos los años termino con superávit y eso me da autoridad para plantear la situación que se está viviendo en el país”.
En declaraciones a misionesplural y Radio Spika, Ferreira sostuvo que “la economía no se reactivó.  Al contrario a diario se cierran aserraderos La situación está extremadamente complicada y, más precisamente en Misiones donde se utiliza principalmente la madera. Si no se reactiva esa industria mal podemos pretender que se reactive el resto de las actividades industriales de la provincia”.

Libertad está cambiando

Más allá de la crítica situación social y económica que se está viviendo Ferreira está convencido que su ciudad tiene un futuro fenomenal. “Estructuralmente Libertad está cambiando porque se está mejorando día a día y, eso la gente lo está entendiendo. Libertad es turística. Estamos construyendo un eco parque. Entre el eco parque y el parque acuático y otros emprendimientos creo que Libertad puede vivir del turismo tranquilamente.
De todos modos, no negó que “en los últimos meses aumentó la crisis social. “La gente no puede pagar la luz, el agua, los servicios básicos. A la gente no le alcanza el dinero para llegar a fin de mes. La situación social hizo que la gente vaya cambiando su cultura. Hoy en los patios de las casas se ven huertas. “Volvimos al trueque. La gente cambia azúcar por yerba o fideos por otra mercadería”, dijo”.
Ferreira reconoció que la municipalidad está sobredimensionada de personal. “Tenemos 200 trabajadores, pero no puedo reducir personal porque agrandaría la crisis social. Libertad vive del empleado público provincial y nacional. Por eso estamos tratando de paliar la crisis en base a la obras que realiza el municipio con recursos propios y con los propios empleados comunales”.
Agregó “asimismo ayudamos a la cooperativa de Agua y a Emsa, por ejemplo. Es decir que nos complementamos para tratar de superar la crisis que no es terminal pero que está cerca de serlo”.

La educación es la base

Ferreira se mostró convencido que una de las cosas que sacará adelante al país, la provincia y el municipio es la educación. Por eso su comuna invierta gran parte de su presupuesto en este rubro.
Jardines de infantes municipales; centro educativos con computadoras municipales;  respaldo a  profesores de inglés en las escuelas primaras cuyos sueldos son pagados por el municipio, el  encuentro anual del movimiento son algunos de las tantas inversiones que realiza el municipio en favor de la educación”.
Dentro de este cuadro, Ferreira propicia la municipalización de  la prestación de los servicios de Educación y la Salud. En ese sentido está dispuesto a que el municipio de Libertad sea el primero en que se lleve a cabo una experiencia piloto al respecto. “La municipalización de la educación mejorará el sistema educativo y democrático. Qué mejor que el municipio para controla el sistema educativo”; se preguntó retóricamente. De esa manera sugiere que “se debería otorgarle parte del presupuesto educativo a cada municipio en función de la cantidad de escuelas, docentes y alumnos que asisten y que sea la municipalidad quien controle la educación. Es muy difícil para un Ministerio que está ubicado en Posadas controlar el sistema educativo en un municipio ubicado a más de 250 kilómetros. Lo mismo sucede con la Salud”.

Anuncios