Misiones viene trabajando propuestas concretas con el gobierno nacional para compensar las asimetrías y pérdidas de competitividad en la producción por la apertura comercial y el precio del dólar, reveló el ministro Safrán. Entre ellos, el planteo de reducir el IVA al 10,5% para productos misioneros que se comercialicen en la provincia. Cayó el drenaje de divisas un 25% y el “Ahora Misiones” generó ventas por 119 millones de pesos. Hay fortaleza fiscal pero tiene un límite en la suerte del plan nacional. Invertirán 200 millones en una fábrica de viviendas de madera.

Posadas (domingo, 21 de mayo) “Se viene avanzando con el Ministerio de la Producción para trabajar en algunos esquemas para atender a los sectores productivos con problemas de competitividad como la foresto-industria”, reveló el ministro de Hacienda de la Provincia en una entrevista con un reducido grupo de periodistas especializados realizada el viernes, aquí, en su despacho.
Quedó de manifiesto que el gobierno provincial no está nada quieto ante los efectos particulares que genera en Misiones, como provincia de frontera, la crisis económica. Hay una especificidad en esas crisis que se agrava aquí por las asimetrías, la apertura comercial y el valor del dólar. Más allá de la categorización de la crisis, que puede considerarse de transición o inherente al rumbo económico, pero que insoslayablemente es generada por los cambios de políticas que definen el modelo de acumulación y reproducción como asimismo de distribución del ingreso, en Misiones tiene efectos concretos. Es sobre lo que giró la charla del ministro con los periodistas que en todo momento, a pesar de su posicionamiento doctrinario y teórico que se conoce por sus trabajos académicos y su trayectoria universitaria, se mostró optimista y confiado en el diálogo y las relaciones institucionales entre Nación y Provincia. De todos modos mostró dudas sobre los tiempos que se anuncian para la recuperación de la economía.

De Misiones x misioneros

Entre las propuestas que se están trabajando con funcionarios de la Nación, el ministro Safrán mencionó la reducción del IVA del 21 al 10,5% para todos los productos de origen misionero que se comercialicen en Misiones. Se supone que la medida incluiría a toda la cadena para que el precio de venta al consumidor final pueda bajar y alivie las asimetrías que hoy afectan al comercio y al empleo del sector. Aunque no se habló del tema en el reportaje, quedó clara la diferencia de la idea que se conoce como “Bajemos los Precios” lanzada por Sergio Massa como eje de la campaña electoral y de otras propuestas que buscan alivios en la rebaja impositiva. La iniciativa tiene un respaldo técnico que no se trató en el reportaje, pero que simplificadamente podría entenderse con un razonamiento desde los extremos: es mejor recaudar la mitad de algo que el cien por ciento de nada. Es coherente también con las políticas sectoriales asociadas a la meta de la soberanía alimentaria.
Otra de las medidas en la que trabajan los equipos técnicos de los gabinetes provincial y nacional, apunta a efectuar un mayor cómputo de las asignaciones patronales en el IVA. Esta disposición  de la Administración Fiscal nacional permite a las empresas la posibilidad de tomar un porcentaje de lo abonado por aportes y contribuciones como crédito fiscal.  Su vigencia habilita a los empleadores dos opciones para descontar parte de las contribuciones de la seguridad social que abonan por su nómina salarial. Una opción es computar un porcentaje como crédito fiscal técnico en el Impuesto al Valor Agregado, la otra es deducir ese importe en el cálculo del Impuesto a las Ganancias. Si se opta por el IVA se transforma en un crédito fiscal técnico. Precisamente, la idea es ampliar los beneficios de esta opción.
Otra de las medidas por las que sigue peleando el gobierno provincial es la extensión del ITC diferencial a todo el territorio provincial, aunque existe plena conciencia de la resistencia del Ministerio de Energía a ceder en el reclamo, tal como lo adelantó aquí la semana que finalizó el ministro Rogelio Frigerio que fue categórico al responder a la prensa que, con Brasil no es significativa la diferencia de precios y con Paraguay sólo merece atención el cruce a Encarnación por la conectividad del puente. Sin resignarse del todo, el ministro admitió: “lo que sí se está buscando en ver cómo se soluciona el tema para la estación de Candelaria”.  A estas gestiones se agrega la propuesta de un subsidio a la electricidad para las industrias y los grandes comercios, con el objetivo de mejorar competitividad y sostener el empleo. Recordó que la propia Provincia aplicó un subsidio al sector industrial y comercial después del segundo aumento aplicado por la Nación a las tarifas eléctricas.

Razones encontradas

Safrán reveló que son cinco las propuestas que están en tratamiento. ¿Por qué razón se demoran las respuestas? Se le preguntó.
Admitió que si bien esas propuestas compensatorias son escuchadas “hasta ahora no hemos tenido mayores respuestas de parte del gobierno nacional, porque dicen, desde el Ministerio de la Producción, que la respuesta definitiva debe pasar por Hacienda. Hemos solicitado medidas concretas. Priorizar dichas medidas en favor, por ejemplo, de la foresto-industria. Entendemos que, si la Nación le abre la puerta a Misiones que va con planteos concretos, las demás provincias irán a la Nación con similares planteos, produciéndose un costo fiscal muy grande para el Estado nacional y, por eso entiendo que debe ser esa la demora que tiene la Nación para resolver los planteos que les hicimos desde Misiones.”
De todos modos hizo hincapié en las buenas relaciones que existen entre los gobiernos de la Provincia y de la Nación. Pero nuevamente, sin que haya sido tema de conversación, las declaraciones del ministro Safrán descubren por un lado la existencia de dos lógicas encontradas, por no decir enfrentadas, entre los ministerios nacionales responsables de la producción y del otro lado de controlar el déficit.

Por la frontera se van 450 millones

Orientada la entrevista nuevamente hacia los problemas por las asimetrías que no sólo afectan al comercio sino a todo el sector empresario en su conjunto y la estabilidad de los puestos de trabajo, Safrán reveló que en las últimas semanas disminuyó el cruce de personas de Posadas a Encarnación, y que consecuentemente disminuyó de 600 millones de pesos mensuales a 450 millones el valor de las compras de misioneros en Paraguay. El dato lejos de ser una estimación está basado en una serie de estadísticas cruzadas. Si bien marcó la disminución en el valor de ese dinero que se pierde en la circulación en la provincia, no estuvo en su tono relativizar el problema. Al contrario. Rechazó categóricamente la insinuación deslizada en una pregunta que enfocó los precios más bajos de Paraguay como una posibilidad del consumidor misionero de incrementar la capacidad de compra de los salarios. Sin negar la realidad de ese alivio para los bolsillos, de recuperación del poder adquisitivo que tiene el asalariado, articuló todo el cuadro con los modelos económicos. “Yo prefería el anterior modelo económico –enfatizó- lo ideal sería que el misionero tenga mejor posibilidad de compra de productos misioneros.”

La gente se endeuda para comer

Se hizo referencia después al programa “Ahora Misiones”, que tiene observaciones críticas, por ejemplo de la Cámara de Comercio de Puerto Rico porque entienden que el dinero en efectivo se va a Paraguay y en Misiones sólo se trabaja con tarjetas de créditos. Recordó Safrán que el “Ahora Misiones” busca incentivar las ventas en la provincia y frenar la fuga de divisas subsidiando la financiación en doce cuotas. “No hay forma que de evitar que el dinero en efectivo se vaya a Paraguay. De hecho reveló el ministro que el “Ahora Misiones genera más ventas que el Ahora 12 o Ahora 18” de vigencia nacional. Y ante una pregunta respondió que“el Ahora Misiones generó ventas por 119 millones de pesos”.
De todos modos admitió que “la gente se está endeudando cada vez más. Está claro que a nivel país venimos teniendo una pérdida del poder adquisitivo importante. El año pasado no hubo sector alguno de los trabajadores que le haya ganado a la inflación. Todos perdieron. Esa pérdida se ubicó en el orden de entre el 10 y 15 por ciento. Para peor la gente comenzó a endeudarse para adquirir alimentos y eso es muy grave”.

Solvencia fiscal de Misiones

“Misiones es una provincia muy fuerte en términos fiscales y económicos”, afirmó Safrán para agregar que consecuentemente “esto hace que tengamos muchos indicadores positivos de solvencia en el tema fiscal y económico”.  Pero lejos cualquier negación destacó que “también esta fortaleza es limitada.  Dudo que haya una recuperación económica a nivel nacional tan rápida como se anuncia, pero dentro de este esquema la provincia de Misiones puede sobrellevar la situación.”
Explicó en ese sentido que “esto es así porque tenemos una muy buena capacidad de recursos propios que no están comprometidos. La masa salarial representa hoy el 55 por ciento de ingresos que tiene la provincia y, esto deja un importante margen para atender a la obra pública, la educación, la salud y los programas sociales y en defensa de la fuente laboral”, mencionó al respecto, el “Ahora Misiones”, el subsidio a la energía eléctrica, el Fondo de Crédito, entre otros. “Nos permite ser proactivos en favor del cuidado de la industria provincial”.
La crisis se cuela igual y el ministro no la niega. Reconoció que la pérdida del empleo se ubicó en torno a los 8 mil puestos, aunque coincidió que para la cantidad de trabajo que tiene Misiones no es una pérdida significativa y, “esto se debe a las políticas proactivas que hemos desarrollado”. Sin embargo subrayó que la pérdida del empleo informal que está vinculado al nivel de ingresos de los asalariados, como jardineros, carpinteros, o plomeros, no está cuantificado. En este sentido recordó, para encuadrar la consideración del tema,  que el Nea y el Noa son las regiones que tienen peor ingreso comparativo en el país.  Al mencionarse la indigencia, cuestionó la medición en base a la canasta del centro del país, pero no relativizó el drama y destacó que un mismo ingreso rinde más en la chacra que en la Capital Federal.

Sin avances en la reforma impositiva

Desdramatizó después las críticas a las negociaciones por la reforma impositiva, porque reveló que “no tiene todavía ningún tipo de avance. Hasta ahora sólo tuvimos declaraciones mediáticas. Sólo se comenzó armar una subcomisión de coparticipación y hasta ahora ni se abordó la cuestión de la reforma impositiva
Dentro de los temas del momento se le preguntó por las derivaciones de la crisis política en Brasil. “En economía se dice cuando hay una perturbación como existe en Brasil primero debemos ver si es transitoria o permanente, yo creo que es transitoria”, explicó. Abundó en argumentos: “la depreciación del Real con respecto al dólar es transitoria debido a la crisis política que tiene Brasil. Al ser transitoria se corregirá solo y se solucionará en unos días”.
Como una cosa lleva a la otra: se le peguntó: ¿cuál es el valor del dólar ideal? “Es muy difícil decir cuál es el valor correcto del dólar”, respondió para pronosticar: “creo que hasta diciembre el dólar no subirá porque hay mucho ingreso de dólares por el blanqueo y por el endeudamiento que están haciendo la Nación y las provincias lo que genera una gran sobreoferta de dólares. Con un dólar de 18 o 18,50 recuperaríamos en forma rápida la competitividad”.
¿Si sube el dólar no arrastrará los precios como suele ocurrir en la Argentina?
“No es tan lineal que suba el dólar y que arrastre a los precios”, precisó, “el año pasado tuvimos una inflación del 39 por ciento y el dólar aumento un 15 por ciento por eso ahora el dólar tiene un margen para aumentar

Fábrica de viviendas de madera

Finalmente hubo referencias al anunció del gobernador Hugo Passalacqua que adelantó la existencia de negociaciones para instalar en Misiones una fábrica de viviendas de madera. “Estamos trabajando en la posibilidad de comprar una planta para la construcción de viviendas de madera. Es una inversión cercana a los 200 millones de pesos”, informó para revelar que “lo estamos trabajando con Apicofom, viendo como lo implementamos”.
Explicó que se están considerando varias posibilidades. No descartó que podría ser con financiamiento del Estado para el sector privado, o que el Estado salga de garantía. Pero aseguró que no sería una fábrica ni estatal ni mixta, sino privada. El Estado se comprometería, a través del Iprodha a comprar las casas. De esa manera se garantiza, por un lado la demanda para la oferta empresaria con respuestas al déficit de viviendas

Anuncios