Poca repercusión tuvo en los medios la visita del presidente Macri a Iguazú. Es que no vino a pelear. Aunque llegó ayer en tono electoral cuidó la relación institucional con la provincia: “estamos trabajando codo a codo con el gobernador”, dijo a pesar de ser de diferentes partidos. Es que después del 22 se acentuará el equilibrio político y tanto la Casa Rosada como los gobernadores se necesitarán mutuamente. Passalacqua tenía en agenda una cumbre en Porto Alegre en el esquema de trabajar la convergencia de intereses regionales.

Posadas (martes, 10 de octubre) Poca repercusión tuvo en los medios la breve visita que hizo el presidente Macri ayer a la provincia. En tapa, Primera Edición tituló: “En Camapaña: Macri pasó por Iguazú escaso de definiciones”. En la bajada en tono de crítica señala que “el presidente visitó Misiones por quinta vez, con discursos proselitistas y promesas, como por ejemplo bajar la inflación, y sin medidas para la economía regional”. Observa también el diario que “ausente con aviso”, Passalacqua estaba en Brasil. Adentro, sólo le da media página a la visita.
El Territorio, no le dedica el título principal y sólo tiene una volanta en tapa: “Macri convocó a trabajar sin distinción partidaria”. Pero al lado a la izquierda, en el mismo tamaño publica una foto de Héctor Bárbaro que disputa con el PRO la banca en el Senado. Adentro, tampoco le da mucho despliegue, pero pone el acento en lo institucional al titular: “Macri proyectó un repunte turístico con las obras en el aeropuerto de Iguazú” y elegir una foto junto al vicegobernador Herrera Ahuad. Sólo le dedica un subtítulo al acto proselitista.
El otro medio con edición en papel, Misiones Online, destaca que “Macri aseguró que la remodelación del aeropuerto de Iguazú impulsará al turismo y generará trabajo para los misioneros”. Sin embargo ilustra la información principal con una foto del acto proselitista que se realizó en microestadio de la Liga Regional de fútbol de Iguazú.

El equilibrio político

La campaña electoral del macrismo es de una profesionalidad del primer mundo. Más allá de las tradicionales ventajas del manejo de la “caja” y del aparato del Estado, además de la percepción del arranque de la economía en la gente común, la obra maestra es el manejo de las expectativas y la introyección del mundo simbólico “pro” en las conciencias de la gente. No está en análisis aquí, si el modelo económico incuba una crisis inevitable, cuestión que afirman los heterodoxos, no sólo los demonios kirchneristas sino reputados como Lavagana, y ponen también en zona de riesgo los aliados ortodoxos que vienen presionando para que el Gobierno encare definitivamente los ajustes salvajes. Lo que vale es la percepción de la gente que no pone en cuestión la viabilidad de la inyección de gasto, diríamos de tono populista, que se hace desde la Casa Rosada para ganar las elecciones. Lo cierto es que la Alianza Cambiemos se encamina a una elección histórica que lo puede consagrar con el 40% en todo el país y con altas posibilidades de ganar en los cinco distritos más poblados. Pero también es cierto que pese a ello no tendrá mayoría ni en el Senado ni en Diputados. Es lo distintivo de época: el poder político quedara redistribuido en la Argentina. La preponderancia partidaria del Pro, será equilibrada por la fuerza potencial de los gobernadores unidos. Ya hubo una demostración de fuerza cuando todos, incluidos los alienados con la Casa Rosada se unieron en plantarse a reclamos unilaterales de Buenos Aires con el solo aliento de los porteños.
El cuadro de situación viene siendo observado por los analistas del poder concentrado, pero incurren en un error axiomático al reducir el contrapeso que pueden construir los gobernadores a una cuestión del pejotismo. Lo que se viene publicando se remite a la pulseada al interior del PJ, entre el kirchnerismo y el anti kirchnerismo. Le están errando feo. Si la alianza gobernante ganará en varios distritos, la disputa central en el Congreso que viene no pasará por la unidad del pejotismo, sino entre las provincias y la Nación.

Una mirada estratégica

El gobernador de Misiones lejos está de trabajar para la unidad o la no unidad del peronismo, ni de ningún partido nacional. Su mirada estratégica está asociada a reforzar la autonomía en la toma de decisiones que se propuso la Renovación desde su conformación como espacio misionerista en 2003.
Se puede interpretar que en sintonía con ese rumbo, Hugo Passalacqua, viene ampliando la base de sustentación con la construcción de espacios de convergencia política en la Región potenciando los lazos que se tienen con el Sur del Brasil y el litoral paraguayo. El lunes, mientras Macri pasaba brevemente por Iguazú, Passalacqua llegaba en una visita oficial a Porto Alegre, Río Grande Do Sul donde se reunió con su par, José Ivo Sartori. Según revela la Subsecretaría de prensa, el encuentro se llevó a cabo en el Palacio Piratini y la idea principal es seguir fortaleciendo los vínculos y relaciones comerciales a nivel Institucional y Empresarial. La comitiva misionera estuvo acompañada por unos 50 empresarios de diferentes sectores.

Governador da Província de Misiones
“Estamos en un lugar estratégico por nuestras fronteras y eso lo tenemos que ocupar, por eso nos acompañan varias cámaras de industria y comercio, gente de la foresto-industria, agrícolas y madereras”, subrayó Passalacqua.
Con respecto al trabajo en conjunto entre el Estado brasileño y Misiones el mandatario provincial manifestó que “creemos en este Mercosur, crecimos mucho en este último año y tengo la seguridad que los pasos que se dan son para adelante y eso da muchas ganas”, dijo y agregó que “así que hoy acá los brasileños y argentinos trabajamos en conjunto y las empresas tienen mucho para aportar en esta nueva sociedad entre Misiones y Río Grande Do Sul”.
El encuentro protocolar se realizó este lunes y hoy continuó con reuniones entre empresarios de ambos países. Se acordó generar mesas sectoriales para trabajar la asociación e integración productiva y puesta en valor de problemáticas comunes en la región binacional, además de generar rondas de negocios.
“Tenemos el compromiso de un puente que nos una, es muy importante que se avance en eso. Hoy acá nos juntamos en esta reunión histórica, no es común, esto pasa en un año entero de esfuerzo y trabajo y mañana va a ser muy fructífero”, advirtió Passalacqua.
Por iniciativa del Gobernador, los lazos bilaterales con Río Grande de Sul, y otros estados limítrofes se fueron profundizando en los últimos doce meses. En el caso particular de Río Grande Do Sul, ambos gabinetes de Gobierno vienen desarrollando acciones conjuntas con reuniones de trabajo realizadas en ambas jurisdicciones.
Del gabinete provincial acompañaron el ministro Coordinador de Gabinete, Adolfo Pischik, de Industria, Luis Lichowski, de Agro, José Luis Garay, el asesor en relaciones internacionales del Gobierno, Patricio Lombardi y el subsecretario de Coordinación de Gabinete, Daniel Behler.

 

 

 

 

 

 

foto: argnoticias.com

Anuncios