Una alarma detectó humo en la cabina del Embraer 190 que cubría la ruta Buenos Aires-Iguazú. Los 68 pasajeros que viajaban descendieron del avión en perfecto estado y siguieron viaje en ómnibus. El avión quedó en Posadas para su revisión.

Buenos Aires (Por Patricio Eleisegui para iProfesional). Un avión Embraer 190, operado por la aerolínea Austral y abocado a cubrir la ruta Buenos Aires-Iguazú, debió aterrizar en Posadas en la mañana de este martes 20 tras dispararse una alarma de detección de humo en la cabina.
Según pudo confirmar iProfesional, el incidente tuvo lugar a las 9.10 y motivó la apertura de un expediente por parte de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC).
Consultadas respecto de lo ocurrido, fuentes de Aerolíneas Argentinas explicaron a este medio que “se decidió aterrizar en Posadas como aconseja el protocolo de seguridad en esos casos”.
“El sistema de detección ubicó el problema en la cabina, pero no tenemos reportes de que la tripulación haya visto humo. Hay que descartar que se hayan producido cosas más graves, como llamas o algo así. Simplemente se disparó la alarma y el procedimiento marca bajar en el aeropuerto más cercano. De ahí el aterrizaje en Posadas”, detallaron a iProfesional.
Desde Aerolíneas Argentinas remarcaron que los 68 pasajeros que viajaban en el Embraer 190 de Austral descendieron del avión en perfecto estado. Y que el traslado hacia Iguazú se activó de inmediato vía una compañía de colectivos.
“El avión quedó en Posadas para su revisión. Técnicamente, lo que tuvimos fue una emergencia en vuelo pero que no pasó de la alarma disparada. Todo el procedimiento se llevó a cabo con total tranquilidad”, concluyeron desde la estatal.

Anuncios