“Norberto es una persona popular y de pueblo. Tiene un sentido patrio muy enorme. Pueblo no sólo en un concepto social humano sino también es el de amar su suelo”, lo dice el gobernador Passalacqua por el intendente Aguirre al inicio del prólogo del libro “Malvinas 30 años después”. Resume el espíritu de la presentación hoy de la obra escrita por el periodista Spivak.

Eldorado (Martes, 5 de junio) El gobernador de la provincia Hugo Passalacqua acompañó hoy al intendente Norberto Hermes Aguirre en la presentación del libro “Malvinas 30 años después”, que narra su regreso a Malvinas en 2012 al conmemorarse 30 años de la guerra; “Es honor para mí que mi amigo Ale, me haya convocado para escribir el prólogo del libro que relata la historia de mi amigo y ´hermano´de la vida, el veterano de guerra Norberto Hermes Aguirre en su regreso a Malvinas”.
El libro fue escrito por el periodista de Eldorado Alejandro Fabián Spivak quien acompañó al ex combatiente Aguirre cuando en marzo de 2012 volvió a pisar el territorio donde nunca había vuelto. Junto con algunos de sus compañeros, emprendió un viaje con las emociones a flor de piel para visitar el cementerio de Darwin y recorrer la zona de Supper Hill, que actualmente está preservada como museo de guerra, donde combatieron. En Malvinas, Aguirre revivió las escenas más trágicas de la guerra, reconocieron lugares emblemáticos del espanto y reconstruyeron conmovedoras historias de vida
La Provincia más grande
En la presentación, el Gobernador afirmó que Malvinas es la provincia más grande de la República Argentina a la vez que destacó el acto heroico en particular de Aguirre y en general de todos los veteranos de Malvinas.
“Aguirre tiene algo muy especial que lo hace estar siempre cerca de la gente; lo que le permite salir adelante ante cualquier vicisitud de la vida”.
De su parte el veterano de guerra e intendente Norberto Hermes Aguirre, en breves palabras, recordó emocionado lo que fue su regreso a las Islas 30 años después de la guerra. “Llegar junto a camaradas a las Islas fue cicatrizar una herida y homenajear a los verdaderos héroes que quedaron en la tierra malvinense”
Y los más de 600 veteranos que el Estado no supo contener y decidieron quitarse la vida”.
Sostuvo que lo más difícil fue el sentimiento de las madres que no sabían si su hijo iba o no a regresar de las islas
Destacó la identificación de quienes quedaron en el cementerio de Darwin. “A nosotros nos tocó estar en el cementerio y ver las tumbas con la frase aquí descansa un combatiente argentino cuyo nombre sólo lo conoce Dios”
Aguirre, emocionado le agradeció al gobernador por su participación al escribir el prólogo del libro y a Spivak “con quien compartí esos ocho días inolvidables en Malvinas”

Anuncios