Roberto Krawczyk, hermano de la teniente Eliana María Krawczyk, la única mujer tripulante del ARA San Juan, cuestionó duramente al Gobierno nacional por la manera en que manejó todo lo relacionado a la desaparición del submarino, durante un año. Dos de esos 44 tripulantes del navío siniestrado eran oriundos de Misiones. Apenas conocida la noticia de la localización de la nave, el gobernador Hugo Passalacqua decretó cuatro días de duelo provincial.

Por Alejandro Fabián Spivak.

Eldorado (Domingo 18 de noviembre ). Roberto Krawczyk, hermano de la teniente de Navío Eliana María Krawczyk, tripulante del ARA San Juan, dijo que el hallazgo del submarino produjo en él y en su familia sentimientos encontrados: por un lado, el alivio de dar con el submarino y por otro, “es obvio que no puedo sentir alegría”.
Aunque si enfatizó su molestia por la manera en que el Gobierno nacional manejó la información respecto al siniestro, tanto desde el comienzo como con la localización de la nave.

-¿Qué le diría si tuviera enfrente suyo al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y al presidente Mauricio Macri?
– (Breve Silencio). No ¡Esa pregunta es muy fuerte! Con esa pregunta me acaba de dar en el hígado. No me pida que se la conteste. Es muy duro. Es más, comenzaron a caerme lágrimas de los ojos (del otro lado de la comunicación se escucha un estornudo y el evidente sonido de un sollozo).De creer, puedo creer muchas cosas. Si el Gobierno nacional o la Armada Argentina escondió información sobre el ARA San Juan, concretamente si sabían dónde se encontraban y especularon políticamente su hallazgo ante la llegada del G 20, van a pagar muy caro porque jugaron con el sentimiento de mucha gente. Desde Misiones, a miles de kilómetros de distancia, lo que me parece raro es que la empresa que encontró el ARA San Juan (Ocean Infinity, de Estados Unidos) estaba a punto de irse de la Argentina sin cobrar un peso y de repente encontró el submarino.

Eliana, la primera submarinista con el cargo de oficial

Roberto es uno de los hermanos de Eliana María. Su otra hermana, Silvina, actuó como veedora. Su madre falleció hace unos años y su padre está, desde hace un año, recluido en su casa, en la ciudad de Oberá. “Mi padre está destruido. Lo mataron en vida”, dice.
Eliana María tenía 35 años. Era soltera; “vivía para su familia y su profesión”. Se había especializado en manejo de armas y, por lo tanto, ejercía el cargo de jefa de Armas. Era la primera submarinista en obtener el cargo de oficial de la historia argentina y la única mujer de la tripulación. El 2017 fue su primer año en el navío. A los 17 años egresó de la secundaria en Oberá y fue a Posadas a cursar la carrera de Genética, en la Universidad de Nacional de Misiones. No le gustó y al poco tiempo buscó otras posibilidades de estudio. Ingresó a la Armada Argentina, de la que salió con excelentes notas para ingresar al ARA San Juan, con el grado de teniente de navío.
“Era una súper mujer, una súper tía, una súper hermana y, por sobre todas las cosas, una gran mujer”, la define su hermano Roberto. Con la aparición de la nave, “en mi familia tenemos dos sentimientos: paz, por un lado, pero por el otro, un desgarrador sentimiento al ver en qué estado se encuentra el submarino ARA San Juan”, dijo.
También, Roberto pidió que el Gobierno nacional reflote el submarino. “Yo quisiera viajar y darle el ultimo adiós a mi hermana. Fueron 368 días de velorio”.
Apenas difundida la noticia de la localización del submarino, en el lecho del Mar Argentino, el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, decretó cuatro días de duelo provincial.

El misionero Jorge Isabelino Ortiz

En el submarino siniestrado también viajaba otro misionero: el cabo principal Jorge Isabelino Ortiz, nacido en mayo de 1985, esposo de Griselda y papá de Thiago, de tres años.
Ortíz era el mayor de tres hermanos. Estaba encargado –con otros compañeros- del sector eléctrico y de motores.
En la información del siniestro, su nombre quedó en segundo lugar, relegado por la teniente Krawczyk, más conocida por tratarse de la única mujer submarinista del país.

Anuncios