El candidato de la triple alianza (PRO – UCR + puertismo) salió a disputarle a la renovación la significación del federalismo. Para defender que el gobierno de Macri es el más federal de la historia Schiavoni dio datos que no coinciden con los de Dujovne. Dijo que la copa creció 62% contra una inflación del 40%. Las planillas de Hacienda dicen lo contrario. A marzo de este año Misiones perdió 3% de recursos en términos reales y entre 2015 y 2018 perdió 639,9 millones en transferencias medidas por habitante.

Viernes, 10 de mayo. La cuestión federal, traducida en la política provincial como “misionerismo” es un fantasma que recorre las campañas electorales desde la construcción de la Renovación como espacio de ruptura con los mandatos de Buenos Aires. Por eso la campaña de Herrera Ahuad – Arce, fluye, pareciera que avanza sola, que se despliega por todas partes cada vez con mayor espontaneidad, ligada a la trayectoria y personalidad de los candidatos. Parece simple pero es el resultado de la significación de la Renovación, a su historia al alcance de la memoria que proyecta un futuro con certezas.
Las oposiciones en campaña se enfrentan a esta historia y se encuentran frente a una encrucijada. Es palpable en el diseño de la campaña de la triple alianza (PRO con la UCR + el puertismo) que por incluir nuevos aliados y perder otros, se vio obligada a dejar el nombre de Cambiemos, que es su identidad, por el circunstancial Juntos por el Cambio.
Estas breves referencias que no agotan el análisis de los consultores, explican la tensión que existe al interior de JPC que no pueden despegarse de la significación de Cambiemos ni negar a Mauricio Macri y a la vez hacer una oferta provincial sin que quede teñida por el rumbo de las políticas económico sociales que el Presidente defiende y define como el único camino.
Una muestra del “no lugar” se puede decir en el que se colocan los candidatos del macrismo al despegarse de Macri, fueron las declaraciones formuladas el martes pasado por, Humberto Schiavoni, a LN+, el canal del diario La Nación.
El federalismo concesión de los porteños
El candidato a gobernador por la triple alianza (PRO – UCR + puertismo), después de confesar que sigue teniendo una cosmovisión desarrollista, precisamente deslizó la doctrina del desarrollismo que, sostiene que el federalismo es consecuencia del desarrollo nacional con lo que directamente pone en cuestión la doctrina renovadora y todo el esquema que fueron construyendo estos años los gobernadores como alternativa. Sostuvo, como lo viene haciendo su compañero de fórmula, que es el gobierno de Macri, la Casa Rosada, la que promueve el federalismo, es decir, una concesión del puerto y no una conquista de derechos conseguidas por los gobernadores en las disputas institucionales que tuvieron en el Congreso de la nación su escenario natural de debate, acuerdos, encuentros y desencuentros.
Schiavoni afirma que el de Macri fue el gobierno más federal desde la recuperación de la democracia y da números. Afirmó que el año pasado, Misiones –mi provincia dijo- tuvo un aumento de los recursos coparticipables del 62% cuando la inflación estuvo en el 40% y agrega que gracias a esos recursos el Estado misionero tuvo superávit, como otras 20 provincias más. Niega de esa manera toda la impronta que impuso la Renovación en la Administración. Ya Carlos Rovira en la pre-renovación de su primer mandato, en 1999, tuvo el acierto de arrebatarle las banderas del equilibrio fiscal a las derechas, que por otra parte nunca cumplen con el principio. Pero el equilibrio fiscal desde las herencias de los movimientos populares, no sólo atienden el gasto sino también los ingresos que, forzosamente están ligados a la política fiscal y al desendeudamiento. Macri que pregona el déficit cero no lo ha logrado ya que si bien está bajando el déficit primario, al mismo tiempo incrementa el financiero a índices que superan cualquier exceso de los populismos.
Misiones recibió menos copa
La concepción estaliniana de Schiavoni en la construcción de federalismo puede resumirse en un esquema simple: primero el desarrollo nacional para “ocupar” después todo el territorio nacional.
Pero más allá del debate ideológico, los datos que dio el candidato de la triple alianza son discordante con los que figuran en la Coordinación Fiscal con las Provincias, repartición del Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Nación y que preside Nicolás Dujovne.
Schiavoni dijo, reiteramos, que Misiones recibió 62% más y la inflación fue del 40%. ¿Es cierto?

copa 2
El cuadro claramente demuestra que en las transferencias que Nación envió a las provincias de manera automática entre los años 2015 y 2018 Misiones perdió a lo loco. El Instituto Argentino de Análisis Fiscal entiende que la medición más adecuada debe estar vinculada a la cantidad de habitantes. Pues Misiones perdió 639,9 millones de pesos en el período. Los datos que figuran en el gráfico demuestran también el descarado desvío de fondos a la Ciudad de Buenos Aires. Una verdadera metáfora del centralismo porteño.
Este año sigue la caída
Si el candidato quiere hablar de hoy y no de los primeros tres años de Macri, los datos oficiales tampoco le dan la razón. Hay otro cuadro ilustrativo. De acuerdo a los datos del primer bimestre de 2019, el monto recibido por las jurisdicciones en concepto de Coparticipación y Leyes Especiales alcanzó los 225.566 millones de pesos, presentando un crecimiento del 49,3% respecto al envío de fondos durante el mismo período del año anterior. Pero, si se tiene en cuenta el efecto de la inflación sobre los fondos enviados a las provincias, la coparticipación durante el bimestre registró una caída de 0,6% en términos reales. La pérdida de Misiones estuvo por arriba de la media ya que llegó a 3 puntos. Otra vez, ver el gráfico enerva, hay una discriminación irritante a favor de la provincia de Buenos Aires, donde Cambiemos se juega la Presidencia.
copa