La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó el libro en Posadas en el polideportivo Finito Gehrmann. Estiman que hubo más de 13 mil personas. Convocó a conformar un nuevo orden social con la participación de todos los sectores pero con el aporte mayoritario de los que más tienen, exhortó.

Sábado 7 de septiembre de 2019. Cristina convocó en Posadas a conformar un nuevo orden social con más compromiso de parte de los que más tienen, en consonancia, dijo, con el mayor compromiso que tienen los dirigentes políticos y que la sociedad demanda a esos dirigentes.
La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, candidata a vicepresidenta en la fórmula del Frente de Todos que integra con Alberto Fernández, habló cerca de 51 minutos para una multitud que siguió la presentación del libro Sinceramente desde el polideportivo Provincial Finito Gehrmann, en Posadas, y para todo el país en transmisiones a través de las redes sociales.
En primera fila, el gobernador electo Oscar Herrera Ahuad junto al senador y exgobernador de Misiones, Maurice Closs (los dos a los que Cristina mencionó en su alocución), estuvieron junto al ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo; el intendente de Posadas, Joaquín Losada; el diputado nacional Ricardo Wellbach; Oscar Parrilli, exfuncionario del Gobierno de Cristina –fue director General de la Agencia Federal de Inteligencia-) y la diputada nacional Cristina Brítez.
El Polideportivo colmó su capacidad, de 3500 personas sentadas, además de unos diez mil que se ubicaron frente al edificio y siguieron la transmisión por pantallas gigantes: al final de la charla, Cristina se acercó a saludar y agradeció “a los jóvenes por su inmenso corazón para con nosotros y la patria. Orgullosa de que tantos jóvenes hayan aprendido a querer a su país”, dijo.

Cristina en Posadas desde el viernes

cfk sola.jpg

Cristina Fernández llegó a Posadas el viernes y fue recibida por una multitud de seguidores, con los tradicionales cantos de aliento. Apenas salió del avión, al pie de la escalerilla el personal de pista la recibió con aplausos. Vino a la capital misionera a presentar el libro Sinceramente.
El gobernador Hugo Passalacqua recibió a la exmandataria en el aeropuerto de Posadas, acompañado por el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad; el intendente local, Joaquín Lozada y la diputada nacional del Frente de Todos, Cristina Brítez.
Este sábado, antes de la presentación del libro, la expresidenta se reunió con el gobernador Hugo Passalacqua; el senador nacional del Frente Renovador de la Concordia, Maurice Closs y con el expresidente de Paraguay, Fernando Lugo.
Ya en el escenario del polideportivo misionero, habló de Diego Maradona como nuevo director técnico de Gimnasia y Esgrima de la Plata, del que su madre (fallecida) y su hermana eran hinchas. “La que era fanática era mi mamá y mi hermana, ella está exultante”. En otro tramo, en una cita sobre economía mencionó al expresidente de Brasil, Inacio “Lula” Da silva y ante el fuerte aplauso del público, también reclamó “¡Lula libre, Lula libre!”.
Cristina habló de economía, de las crisis económicas durante su Gobierno, de la cancelación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional durante la gestión de Néstor Kirchner y las corridas cambiarias donde no se comprometió el bienestar del pueblo, dijo. Fueron crisis que vinieron de afuera y si se quiere, “la crisis de la 125 fue diferente, fue una crisis autoinfligida”, explicó para recordar que fue una medida de Gobierno “que fue rechazada por un sector y produjo una crisis evidente que se sumó a la crisis de afuera”.
“Podríamos haber puesto excusas, pero la gente no vota presidente para que le echen la culpa a otros o que se excusen, la gente vota presidente para que solucionen los problemas”, señaló.
Ratificó la idea de poner dinero en la calle para que impacte en todos los eslabones de la cadena económica porque coincide con la mirada de Lula en Brasil sobre cómo gobernar en las crisis. “cuando todo el mundo habla de crisis, la gente que tiene su trabajo se empieza a retraer, a no gastar, y esa crisis se retroalimenta sola. Teníamos que salir muy fuertemente del Estado a impulsar a que la gente no tuviera miedo, no asustar, que la gente consumiera y que desde el Estado tuviéramos política de crédito y ayuda muy fuerte” dijo para recordar que la crisis mundial del 2008 y 2009 se sintió poco en la Argentina mientras “la gente perdía sus casas en Estados Unidos que hubo millones de hipotecas. En Argentina, en lo que es la microeconomía de la gente, no se sintió”.
En ese contexto, dijo que la habían aconsejado que dejara “que la crisis se sienta un poco así se dan cuenta del esfuerzo’ pero ¿cómo?, la tarea de un gobernante no es hacer sufrir a la gente. Es impedir que la gente sufra y articular todas las políticas para eso. Eso hicimos en el 2008 y 2009″, enfatizó.

“Los hombres nos subestiman”

cfk posadas 1

Gran parte de la charla se centró en las crisis económicas de Argentina. Habló de la hiperinflación de Raúl Alfonsín y de la crisis de Fernando de la Rúa, y de sus consejos a Néstor Kirchner, de quien recordó su mirada “experta” sobre economía: “en 2001 teníamos plazos fijos en Argentina, como muchos, y Néstor Kirchner era gobernador de Santa Cruz. Las provincias productores de gas y petróleo habían recibido regalías. Néstor había armado un fondo de inversión que tenía afuera del país y que pagaban muy poco –tasas del 2 por ciento en dólares- mientras en Argentina las tasas eran astronómicas”, dijo Cristina para recordar que al dinero ahorrado de su familia le había agarrado en el 89 el Plan Bonex –como no nos podían devolver la plata nos daban papelitos aunque después con el tiempo los cobramos muy bien”. Con el antecedente de los Bonex, Cristina insistía en que les iba a pasar lo mismo que con el Bonex “ya nos agarraron una vez, pero él me decía ‘no, vos no sabés, no entendés’. Yo le decía que si, que era lo mismo” y le pidió que con el dinero familiar “haga lo mismo con lo que hizo con la plata de la Provincia. Cuando vino el corralito, le dije ‘te dije, mirá vos que eras el sabio de economía’. Los hombres muchas veces nos subestiman en el fondo, aunque nos quieran”, expresó.

“Uno solo nos endeudó por 57 mil millones de dólares”

cfk posadas 2

La expresidenta también lamentó las crisis cíclicas en Argentina producto de la aplicación de políticas neoliberales que terminan en crisis. “Me pone muy mal que cada diez o quince años la Argentina repita crisis cíclicas aunque ahora –dijo- es diferente: en el 89 el gobierno de Alfonsín no tuvo éxito en la economía, la sociedad había acompañado con mucha ilusión y lo vivió como un fracaso. En el 2001 muchos no tenía esperanzas y pensaba que no se podía tener otro país diferente y decían que era imposible no pactar con el Fondo Monetario”.
Respecto a la deuda, entiende, que el país se debe “una discusión para ver qué se hizo en estos cuatro años porque nunca se vio algo igual. Néstor pagó al FMI en el 2005 una deuda que venía del 57, es decir, que eran 47 años de endeudamiento y renegociación permanente. Con todo eso debíamos 10 mil millones. Y resulta que ahora, en tres años y medio, uno solo nos endeudó por 57 mil millones de dólares. Es mucho”.

Multinacionales si

cfk posadas.jpg

Respecto a las multinacionales, Cristina Fernández dijo que es mentira que su espacio político -con Alberto Fernández- no quiere a las multinacionales en el país. “Quieren hacer creer que estamos en contra de las multinacionales” pero recordó que cuando fue presidenta firmó un contrato de YPF con Chevron por la explotación de Vaca Muerta. “El recurso petrolero debe tener un precio diferencial interno con lo que se exporta”, dijo.
Finalmente, pidió un nuevo orden social para la Argentina, que se debe lograr entre todos, aseguró. “Hay que volver a ordenar todo, pero no en el viejo orden; algo nuevo, distinto y mejor que lo que tuvimos. Sinceramente eso va a requerir de todos nosotros, de todos los sectores: ciudadanos, económicos, sociales. Un gran esfuerzo. Por supuesto que como dice Alberto vamos a cumplir con las deudas, pero no lo haremos haciendo sufrir al pueblo argentino. Que nadie espere que será a costa del pueblo argentino. Requerirá un nuevo orden y un nuevo contrato social, donde todos, porque cuando mas tenés, más responsabilidad también tenés. Los actores económicos deben entender que también son más responsables y deben ayudar a que la Argentina salga adelante. Todos, con solidaridad, vamos a poder construir un nuevo orden. Eso queremos hacer con todos y todas”, dijo finalmente, tras poco más de 50 minutos de alocución.
Durante la charla, se quejó del calor: “¡Qué calor que hace acá! Ustedes no tienen calor porque están acostumbrados pero no se olviden que yo soy pinguina”, expresó.