La tarea realizada por Ministerio de Industria de Misiones a cuatro años de su creación, puede verse como paradigma que contrasta con el industricidio perpetrado por el nuevo ciclo del neoliberalismo iniciado en diciembre de 2015 en el país. Luis Lichowski destacó que “pudimos instalar fábricas, encaminar desarrollos industriales con alto potencial y comenzar a delinear un nuevo perfil para la industria misionera”. El ministro expuso ayer en el Parlamento un detallado informe de los pasos dados para transformar la matriz productiva de la provincia y dejó delineado desafíos que serán referencias insoslayables para un plan de desarrollo industrial.

Martes, 17 de septiembre 2019. A cuatro años de su creación el Ministerio de Industria de la Provincia puede mostrar que tuvo logros de inversión privada y ha cumplido con creces las funciones de planificación, buscando conferir a la Provincia un plan industrial integral que surja del trabajo conjunto de todos los actores públicos y privados.
Ayer, en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, Luis Lichowski acompañado de su equipo de profesionales resumió los avances en el desafío de transformar la estructura económica de Misiones. En un contexto adverso por las políticas macroeconómicas que aplican el impuesto inflacionario como recurso solapado de recaudación, la inestabilidad del valor de la divisa como negocio especulativo, las altas tasas de interés como gancho para las ganancias financieras y la apertura indiscriminada a la importaciones, políticas todas responsabilidad del Estado nacional que, obviamente, provocan destrucción de empresas, en ese contexto decíamos, los éxitos de la gestión del Ministerio cobran una dimensión política de envergadura.
A contramano del rumbo de las políticas defendidas por Mauricio Macri, aquí en Misiones el Estado utilizó las pocas herramientas disponibles en una provincia periférica como la nuestra y con su limitado poder de compra, por ejemplo, logró la radicación en el Parque Industrial de Posadas de la firma polaca Lug Light Factory SA, articulando el compromiso con un plan Integral de Luminarias Led para Municipios.
Pero evidentemente, no alcanza con la voluntad política. Hubo fracasos generados por la desprotección del Estado nacional que bajó aranceles y liberó importaciones de productos de baja calidad y desalentó instalaciones de fábricas, pero también hubo choques con una realidad incontrastable en el poco volumen de producción que tiene Misiones para trascender el mercado interno. Así como en los 90 el intento de vender té a China se frustró por la imposibilidad de abastecer una demanda cien veces superior a la oferta, la gestión de Lichowski se enfrentó a problemas similares para habilitar los puertos y el trasporte fluvial. Lo explicó claramente ayer en el Parlamento, poner en marcha los puertos no fue sólo el tema de las licitaciones desiertas y asumir las inversiones en infraestructura, sino generar el interés de los armadores navieros para que sus flotas lleguen hasta los puertos misioneros. Y aquí aparece el mismo problema de oferta. Misiones no garantiza con sus productos la carga suficiente para las barcazas. El ministro utilizó una figura muy clara: es como abrir una terminal de ómnibus sin líneas de colectivos que la utilicen. Reveló que el salario de un capitán “embarcadizo” es de 10 mil dólares. El negocio del trasporte fluvial es entonces algo más complicado que decir y declamar que vivimos de espaldas al río.
Lichowski narró después las gestiones que se hicieron para sumar a productores de Brasil en masa crítica para las cargas, pero, aunque tenga éxitos en convencer y demostrar que el río es más barato que las rutas, quedan de manifiesto que los problemas estructurales de la economía misionera aparecen siempre en la superficie.
Si se hace un repaso de las industrializaciones exitosas de las provincias periféricas argentinas desde la recuperación de la democracia en 1983, el ejemplo de San Luis es elocuente. Sin ventajas competitivas especiales, fue la provincia que aprovechó mejor el régimen de promoción industrial. A partir de 1983, logró cambiar el perfil productivo y consolidó una gestión pública ordenada. La clave es un Estado bien administrado que destina el 50% de su presupuesto a inversión productiva y en infraestructura. Sin posibilidades de replicar regímenes de promoción industrial, y en el ingreso de una nueva fase de los ciclos político-económicos, Misiones tiene en sus ríos la única posibilidad de atraer inversiones sin necesidad de andar peleando en la Diplomacia las radicaciones con otras provincias: energía de sobra y barata. Mientras tanto, el Ministerio de Industria hace más de lo que se puede.
Mensaje de Lichowski
Además de la exposición de Lichowski ante los diputados, la oficina de Prensa difundió un informe completo sobre el que basó el ministro su exposición. Destaca en la presentación el desafío del Ministerio fue ampliar la matriz productiva provincial; incorporar tecnología; generar nuevo valor a nuestra producción y explorar nuevas oportunidades industriales bajo el imperio de articular la gestión desde las demandas del mundo empresario.
Subraya que “nos encontramos con esa cara oscura del país que no queremos ver más, pero que suele resurgir, aquella para la que la producción, la industria, no son prioridad; aquella que sin que interesen las consecuencias promueve importaciones de bienes que podemos producir aquí, o lo que es más grave, que ya estamos -o estábamos- produciendo; que cuando estamos avanzados en conversaciones con industriales interesados en establecer su planta aquí, para abastecer al país o a países vecinos, elimina aranceles de importación de productos competitivos de baja calidad; que genera un contexto macroeconómico y un ámbito en el que la producción no es prioridad, y en el cual el que produce lo hace porque tiene alma productiva, espíritu emprendedor, porque es un empresario de verdad, con todas las letras. Y los tenemos, en nuestro Parque Industrial Posadas, en muchos lugares del nuestra
Misiones, luchando codo a codo con sus colaboradores para mantener la planta en pie.
A pesar del contexto nacional pudimos instalar fábricas, encaminar desarrollos industriales con alto potencial y comenzar a delinear un nuevo perfil para la industria misionera. Falta sin dudas mucho más. Este Ministerio tiene una gran tarea por delante. Hay mucho empleo por generar y mucho valor por agregar, tanto a nuestra producción primaria como desarrollando posibilidades aún inexploradas”.
En el documento se resume lo hecho y se delinean los desafíos para los próximos años..
Los capítulos de los hecho y los escrito
Brevemente, en diez capítulos resume los proyectos y las realizaciones.
I. Incorporando tecnología a nuestra industria. El 29 de octubre de 2018 Misiones dejó inaugurada la planta de origen polaco de última tecnología de luminarias Led de la firma polaca Lug Light Factory SA, que sería la primera de estas características en Latinoamérica. Un gran paso hacia la evolución industrial de la Provincia. La firma radicó su primera planta fuera de Polonia en la provincia de Misiones, abriendo un abanico de posibilidades económicas y respetando la sustentabilidad ambiental. Fue articulado al Plan Integral de Luminarias Led para Municipios. En do años se entregaron más de 9.000 luminarias.
En 2018, la Startup VOLTU Motor Inc. instaló su primera fábrica de América en el Parque Industrial Posadas, donde la firma innovadora de base tecnológica produce sus productos emblema. Radicada en Sillicon Valley, desde donde opera mercados internacionales, eligió
Misiones para fabricar sus motos y blocks de almacenamiento de energía.
El Centro de Robótica y Automatización Industrial de Misiones (CRAIM) busca la competitividad industrial en la Provincia, a través de la incorporación de automatización y robotización en sus industrias, camino ineludible para competir internacionalmente, se ubicará en el Parque Industrial Posadas, estando en proceso de licitación su construcción.
II. Fortaleciendo el desarrollo TIC. Cuando los campos productivos tradicionales están expulsando a trabajadores, y tenemos miles de jóvenes que lo buscan y buscarán, encontramos en las TIC la gran oportunidad de generar empleo en calidad y cantidad.
Se logró despertar el interés de la segunda mayor empresa de Software de Rusia, que busca desarrollar nuevos centros de producción en el mundo.
Hacia una criptomoneda misionera. Jellycoin será la primera moneda virtual misionera, la cual permitirá retribuir al ciudadano que realice recuperación de residuos. Forma parte del proyecto COLMENA, que actúa con el apoyo del Ministerio de Industria y otros organismos provinciales. Es un modelo de economía colaborativa que opera mediante un software que coordina a los actores involucrados, que cumplen distintos roles en la cadena: recolectores, acopiadores, transportadores y transformadores entre otros, quienes recibirán la moneda virtual Jellycoin basada en la tecnología blockchain. El último eslabón importante es la concreción de los espacios acopiadores y transformadores, dotados de la maquinaria necesaria para generar los pellets de plásticos, por ejemplo, para la venta a posteriori de aquellos que lo ocupen para la producción de diversos productos terminados.
Desarrollando blockchain en Misiones. Ivan Zubilewicz, autor intelectual e impulsor del modelo Colmena, y Juan Carlos Ríos, primer intendente en adoptar para su municipio, Campo Viera, el modelo
III. Nuevos desarrollos industriales. Biomiel SA es la industria misionera de base tecnológica que, con apoyo del Estado Misionero, instaló su planta piloto en el Parque Industrial Posadas (PIP), con una nave de 400 m2, destinada a la producción de edulcorantes. Investigadores de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) vienen estudiando la Stevia desde hace más de tres décadas, analizando y poniendo a punto el proceso productivo de obtención y purificación de los cristales. El cultivo fue mejorado a partir de cruzamientos y se logró separar los componentes de la Stevia obteniéndose plantas madres con mayor contenido de Rebaudiósido
Misiones hace vanguardia una vez más siendo la única Provincia del país en producir carbón activado de manera física y no química, con un proceso industrial innovador.
El carbón activado es un producto de alta demanda internacional, cuyos valores oscilan entre 1 y 10 dólares (1.000 y 10.000 dólares la tonelada) por kilo a granel de acuerdo a las características y calidad que se obtenga, valores notablemente superiores al de la materia prima con que se elabora (pino).
La Citronella y otras esencias son productos insignia del Alto Uruguay misionero, sobre
los que es posible lograr un gran salto de calidad, beneficiar a las familias productoras, y lograr alto valor con productos finales, superando la producción puramente artesanal.
IV. Apoyo a otros sectores específicos. Industrialización de viviendas de madera. Producción en crecimiento, fruto del trabajo conjunto entre los trabajadores y el Estado Provincial, para recuperar una industria, conservar puestos de trabajo y evitar la pérdida de una planta que se complementa con tradicionales producciones misioneras.
El Bambú surge como una de las alternativas para pequeños productores, ambientalmente amigable y de bajo costo de explotación. Se está impulsando su plantación y corresponde al Ministerio de Industria analizar y desarrollar alternativas industriales.
La producción de Azúcar Mascabo en Misiones se realiza principalmente en las localidades de
Dos Arroyos y Arroyo del Medio. Tiene un uso preferencial en gastronomía y es altamente buscado por los consumidores, siendo requerido por bares y hoteles en muchos países, en que se lo ofrece junto a edulcorantes y azúcar blanca.
Industria naval liviana. En Argentina se matriculan anualmente entre 7.000 y 8.000 embarcaciones de porte pequeño y medio, gran parte de ellas en el NEA. La capital provincial se erige como un ámbito propicio para el desarrollo de la industria naval liviana. Como Misiones carece de una fuerte tradición en esta actividad, el Ministerio de Industria y la municipalidad de Posadas vienen trabajando en generar las condiciones, con actividades de capacitación, promoción del asociativismo y con la construcción de un ámbito propicio para ello.
VII. Hacia la reactivación de nuestros puertos. Una deuda pendiente, la utilización intensiva de nuestros ríos como medio de transporte de cargas y el fortalecimiento del turismo. Infraestructura y logística para lograr la reactivación. Se creó la Administración Portuaria de Posadas y Santa Ana, APPSA, ente que tiene a su cargo la gestión de ambos puertos.
Se decidió trabajar para poner en marcha en primer lugar el Puerto de Posadas. Se realizaron dos licitaciones, y la habilitación del Puerto debería recaer en el adjudicatario. Al resultar desiertos los llamados, APPSA toma en sus manos gestionar la habilitación y las tareas relacionadas. En mayo de 2019, luego de importantes tareas de adecuación de infraestructura, incorporación de equipamiento y de servicios especializados, y de la intervención y auditorías de numerosos organismos, se obtuvo la habilitación. Esto permite encaminar negociaciones con los potenciales operadores del puerto. Poner en marcha los puertos implica generar el interés de los armadores navieros para que sus flotas lleguen hasta los puertos Misioneros. Y esto implica tener carga suficiente. Una sola barcaza transporta el equivalente a 70 camiones de tres ejes, y una flota, el equivalente a 600 y 1200 camiones.
Los armadores no afectarán sus flotas a menos que tengan una masa crítica de cargas, con compromisos firmes de parte de los generadores de las mismas. A su vez debe lograrse la confianza de los generadores de carga, su compromiso, costos y tiempos de operación competitivos. Ello llevó a APPSA a hacer un profundo estudio de cargas, contactando a las empresas y corporaciones que generan las mismas, y a colaborar con los estudios de costos y gestiones ante organismos relacionados, buscando obtener la información que permita a los armadores analizar su involucramiento.
Se analizaron tanto las posibles cargas de Misiones, como las de Corrientes y Brasil, que pueden contribuir a generar los volúmenes necesarios.
VIII. Atracción de inversiones. Los potenciales inversores de distintos puntos del mundo, muchas veces ni siquiera saben sobre la existencia de nuestra provincia. Hay que dar a conocer las oportunidades que Misiones y su gente presentan. Oportunidades de la madera con valor agregado. Se contactó a IKEA Range & Supply, destacado desarrollador y comercializador de muebles a nivel global, generándose en febrero de 2019 una reunión en la sede central de la corporación, en Suecia, en la que se presentó la Provincia y sus potencialidades.
En mayo se concretó la visita de una delegación del Grupo, integrada por cuatro directivos, que mantuvieron reuniones con el Gobernador, equipos provinciales, empresarios y profesionales especializados. Se visitaron industrias madereras y se analizaron posibilidades, las que continúan en estudio con la aspiración de diseñar un trabajo conjunto a mediano y largo plazo, que sirva a la Provincia, sus empresas, su economía y que permita a IKEA Range & Supply tener una nueva fuente de provisión
Planes….
XI. Desafíos que se vienen Once consideraciones para orientar la acción.
El documento que resume los cuatro años de gestión de Lichowski y su equipo, después de hacer referencia a un plan estratégico deja “expresadas algunas consideraciones sobre cuestiones que han quedado pendientes, trabajos que no hemos podido encarar o completar, que llevan más tiempo de desarrollo y líneas de acción que entendemos deberían ser fundamentales en los años siguientes. Presentamos aquí algunos de estos desafíos:
1. Impulso a la radicación de nuevas industrias. Continuar incentivando la radicación de industrias que aporten tecnología, contribuyan a la modernización industrial y a diversificar nuestra matriz productiva.
2. Desarrollos de las “perlitas industriales” de nuestra provincia. Hay un gran potencial de empleo, agregación de valor y mejoramiento de calidad de vida en ciertos recursos naturales sobre los que hoy tenemos poco desarrollo industrial.
3. El decidido y muy fuerte apoyo al desarrollo TIC es esencial. Tanto por la necesaria incorporación de tecnología a la industria local para hacerla más competitiva, como para generar empleo de calidad en cantidad, para exportar software y servicios desde Misiones se deben fortalecer nuestras capacidades. Así como generalmente un atractivo y condición para las industrias manufactureras es la disponibilidad de energía, para las industrias de software, o servicios basadas en el conocimiento (SBC), lo es la disponibilidad de personal capacitado.
4. La industria es eficiencia, y es también social. El fin de toda actividad económica es el bienestar del hombre. Aquí es el ciudadano misionero. Y debe haber un equilibrio. No nos sirven sólo las industrias automatizadas. La distribución de la riqueza es esencial, es justicia.
Por ello, industrias que derivan de cultivos que demandan mano de obra, como pueden ser la stevia o la citronella, entre otros, deben recibir alta atención y prioridad. En estos casos, la industrialización nos da la posibilidad de generar la riqueza para que el valor llegue a todos.
Los ladrilleros artesanales -oleros- deben ser atendidos, mejorar sus condiciones de trabajo, aportarles tecnología, herramientas, capacitarlos, y ayudarlos a generar nuevos productos. La Cooperativa de Trabajo Bolsas Kraft ex La Arminda Ltda es uno de los ejemplos de la capacidad de los trabajadores en adquirir habilidades de gestionar sus emprendimientos, si se los orienta y apoya. Hay mucho más para hacer “Industria Social”.
5. La exportación de madera debe ser con el máximo valor agregado. Misiones ha dado grandes pasos, como la fábrica de viviendas industrializadas, y tiene un razonable nivel de exportación de madera. Pero el potencial de crecimiento es mucho mayor. Hay un camino para lograrlo, que se está transitando, y se debe fortalecer. El Ministerio del Agro y la Producción viene trabajando en mejorar la competitividad de los aserraderos de Misiones. Estamos implementando el Programa de Certificación Forestal para que nuestra madera pueda cumplir demandas de alta exigencia. Hay oportunidades. El diálogo con uno de los grupos más grande del mundo en fabricación de muebles lo demuestra. Hay empresarios italianos dispuestos a asociarse con misioneros para transferir tecnología y abordar nuevos nichos. No es rápido. No es fácil. Pero por la inmensa masa forestal que tenemos, por la capacidad industrial instalada, debemos abordar este camino. Incorporar diseño. Explorar nuevos mercados. Quizás tengamos que exportar hoy troncos o chips de madera, hay demanda.
6. La industria naval es un campo con posibilidades. Tanto la industria naval liviana (plástico-aluminio), como la pesada (embarcaciones de carga), tienen en Misiones posibilidades que deben ser desarrolladas con la cooperación público-privada.
7. Hay más oportunidades industriales. Hay que encontrarlas y desarrollarlas. Hay posibilidades de fortalecer nuestras industrias tradicionales. También hay nuevas oportunidades en lo no tradicional. Investigación y desarrollo tecnológico, innovación. Exploración. Ver lo hecho en otras latitudes. En todo ello están las pistas.
El basalto, nuestra “piedra mora”, es materia prima para la construcción. Pero también se pueden desarrollar aislantes de alta calidad, indumentaria de seguridad, armadura para hormigón de alta resistencia libre de oxidación. Nuestra biodiversidad puede dar lugar a fitomedicamentos -que de hecho se elaboran en Misiones-, que pueden ser multiplicados y potenciados, comercializados en el mundo con grandes mercados potenciales. Se pueden crear nuevas presentaciones para el té y la yerba. Joyas a partir de nuestras piedras preciosas. Se pueden estudiar nuevas posibilidades industriales del bambú. Posibilidades como estas deben ser abordadas, analizadas, desarrolladas. Aquí el Comité Ejecutivo de Desarrollo e Innovación Tecnológica (CEDIT) tiene mucho para aportar, con una debida orientación de los esfuerzos, hacia líneas de trabajo que tengan posibilidades concretas de aplicación y desarrollo de nuevos productos.
8. Las pymes y los nuevos emprendimientos son el núcleo del crecimiento y el empleo
Las Pymes industriales son un potente motor de la economía, generador de empleo y consumidor de partes y servicios y tienen el dinamismo y capacidad de adaptación que nos debe llevar a que sean el centro de nuestras políticas de desarrollo. Debe ser una política central apoyarlas, ayudarlas a innovar, a equiparse, a incorporar calidad, ampliar su mirada.
9. Los clusters son una potente herramienta para el desarrollo. Permiten lograr escalas competitivas, complementariedad, desarrollar especialidades territoriales y encarar desarrollos industriales a partir de la cercanía y la articulación entre los actores de la cadena productiva. La mayor agregación de valor, ciertos desarrollos industriales, la competitividad, nuevos mercados, difícilmente se puedan alcanzar con las Pymes trabajando individualmente o en grupos de pocos participantes.
10. Profundizar el registro industrial como herramienta de competitividad. Es necesario tener información completa que permita conocer íntegramente la composición de las distintas cadenas de valor, para poder planificar la integración y operar en la eficiencia de cada una ellas y para atraer inversiones productivas. La información que contienen actualmente nuestros registros debe ser complementada con aquella que permita realizar análisis estratégicos sectoriales y planificar mejoras y acciones de complementariedad.
11. Insistir con la creación de una o más zonas francas industriales. El conjunto Parque Industrial y Puerto de Posadas, lindantes, tienen un gran potencial, pudiendo recibir insumos, procesarlos y expedir productos al país y el mundo. Las iniciativas de generar una gran área industrial estratégicamente ubicada deben ser profundizadas. El Gobierno Nacional ha expresado reiteradamente en los últimos tres años estar trabajando en una modificación de la Ley de Zonas Francas, para que estas realmente puedan constituirse en un espacio de desarrollo industrial y generación de exportaciones, y en tal marco se también se expresaba podrían habilitarse nuevas áreas, lo que no ha ocurrido. Misiones ha presentado al Poder Ejecutivo Nacional propuestas de constituir Zonas Económicas Especiales, como alternativas, orientadas a determinados sectores industriales con potencial de crecimiento. Es un camino que debe seguirse, negociando con el Poder Ejecutivo Nacional y con el Congreso. Hay un gran potencial en ello.