Esta Ley, primera en su tipo, marca una senda también para el país. Los humedales, en su amplio espectro, necesitan protección. Y no hay tiempo indefinidos sino que tiene que ser ahora, expresó el autor de la Ley de Humedales de Misiones, el exdiputado renovador Julio César “Chun” Barreto, en Plural TV, programa periodístico de Canal 4 Posadas.

Martes 14 de junio de 2022. En reglamentaciones ambientales y en preservación, Misiones marca el camino desde la vuelta de la democracia. La Cámara de Representantes de esta provincia aprobó recientemente la Ley de Humedales, una norma que le servirá a la Nación para avanzar en el mismo sentido, explicó el autor de la iniciativa, el exdiputado provincial y exintendente de Montecarlo, Julio César “Chun” Barreto.
Un humedal también es una vertiente, un arroyo, un espejo de agua; incluso nuestros ríos, y no solo un bañado o un lugar de agua, explicó para poner en contexto y recordar que la iniciativa busca su protección integral sobre todo a partir de la importancia que tiene para la biodiversidad y la vida humana. “La ley es muy trascendente por la función que cumplen este tipo de agua, con carga y recarga de nuestro acuífero; las agua subterráneas, control de inundaciones, producción de alimentos, flora y fauna; el propio curso de los arroyos; la absorción de carbono, que es uno de los elementos más contaminantes, que producen el cambio climático. Todo eso es un humedal. Tiene que ver con la vida misma”, enfatizó.
A partir de esta ley, dijo Barreto, el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables como órgano de aplicación se encargará de su cumplimiento, y confeccionará incluso un Registro de Humedales, como establece la normativa. “los ubicará geográficamente, para clasificarlos y protegerlos, con la riqueza ecosistémica que tienen” y además, abordarán la recuperación de aquellos que lo requieran por estás un poco degradados.
También recordó que los humedales tienen actividad económica, muchas de ellos con viviendas cercas o actividades productivas. “Al protegerlos, hay que contemplar que no sufra ningún tipo de degradación”, y así, lograr el espíritu de la normativa, explicó Barreto en Plural TV, programa de Canal 4 Posadas.

La entrevista

-La Cámara de Representantes aprobó la Ley de Humedales, un proyecto tuyo. ¿Qué es un humedal?
-Un humedal es más amplio de lo que cree o imagina el consciente popular. Un humedal por ahí creemos que es un bañado o un lugar de agua. Sin embargo, es una vertiente, un arroyo, un espejo de agua, nuestro río, todos los lugares donde tenemos agua en distintas circunstancias. La ley radica en la importancia que tienen estos espejos de agua. La ley es muy trascendente por la función que cumplen este tipo de agua. Carga y recarga de nuestros acuíferos, agua subterránea, control de inundaciones, producción de alimentos, flora y fauna, el curso de los arroyos, absorción de carbono, que es uno de los elementos más contaminantes, que producen el cambio climático. Todo eso es un humedal. Realmente es amplio el espectro.

-No es solamente lo que conocemos como los Esteros del Iberá, donde hay un exceso de agua.
-Totalmente. Y Misiones está lleno de humedales, y los misioneros corremos peligro, así como el resto del país, de que cualquier persona pueda degradar o secar un humedal, que viene ocurriendo a lo largo y ancho de nuestra provincia desde hace mucho tiempo. Me ha tocado ir hace poco tiempo, cuando se estaban produciendo los incendios en Santa Fe, en gran parte de Corrientes, en Misiones. Estuve a 40 kilómetros del casco céntrico de Montecarlo, y me ha tocado ver incendios enormes y también cómo el monocultivo hacía enorme daño, porque había plantaciones que secaron un curso de arroyos porque las plantaciones estaban al borde del agua.

-No se respeta la faja.
-Exactamente. Así que bienvenida la ley. La verdad que es muy importante para la provincia de Misiones, porque nos va a ayudar a detectar y clasificar a todos los humedales.

-Tuvo mucho impacto incluso en los medios nacionales. No pasó desapercibida para nada.
-Toda la semana tuve muchísimos llamados de muchos canales, de radios, porque evidentemente generó un impacto importante en todo el país. Son temas que se vienen posponiendo hace algunos años en la legislatura nacional. Y esta es la primera ley de su tipo en todo el país. Así que generó un impacto sin dudas. También marca un camino. Porque es importante que en el ámbito nacional se tomen estas decisiones, porque no tenemos una infinidad de tiempo para que se aprueben este tipo de ley y se protejan los humedales que tenemos en todo el país.

-¿Qué plantea la ley?
-Más que nada, protegerlos, clasificarlos y detectarlos. A partir de hoy el ministerio de ecología y medio ambiente, que es el órgano de aplicación que se va a encargar de la absoluta aplicación de esta ley, tiene que salir a detectar los humedales en toda la provincia de Misiones. Va a hacer un registro de humedales, qué humedales hay y dónde. Es decir, ubicarlos geográficamente. A partir de allí clasificarlos. Proteger la riqueza ecosistémica que estos humedales tienen, la segunda clasificación sería trabajar sobre la recuperación de los humedales que están un poco degradados. Trabajar sobre la vertiente, la limpieza de causes. Detectarlos y tratar de restaurarlos todo lo que se pueda. En tercer lugar, los humedales que ya tienen actividad económica. Muchas de ellas con viviendas cercas. Con alguna actividad ganadera, con plantaciones de diverso tipo. Convivir con ese humedal. Proteger íntegramente, que a partir de ahora no sufra ningún tipo de degradación. De secado, ni de tirar basura, ni ningún tipo de tóxico que pueda dañar ese curso de agua. Así que clasificar estas tres etapas. Para ellos hay que detectarlos en toda la provincia de Misiones.

-Los arroyos que pasan por actividades productivas privadas, ¿son del propietario de la tierra o de la provincia?
-Está establecido por ley que al igual que el río, podés vivir en frente al mismo pero el uso es del Estado. Cuando se aprobó en algún momento la Ley de Fajas Protectoras. Que si bien pasa por tu propiedad el cauce de agua, se debe dejar una faja sin plantar para que el río o arrollo se pueda nutrir, se pueda proteger.

-Dos veces y medio el ancho para cada lado.
-Y no todos lo respetan. A partir de ahora va a ser importante el trabajo que va a tener el Ministerio de Ecología. Hay tecnología suficiente, inclusive para hacer imágenes satelitales. Una vez que están registrados para ver cómo va el avance, cómo continúa esto, si el propietario de estas tierras lo protegen a ciencia cierta. Hace poco veíamos un acuerdo entre Bolsonaro y Elon Musk con respecto a la visualización del Amazonas vía satélite. Hay tecnología. Me parece que los misioneros podemos acceder a esa tecnología para poder trabajar sobre la preservación de nuestro bosque atlántico, de nuestros humedales. De todos estos lugares que son realmente maravillosos y que tienen que ver con la vida misma. Proteger nuestros recursos naturales es proteger la vida.

-¿Se vienen perdiendo esos recursos?
-Sí, yo creo que se van deteriorando. Creo que todavía no todos tomaron plena conciencia de que se van degradando nuestros ecosistemas, de que se van usando mal los recursos como ser el agua. Y creo que el pensamiento de la mayoría es que es responsabilidad de otros, o del Estado. Sin embargo, es la acción de cada uno, la acción particular. Entonces, cualquiera fuera la circunstancia, uno puede pedir que un productor cuide el agua, pero nosotros en nuestra casa dejamos la canilla abierta de más. Nos bañamos tres veces más de tiempo de lo que debería ser. Y podría nombrar muchos más ejemplos. Por eso, no solamente es responsabilidad del Estado. Si bien es la primera que debe controlar los excesos está bueno tener buenas prácticas desde casa.

-Sos de Montecarlo, de una zona productiva; hay mucha producción forestal ahí en esa zona. ¿Esas plantaciones afectan a los cursos de agua, a los arroyos, a las vertientes?
-Sí, así como te decía hoy, he visto malos procedimientos. No creo que sean todos, absolutamente. Pero sí hay ejemplos. Hay productores que cuidan estas franjas, estos arroyos y vertientes porque terminan haciéndose daño a ellos mismos. Muchas veces la ambición en exceso, plantar en exceso. Como que si tenemos una franja más de pino o eucalipto nos va a permitir hacer una riqueza absoluta, cuando estamos degradando un curso de arroyos que vamos a necesitar. Me parece que no son todos de ninguna manera, pero sí debemos proteger todas las franjas. Siempre digo que hay que dar un pasito más. Están buenas las leyes, pero más buena está la educación. Si nosotros desde la escuela primaria, secundaria seguimos fortaleciendo la educación ambiental, no vamos a necesitar este tipo de leyes para obligar al ciudadano a cuidar lo que es suyo. El planeta se nos ha heredado para que lo cuidemos. Y nosotros somos los que lo estamos degradando. Me parece que debemos tomar conciencia en este sentido y tomar buenas decisiones.

-¿Por qué esta ley, por qué este proyecto?
-Yo creo que todo fue de menor a mayor. Creo que mi vocación por la cuestión ambiental nació cuando fui intendente. Mi primera medida me despertó la necesidad de leer, de investigar, de involucrarme en el tema. Que fue la creación de la Planta de Clasificación de Residuos. A partir de allí fue de menor a mayor tomando medidas importantes en el municipio. Cuando tuve la oportunidad de estar en la legislatura y de dejar la marca de un pensamiento, de alguna reflexión me pareció importante el trabajo en equipo que se hace dentro de la legislatura, y el apoyo de mucha gente que piensa bien para los misioneros. Y una ley como esta, como la de economía circular, que salió el año pasado, que es importantísima también, así como muchas otras, nacieron de querer proteger lo nuestro. Algo que me apasiona, que me gusta mucho, que me parece es muy importante, y está relacionado con la vida misma. Es un tema que realmente me gustó mucho.

-¿Costó que los vecinos de Montecarlo acompañen estas intenciones de ir camino hacia la sustentabilidad?
-Cuesta y siempre va a costar. Esto sigue de menor a mayor. Montecarlo no es un producto terminado respecto al cuidado de los recursos o a las buenas prácticas a la hora de tratar los residuos. Estamos en pleno aprendizaje y seguimos tomando medidas progresivas para ir mejorando. Estamos lejos de lo óptimo pero hemos tomado las primeras decisiones. La Planta de Clasificación nos ayudó muchísimo. Falta el próximo paso que es la clasificación en origen. Sería fantástico dentro de unos años poder contar con una planta de reciclado para poder impactar de una manera diferente y que podamos pegar la vuelta en cuando al tratamiento de los residuos con la economía circular. Nos encantaría tener una planta de tratamiento de neumáticos, para que Montecarlo sea el centro de este tratamiento y que ese neumático pueda volver a la utilización para hacer calles, escaleras, asfalto, canchas de hockey, fútbol, de lo que fuera. Realmente hay mucho trabajo por hacer. Pero empezamos. Realmente hay una enorme vocación en este sentido de compromiso y aprendizaje permanente. El eco canje, que es un proyecto maravilloso, en el cual cada fin de semana los vecinos van a distintos puntos y llevan sus botellas de plástico, cartón, distintos tipos de basura, y se le dan a los vecinos, a cambio de la basura, flores, plantas nativas, que se producen en la planta de clasificación. Tenemos vivero propio, lombricarios, para hacer los intercambios. La gente lleva la basura y nosotros les devolvemos vida.

-¿Estás hablando de Montecarlo?
-Así es.

-Hace quince años empezó un proyecto sobre los rellenos sanitarios. ¿Cómo está eso?
-Montecarlo fue el último municipio que firmó el acuerdo para participar de los rellenos sanitarios, fui yo el que firmé como último municipio. Fue una gran solución. No fue la solución definitiva. Lo primero, que fue una visión el presidente de la legislatura. La primera es eliminar los basurales a cielo abierto. Yo creo que el 90 por ciento o más se habrá eliminado. El segundo paso de la eliminación fue llevar la basura en un depósito final para poder tratarla. Que no quede en ningún lugar donde pueda ser un foco de infección de nuestras tierras, de nuestras napas de agua. Que ese líquido llegue a los arroyos o al río. Hoy están en un relleno sanitario. Y la tercera etapa, que se aprobó el año pasado, es la de la economía circular. La inversión que va a hacer el Estado en distintos puntos de la provincia para que tengan plantas de clasificación de residuos para un próximo reciclado. Sería materia prima que vuelve a ser usada en distintos productos. Eso va a generar menos uso de materia prima y mayor mano de obra. Me parece fantástica esta idea, y seguramente que desde el Estado están próximos a implementar esta genial idea.