Unos 1.500 bolsonaristas fueron detenidos, sus campamentos cuarteleros desmontados y las pesquisas se extienden ahora a sus financistas y sostenes políticos. Flávio Dino, el ministro de Justicia, anunció que los arrestados se exponen a sanciones penales y también civiles por los delitos que cometieron.

Seguir leyendo «Hubo militares retirados entre los golpistas que tomaron Brasilia por asalto»