“Ni en la Convención de Gualeguaychú ni en la Provincial se debatieron proyectos e ideas sino sólo qué nos dan”, denunció el diputado Hugo Escalada al participar en el programa 678 invitado por la dimensión política que cobró la decisión de los jefes del ucerreísmo de expulsarlo del partido junto a María Losada por oponerse a la conformación de la alianza con las derechas.

“Ni en la Convención de Gualeguaychú ni en la Provincial se debatieron proyectos e ideas sino sólo qué nos dan”, denunció el diputado Hugo Escalada al participar en el programa 678 invitado por la dimensión política que cobró la decisión de los jefes del ucerreísmo de expulsarlo del partido junto a María Losada por oponerse a la conformación de la alianza con las derechas. “En ninguna de las dos nos explicaron  por qué teníamos que ir con Macri, cuáles iban a ser políticas  qué tenemos que llevar adelante y cuál es el rol del radicalismo si se llega al Gobierno nacional y también provincial. Durante todo el tiempo se discutió qué nos dan; Gobernador, Vice, Diputados, todo el tiempo eran acuerdos”, reveló para transparentar y poner sobre la superficie la naturaleza de los acuerdos que se impulsan. “No hubo ni un solo debate político”, remarcó

EL RADICALISMO REGALÓ SUS BANDERAS: “Al cerrar con el régimen el radicalismo ha abandonado todos los conceptos que hicieron que el radicalismo sea el radicalismo”, reflexionó Escalada, para recordar que la UCR no nació como una mera expresión electoral,  “su razón de ser era la causa de los desposeídos y por eso estuvo tanto tiempo sin participar de elecciones, porque  claramente el afán no era ganar elecciones  sino componer un cuerpo político que tenga ciertas primicias en defensa de la libertad, los derechos humanos y la soberanía popular. Hoy estamos en las antípodas. Hoy cuando hablás con la mayoría te dicen que hay que ganarle al kirchnerismo, no importa cómo, sumemos lo que hay que sumar y guarda con decir alguna cuestión que sea favorable al Gobierno, para nosotros estar acá es peor que haber ido a la sede del partido Justicialista. Esto es así, ese odio del que hablan se instaló en vez del debate, ya no importan las ideas, el radicalismo le ha regalado todas sus banderas”. Y reiteró no haber escuchado en toda la convención de Gualeguaychú y la de Misiones, alguien que haya encontrado una virtud en el macrismo “todos se defienden –subrayó-  no nos queda otra y tenemos que ir porque sino no ganamos. Es decir, es un acuerdo vergonzante, busquen tape en la televisión y no vas a encontrar alguien  que diga algo positivo de por qué hay que ir con Macri”

LA CARTA DE MANZI CUANDO LO EXPULSARON: “El otro día leía la carta que escribió Homero Manzi cuando fue expulsado de la UCR porque había ido con un grupo de FORJA ver al general Perón. Entonces automáticamente lo expulsaron” dijo Escalada para encontrar similitudes con las posiciones de cierta dirigencia ucerreísta. Ver carta http://jovenesrevisionistas.org/no-me-defiendo-acuso-por-homero-manzi-1947/. En ella, Homero Manzi sulfura bronca y resignación por la inicua circunstancia que le tocó vivir con motivo de su expulsión como afiliado de la Unión Cívica Radical en el año 1947, algo que de por sí marca un dato curioso: que el poeta había permanecido fiel a su identificación partidaria aún después del advenimiento del Nacional Justicialismo al poder. El texto es riquísimo en definiciones y términos, destacándose la defensa a ultranza que para ese mismo año de su expulsión hace Homero Manzi de la figura de don Hipólito Yrigoyen y del ideario político que representó, mas no de los hombres que lo componen.

EL DEBATE DE MODELOS: En otro momento de su participación en el programa Escalada afirmó que el debate fundamental en la política argentina sigue siendo por el modelo de Estado y en el radicalismo si hay voluntad política de defender, amparados en el principio de libertad, la lucha contra los monopolios. Ejemplificó que “lo que se está discutiendo es si volver a las políticas  de endeudamiento. “Si hay algo que se puede afirmar en la Argentina, después de la experiencia de los 90,  es que el endeudamiento genera dependencia y el poder político con dependencia no es el poder político. Así que acá lo que estamos discutiendo – y nosotros no queremos ser parte de un pasado – es la política de endeudamiento. Mientras en Latinoamerica y nuestro país se fue hacia  un esquema de desendeudamiento, Macri, en la ciudad autónoma se ha incrementado la deuda externa en un 300 por ciento. La gente desconoce estas cuestiones, desconoce la dependencia que genera la deuda. Nosotros en Misiones, en el Gobierno de Puerta, tuvimos  que sufrir que Cavallo nos ponga un ministro de Economía que fue un verdadero interventor. Se llamaba García, nadie lo conocía y nos dimos cuenta  que lo mandaron para hacer el ajuste y las privatizaciones. Lo mandaron  desde Buenos Aires. Eso es la dependencia: Provincias endeudadas, país endeudado y como cualquier  que se endeuda en la vida cotidiana, deja de ser libre para tomar decisiones”. Articuló estas categorías con el debate abierto por la alianza con Macri. “Eso es a lo que nosotros no queremos volver, no  hay convención  del mundo, ni mayorías que puedan avalar algo que va en contra de los principios del radicalismo. El radicalismo nace para luchar contra el régimen así que a mí que no me vengan que porque tuvieron 180 votos contra 130, eso queda legitimado, porque  eso nos intentan decir. No hay legitimación con votos cuando lo que se está votando va en contra de los principios”.

Anuncios