delio varela CAPROCE
Varela (foto: Marcelo Rodríguez)

Los contadores podrán jubilarse y seguir trabajando sin dar de baja su matrícula ya que avanza en el parlamento misionero la modificación de la ley que hoy da la baja en forma automática. Asimismo se reconoce la conquista de las mujeres a jubilarse a los 60 años. En la comisión de Seguridad Social donde está en estudio el tema expusieron hoy las autoridades de la Caja que piden equipararse a la Caja de Médicos.

Posadas (Jueves, 16 de junio) Se encuentra en la etapa final el tratamiento del proyecto de ley que permitirá a los contadores a jubilarse y seguir trabajando sin dar de baja la matrícula. Para eso hace falta modificar el artículo 53 de la Ley XIX N°42 que quedará redactado de la siguiente manera:
“ARTÍCULO 53.- Tienen derecho a jubilación ordinaria los afiliados que hayan cumplido los 65 años de edad los varones y 60 años de edad las mujeres. Si el afiliado decide permanecer en actividad con posterioridad a la edad requerida para acceder a la jubilación ordinaria, podrá continuar en la CAPROCE en las mismas condiciones, pudiendo optar por la misma en cualquier momento.
La percepción del beneficio de jubilación ordinaria es compatible con el ejercicio autónomo de la profesión, en cuyo caso el beneficiario debe continuar aportando, con derecho a reajuste de acuerdo al saldo de su cuenta de capitalización individual, al momento del cese definitivo. También es compatible con el desempeño de otra actividad autónoma o en relación de dependencia, debiendo contribuir a la caja respectiva.”
Hoy expusieron en la comisión que preside Roberto Chas, el presidente de la Caja, Delio Varela, el tesorero Francisco Malica y el ex presidente Juan Leiva. Dijeron que la iniciativa es una vieja demanda de los contadores para equiparse a los requisitos que tienen los médicos con su caja. También participó especialmente invitado por la comisión, el ex diputado Fernando Meza, autor del proyecto durante su mandato. Hizo hincapié en la eliminación en el segundo párrafo del artículo la ley a modificarse del requisito que fija la cancelación de la matrícula profesional. “Es lo que permitirá, sostuvo, al profesional jubilarse y seguir trabajando. Explicó que la jubilación sin cancelación de matrícula ya existe la ley de CAPROME (Caja de Médicos), por lo que sería fácil asimilaría.
El presidente Varela fue claro y a la vez dramático al señalar que la mayoría de los profesionales se jubilan pero siguen trabajando, ya que una Caja de Jubilación nueva, no tiene suficientes fondos para que los profesionales accedan a una Jubilación digna que les permita dejar de trabajar.

Anuncios