orlando franco
Orlando Franco (Foto: Mol)

“El diálogo y los acuerdos de gobernabilidad con el gobierno nacional son decisiones de Carlos Rovira pensando en la gente y en el desarrollo de la provincia”, dijo hoy el vicepresidente del parlamento misionero, Orlando Franco. Salió así al cruce de las manifestaciones del ex gobernador Cacho Barrios Arrechea quién el pasado lunes consideró que Macri “se baja los pantalones” por los votos en el Congreso y mostró su enojo por “la foto” del Presidente con el Gobernador cuando venga a Posadas con su gabinete.

Posadas (Jueves, 16 de junio) El vicepresidente del parlamento misionero salió hoy al cruce del enojo del ex gobernador Barrios Arrechea con la decisión del presidente Mauricio Macri de dialogar con los gobernadores, ver nota aparte.
“El diálogo y los acuerdos de gobernabilidad con el gobierno nacional son decisiones de Carlos Rovira pensando en la gente y en el desarrollo de la provincia”, destacó Franco. En declaraciones a Misiones Plural, diferenció así la mirada estratégica de Rovira, que piensa en lo mejor para los misioneros, y la mirada partidocrática de Cacho Barrios que piensa en el partido.
“Hay una línea bien clara diseñada por la conducción de la Renovación”, subrayó el vicepresidente con el propósito de sostener la relación Nación – Provincia en el marco de las instituciones y no bajo el esquema amigo – enemigo que sugieren las opiniones del ucerreísta ante un economista de Cambiemos que visitó Posadas el lunes pasado invitado por la JR de Pepe Pianesi.
Franco, que preside la comisión de obras públicas en la Cámara, se mostró expectante por los anuncios de reactivación de las obras y en ese sentido dio importancia a la visita del Presidente Macri y su gabinete en los próximos días. De todos modos, marcó claramente sus diferencias, digamos doctrinarias con los economistas del gobierno nacional, al subrayar que “la obra pública no es un gasto. Es una inversión económica y social. Es vital para la recuperación del empleo en nuestra ciudad y nuestra provincia”. Marcó así lo que parece obvio, pero que en el contexto de una economía neoliberal, que sostiene que la única causa de la inflación es la emisión monetaria, la obra pública pareciera ser revolucionaria.

Anuncios