escalada
Hugo Escalada junto a otros diputados.

“Así como está, el Inym no sirve”, dice Hugo Escalada. Y reclama que la Legislatura de la principal provincia productora de yerba del país, Misiones, no pueda definir nada. La falta de definición de precios genera un problema económico pero también social, dice.

Posadas (Jueves 16 de junio). La Legislatura misionera analiza un proyecto integral para solicitar la modificación de artículos de la Ley de conformación del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) mientras desde el poder Ejecutivo provincial acordaron con el nuevo titular del Instituto, Alberto Re, avanzar con la conformación de un centro de transacciones y un censo yerbatero.
Los productores, en tanto, esperan que se cumplan, al menos, con los acuerdos y obligaciones que establece el Inym: el pago de contado de los 4,80 pesos por kilo de hoja verde, a pesar que reclaman al menos, un monto de 7,50 pesos para que les resulte rentable.
“Así como está diseñado, el Inym no sirve”, dijo el diputado Hugo Escalada, integrante de la comisión que analiza la problemática yerbatera, a Misiones Plural.

-Diputado Escalada, ¿qué hay que hacer con el Inym?
-Lo mismo que con cualquier herramienta que no sirve. Está claro que así como fue diseñado, el Inym no sirve. Siempre hay que esperar un tiempo para hacer un balance de una nueva herramienta y todo este tiempo que pasó nos permite hacer un balance sobre el Inym y ese balance da negativo. Pasaron muchos años y tenemos a los productores en las calles, entonces, el balance es negativo. Para Misiones, que es una provincia minifundista, de pequeños productores, el Inym no es una solución y eso genera no sólo un problema económico -que es el derivado de la falta de precio-, sino también un problema social. Tenemos miles de productores que se dedican a esta actividad y cuando no tienen una solución, generan un problema social, que se potencia. Está claro que la falta de definición de precios de la yerba mate, que es nuestro principal producto, genera un problema económico y social.

“No podemos diseñar una solución”
Escalada también sostiene que para la legislatura misionera este tema está en un callejón sin salida: “al ser la yerba el principal producto de la economía misionera, nosotros, en la Legislatura, deberíamos tener potestades para poder influir. Es una locura que una Legislatura provincial no pueda diseñar ni participar de lo que es un problema económico de su principal actividad productiva. Esto es un callejón sin salida, porque los productores vienen a pedir una respuesta y como integramos el Inym, como somos parte del Inym, la Provincia les dice que tienen que recurrir al Inym pero este instituto tampoco les provee la solución. Le estamos pasando la pelota a la Nación que no tiene nada que ver porque la Nación no subsidia a la producción yerbatera, no hace aportes y tampoco financia el funcionamiento del Inym. Es decir que la Nación debería estar totalmente excluida de esta situación y sin embargo es la que toma las decisiones. Acá, la Nación entró por la ventana y toma las decisiones. Y Misiones, que tiene el 90 por ciento de la producción, está atada de manos. Está claro que así, esto, no funciona. No pasa por discutir un artículo sino que la discusión es más profunda”, enfatizó.

“La unanimidad es propia de Gobiernos totalitarios”
También, respecto a la unanimidad de posiciones de los integrantes del organismo, para definir los precios, sostuvo que “ese tema, en democracia, es una aberración”
Justamente, dijo, porque la democracia hace al juego de las diferencias y por eso se pide mayoría para la toma de decisiones. “La unanimidad es propia de los gobiernos totalitarios porque es imposible que todos estemos de acuerdo. Hay trampas fundamentales que están desde el origen del Inym, que nos impide abordar las soluciones definitivas. Una de esas trampas es la exigencia de la unanimidad. La otra, es exigir que falle la Secretaria de Agricultura de la Nación, un organismo ajeno al lugar de la producción, que son Misiones y Corrientes. ¿Por qué debe fallar la Nación? ¿Por qué la decisión sale desde Buenos Aires? Sabiendo que el precio de la yerba influye en el costo de la canasta básica y ningún Gobierno quiere que se le vaya para arriba el precio de la canasta”.
Escalada lamenta tener que decirles a los productores que los Legisladores de la principal provincia productora de yerba no pueden hacer nada. “Eso sería renunciar a la política porque somos los legisladores de Misiones, estamos hablamos del principal producto de nuestra tierra, que genera un problema económico y social y no podemos dar respuesta. No podemos decir que no podemos solucionar este problema”.

“Hay que hacer una zaranda fuerte”
El legislador entiende que se necesita una solución definitiva. “Yo no tengo la solución definitiva pero con una herramienta que no sirve, no podemos seguir. Esta herramienta así como está diseñada, al productor no le sirve. Lo dicen las estadísticas y tenemos que hacer un balance porque sino, todos los años nos encontramos en la misma situación. Acá, un Secretario de Agricultura de la Nación, que no fue votado por la gente y que depende de un Decreto, tiene más potestades que un disputado de la provincia y que toda una Legislatura; eso agrede la lógica. No representa los intereses de Misiones pero si tiene la potestad de fijar precios. Tenemos que hacer una zaranda muy fuerte y tomar lo que sirve y lo que no sirve hay que revisar”.

Anuncios