El plan de trabajo del Ministerio de Deporte explicitado por Rafael Morgenstern en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes resume con claridad el modelo de gestión del gobierno de Hugo Passalacqua. Articulación entre todos los ministerios y la presencia decidida del Estado en el deporte social como base de una pirámide que también se puede evaluar en los resultados obtenidos en el deporte de alto rendimiento. Las Federaciones de cada deporte participan en la toma de decisiones del Ministerio.

Posadas (Miércoles, 21 de septiembre) La participación del ministro de Deportes en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes fue recibida por los diputados de una manera diferente a la habitual. Desde que la Comisión que preside Marcelo Rodríguez abrió el debate por el proyecto de Presupuesto 2017 elaborado por el Gobernador, la centralidad de las preguntas están puesta, como es de entender, en las proyecciones de las erogaciones previstas por los funcionarios. Ya expusieron el plan de acciones 24 ministros y presidentes de organismos descentralizados o empresas del Estado.
Ayer martes, después de la disertación de Rafael Morgestern, nadie se preocupó de indagar en los números. Sólo hubo una breve referencia a lo ejecutado del presupuesto para este año, que podría alcanzar al 75% de lo previsto, y a las estimaciones para 2017 por un total de 198 millones de pesos.
El ministro, del riñón de Passalacqua, a quién acompaña desde la Vicegobernación, podríamos decir que sorprendió a propios y extraños por la solidez de los conceptos y el amplio conocimiento de la realidad deportiva de todas las disciplinas y de todo el territorio provincial. Pero, fundamentalmente, al desplegar su plan de acción, puso de manifiesto que lo que hace y lo que piensa hacer está referenciado en el modelo de gestión de Hugo Passalacqua. La jerarquización del Deporte con la creación de un Ministerio, contrariamente a lo que puede suponerse, no fragmenta las intervenciones del Estado. Pone atención en la práctica del deporte para articularla con las políticas de salud, educación y desarrollo social. Morgenstern lo dijo claramente cuando al inicio de su exposición recordó que como deportista estuvo del otro lado del mostrador y como hombre del interior vivió en carne propia el sentimiento de indiferencia de parte del Estado. “No sabíamos que puerta ir a golpear”, reveló para subrayar que el Ministerio viene a unir lo que estaba aislado. Y lo viene a visibilizar.
Es en ese contexto que mencionó la tarea del Ministerio de prestar apoyo organizacional, hasta hacer los trámites y llenar papeles, para canalizar los esfuerzos aislados informales y reforzar lo que ya estaba organizado. Informó, en este sentido que una medida orientada a institucionalizar los esfuerzos, a veces voluntaristas, se abrió un Registro de Entidades. Aportó un dato central en ese diagnóstico, sólo están organizadas en federaciones o asociaciones 16 disciplinas cuando en los Juegos Misioneros participan 37. Evidentemente, de sus palabras se desprende que la única posibilidad de asistir desde el Estado a todas las prácticas es indispensable que se organicen y se registren.

De abajo para arriba
El desafío, digamos administrativo de confeccionar el Registro, no muestra un perfil burocratizante ya que al mismo tiempo, Morgenstern subrayó que se acercaron a las federaciones con el propósito de invertir la toma de decisiones tradicional y terminar con el dedo. “Son las federaciones las que deciden”, afirmó aún en las adjudicaciones de becas. Esta metodología tuvo en el turno de los diputados un interrogante de Gustavo González. Después de elogiar la forma de encarar la gestión, el diputado de la UCR, consideró que también los municipios deberían participar a la par de las federaciones. El ministro agradeció la pregunta porque no había hecho hincapié en su exposición en el contacto día a día que se tiene desde el Ministerio con las Direcciones de Deporte municipales, fundamentalmente en lo referido al deporte social. Pero recordó que el organismo provincial tiene un límite institucional en la autonomía municipal, que es en definitiva la que decide.
En su exposición Morgenstern reslató la necesidad de fortalecer los Juegos Deportivos Misioneros para chicos y jóvenes, impulsar la iniciación y formación mediante Escuelas de Iniciación Deportivas, que –dijo- llegarán a toda la provincia y serán un total de 51 escuelas, ocho Centros de Tecnificación provincial y tres Centros Multi-Deporte para personas con discapacidad, a través de una tarea en conjunto con la Secretaría de Deporte de la Nación, federaciones deportivas nacionales y provinciales.

Subsidios por tarifas
En otro orden, el ministro recordó que Misiones adhirió al Programa Clubes Argentinos de la Nación, para lo cual el Registro es fundamental. Precisamente los clubes registrados con menos de 5 mil socios, entre otros beneficios están recibiendo un subsidio del gobierno nacional del 40% de las tarifas de luz, agua y garrafas de gas. El procedimiento es simple, se paga toda la factura, se hace la presentación en la Afip y se reintegra el dinero. Reveló también que hay 38 clubes beneficiados con un subsidio de 50 mil pesos que ya están próximos a cobrarse y que en la próxima lista se sumaron otros 9 clubes.
En su exposición de casi hora y media, el ministro Morgenstern repasó las obras pendientes de infraestructura entre las que destacó la pileta olímpica en el Centro de Alto Rendimiento. Asimismo resumió las acciones desplegadas en el año entre los que computó, por idea de Passalacqua, el premio otorgado a actores destacados del deporte de alta competición con un viaje a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Mencionó también la idea de otorgar el beneficio de la obra social a los jóvenes deportistas.

Los barrios y los intercolegiales
El diputado Víctor Kreimer, también después de elogiar el modelo de gestión preguntó por la suerte de los intercolegiales. Le dio pie al ministro a volver sobre el marco conceptual que sirve de referencia a la gestión para tomar decisiones. Recordó, también con referencia a la observación sobre la participación de los municipios, que los Juegos Deportivos Misioneros reunieron entre 65 y 75 mil chicos, que fueron compitiendo en todo el territorio provincial en eliminación por zona, hasta que llegaron a la final 115 competidores en 37 disciplinas, después de que 6 mil llegaran a la etapa provincial. Reveló que a todos estos chicos se los buscó y después se los llevó de vuelta a su domicilio para igualar las posibilidades de acceso. Los intercolegiales tienen el mismo espíritu de “Un lugar en el mundo”, que es el que inspiró a Cuba, para lograr sin plata todo lo que logró para posicionarse en la elite del deporte internacional. “Hay que trabajar con lo que tenemos”, enfatizó Morgenstern y un recurso fundamental son los profesores de educación física en las escuelas. Aparece así nuevamente la articulación con otras áreas del Estado, como Salud.
El diputado de Vanguardia Radical, Hugo Escalada, después de “facturar” la idea de creación de un Ministerio de Deporte, que fue iniciativa del bloque hace dos años, se mostró preocupado por el destino de los clubes de barrio ya que muchos están diciendo que están al borde del cierre. La respuesta mostró el perfil completo de Morgenstern, lejos de concepciones populistas. Con toda crudeza dijo que muchos de esos clubes se anotaron en el Registro, pero curiosamente no tienen sede. Son itinerantes. Y paradojalmente otros que tienen sedes sociales no tienen bien los papeles y se muestran inviables para autosustentarse. Son los destinados a desaparecer aunque se inscriban en el Registro y puedan ser beneficiados por la adhesión de Misiones a la Ley de Clubes de Barrios con subsidios. En el mismo sentido aclaró que si “esos subsidios sólo sirven para ganar tiempo, los problemas de fondo volverán a aparecer”. La presencia del Estado con infraestructura y de las Municipalidades con sus polideportivos cobran así otra significación
Finalmente, también ante una pregunta de Kreimer referida al mundial de Fútbol de Salón en 2019. El diputado de Trabajo y Progreso siente que la fecha se viene encima y hacen falta obras de infraestructura. Morgenstern se mostró optimista por la gravitación que tendrá su realización, con sede central en Montecarlo y sostiene será un hito para el turismo deportivo.

Anuncios