Por primera vez desde 1983, por decisión de la mayoría renovadora, la Cámara de Representantes limitará las facultades extraordinarias conferidas al Poder Ejecutivo en el manejo del Presupuesto. Limitará al 20% las atribuciones para disponer reestructuraciones de partidas entre cada área del Estado. 

 

Posadas (Martes, 11 de octubre) La Cámara de Representantes limitará, por primera vez desde 1983, las facultades extraordinarias que tuvieron los Ejecutivos en la administración del Presupuesto.  Las atribuciones del Gobernador para disponer reestructuraciones a la distribución dispuesta por la Ley, se reducirán al 20% del total.  Es una decisión política anunciada hoy por el presidente de la comisión de Presupuesto, Juan Marcelo Rodríguez (foto), en la reunión extraordinaria que mantiene en estudio el proyecto de Recursos y Erogaciones del Estado elaborado por el gobierno de Hugo Passalacqua. Como se fue informandoen este sitio, la Comisión escuchó 35 exposiciones de los funcionarios y responsables de los entes descentralizados que, desde el 1º de agosto explicaron las proyecciones de inversiones para 2017.

Ingresó hoy una nota a la Comisión, autoría del presidente Rodríguez en el que se anuncia la voluntad política de la mayoría renovadora de la Cámara, de modificar los artículos 12 y 14 del proyecto de Ley remitido por el Ejecutivo. La modificación central se dispone en el primer párrafo del 12, en el que se limitan las atribuciones del Gobernador para disponer las reestructuraciones que considere necesario, siempre con la condición de no alterar el total de erogaciones. Esta limitación, necesariamente debe reiterarse en el artículo 14, con la salvedad de los Gastos Corrientes, por ejemplo los aumentos de salarios.

Esta decisión política limita las facultades extraordinarias conferidas al Ejecutivo por primera vez desde 1983. En los primeros años de la recuperación de la democracia y los años de hiperinflaciones, hicieron de los Presupuestos meros informes forenses. Recuperada la Institución Presupuesto, todos los gobiernos dispusieron de las facultades de disponer reestructuraciones.  Fueron las vendidas por la narrativa de las oposiciones como “los superpoderes, cuando es la realidad la que pone límites a los gobiernos en una supuesta intención de desfinanciar alguna de las áreas para robustecer otras.

La movida provincial aparece en sintonía con la exigencia de las oposiciones, que son mayoría en el Congreso de la Nación, de introducir en el Presupuesto Nacional limitaciones similares. El ministro Alfonso Prat Gay adelantó en su paso por la Cámara Baja que Mauricio Macri aceptó ir restringiendo gradualmente las facultades, que en Estado nacional tienen el respaldo de la Ley de Administración Financiera. Reformada en 2006, eliminó la prohibición que se imponía al Poder Ejecutivo de ejecutar partidas destinadas a gasto de capital para financiar gasto corriente. Es decir, por ejemplo, destinar fondos para obra pública, hospitales o educación al pago de sueldos y cubrir así un déficit. Esa operación, vía delegación de facultades, puede ser realizada por una simple resolución de la jefatura de Gabinete. El segundo punto que se flexibilizó en ese momento es más complejo aún: se habilitó a través de DNU la suba en el monto total de gasto anual del Estado, modificación que en Misiones ya estaba regulada por los artículos 12 y 14.  De acuerdo con informaciones del Congreso, las restricciones son condiciones que impone Sergio Massa para aprobar el Presupuesto. Revela en ese sentido una naturaleza diferente a la decisión anunciada por Rodríguez ya que está ligada a especulaciones de posicionamiento electoral. Massa se monta en la oposición por la oposición en sí del FPV y la izquierda, y con pocos diputados aparece en el escenario como el que puede volcar la balanza para un lado u otro. Aquí, la decisión es de la mayoría.

Anuncios