Los diputados, de Vanguardia Radical, María Losada y Hugo Escalada,  participaron del acto organizado por Nito Artaza para conmemorar el pronunciamiento popular del 30 de octubre de 1983. “Somos radicales alfonsinistas que no bajamos las banderas y nos plantamos ante el aumento de la pobreza, desempleo y endeudamiento”, sostiene el correntino que trabaja una alianza con Sergio Massa.

Buenos Aires. “Diputados de Misiones adhieren y reivindican el legado alfonsinista”, destacó Nito Artaza, en su cuenta de twitter. Fue en referencia a los diputados de Vanguardia Radical, María Losada y Hugo Escalada, que participaron del acto organizado, en el sequiscentenario Club El Progreso de Buenos Aires, por el senador correntino mandato cumplido en conmemoración del pronunciamiento popular del 30 de octubre de 1983 que consagró a Raúl Alfonsín como presidente de la República. Los misioneros compartieron las duras críticas de Artaza con el gobierno y el ucerreísmo, en una convergencia que los encontró ya en la oposición a la resolución de la Convención de Gualeguaychú cuando la UCR decidió sumarse como furgón de cola del PRO a la Alianza Cambiemos.   Nito, que se llama Eugenio, ha mostrado coherencia en sus comportamientos desde que la crisis de 2001 lo tuviera como uno de los protagonistas principales de las movilizaciones en contra del famoso megacanje y el corralito. Desde esa, digamos autoridad moral, se muestra muy crítico del rumbo político que ha tomado el presidente Mauricio Macri.  “No nos podemos hacer los distraídos, el radicalismo no le hace ver al gobierno que nos estamos endeudando y eligiendo de nuevo la dependencia”, remarcó en el acto, en el que estuvieron también radicales del Movimiento Nacional Alfonsinista que lidera Leopoldo Moreau. Luego, realizó críticas al actual posicionamiento político de la UCR al plantear: “Hoy el partido no tiene rumbo, es mucho más amarillo que radical. Desde la Convención de Gualeguaychú se han apartado de principios históricos de la UCR”.

La cosmovisión socialdemócrata de RA

En el mismo sentido, los discursos de los diputados misioneros cuestionaron la orientación ideológica de las políticas de Macri a las que calificaron de neoliberales y dictadas por el poder concentrado, fundamentalmente el financiero.  Observaron así que el la vuelta al endeudamiento, que en tiempo récord ha sumado 45 mil millones de dólares, constituye un negocio para pocos bancos internacionales y sus socios locales a la vez de re-establecer una dependencia que se había logrado disminuir con el desendeudamiento de los últimos años. Después de hacer referencia a datos duros de la economía, como la pérdida del poder adquisitivo del salario, que en promedio cayó el 15%, los radicales misioneros reflexionaron sobre el legado de Raúl Alfonsín y el momento actual. Brevemente, sostienen que el gobierno de Macri expresa al poder corporativo enquistado estamentalmente en las organizaciones intermedias y en el aparato del Estado, precisamente los poderes que enfrentó Alfonsín en el proceso de transición a la democracia. Así, el gobierno de los Ceos pone en evidencia el retroceso de la política ante los que “hacen política desde la prédica de la anti-política, como empresarios y fundamentalmente los medios de comunicación”. Losada y Escalada coincidieron de esta manera con los planteos doctrinarios de Artaza y del MNA fusionado con Forja: sostener el sistema de partidos como articuladores y mediadores de las demandas y proyectos sociales. En síntesis: aunque Macri haya llegado en elecciones, entienden que todavía es fundamental la lucha por democratizar la toma de decisiones que hoy monopolizan los poderes corporativos al copar el Estado que, ahora, está al servicio de sus intereses.  Los diputados de Vanguardia insisten en revalorar la visión socialdemócrata de Raúl Alfonsín.

La alternativa

A pesar de su participación en el acto organizado por Artaza los diputados misioneros de Vanguardia Radical no están vinculados orgánicamente al movimiento del correntino que blanqueó su acompañamiento al Frente Renovador de Massa. El frente con el PJ de Corrientes, adelanta un triunfo el año que viene. Al mismo tiempo, si bien están enrolados en el Movimiento Nacional Alfonsinista que tiene como referente a Moreu, se diferencian de las movidas propias de la provincia de Buenos Aries, que lleva al integrante de la fórmula presidencial con Mario Losada en 2003, a estrechar vínculos con el cristinismo kirchnerista. Aunque adhieren a las observaciones críticas de las dos agrupaciones a la restauración neo-conservadora y a la necesidad de unir las fuerzas populares en la construcción de una alternativa, Losada y Escalada mantienen una independencia que se fundamenta en privilegiar las históricas demandas de los misioneros ante el poder central de cualquier signo.

Anuncios