Propone dejar el 20 por ciento de las hojas en planta y suspender nuevas plantaciones hasta 2019. Dicen que “hubo amplio consenso para lograr equilibrar la oferta y la demanda del producto, cuidando de generar los mayores beneficios posibles”, según explicó el titular del organismo, funcionario del Gobierno de Cambiemos, Alberto Re.

Posadas (Prensa Inym). El Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) definió este miércoles 22 una serie de medidas tendientes a alcanzar el objetivo de facilitar el equilibrio entre la oferta y la demanda, como “ampliar el período de suspensión de cosecha; sugerir dejar el 20 por ciento de las hojas en planta y no realizar nuevas plantaciones durante los años 2018 y 2019; profundizar las tareas para lograr que nadie venda y nadie compre la materia prima por debajo del precio establecido legalmente, y fortalecer las acciones de Fiscalización”, explicó su presidente, el ingeniero Alberto Re.
Según un parte de prensa del organismo, tras “una extensa reunión que contó con representantes de todos los eslabones de la cadena yerbatera (cosecheros, productores, cooperativas, secaderos, industria), el Directorio del Inym aprobó dos resoluciones que contienen las medidas enumeradas. “Se analizaron conclusiones de reuniones previas que habíamos tenido en el INYM y propuestas que nos acercaron distintas entidades, y hubo amplio consenso sobre la necesidad de impulsar acciones que nos permitan lograr, en el tiempo, equilibrar la oferta y la demanda del producto, cuidando de generar los mayores beneficios posibles”, explicó Re.
En ese marco y como medida más urgente, el ingeniero indicó que “se acordó sugerir que se deje al menos el 20 por ciento de hoja en planta y que se adelante el final de cosecha para fin de agosto, con lo cual habrá suspensión de cosecha durante tres meses: septiembre, octubre y noviembre”.
En la misma línea, el Directorio “recomendó como medida importante no plantar yerba mate durante los años 2018 y 2019, y exigir el cumplimiento del precio establecido, y para eso es imprescindible que nadie venda y nadie compre la materia prima por debajo del precio establecido legalmente”.
El fortalecimiento de las tareas de Fiscalización fue otro de los puntos aprobados hoy, “y en esa línea se analiza la organización de una fiscalización integral y conjunta articulando acciones con otros organismos, como la Dirección General de Rentas, la Administración Federal de Ingresos Públicos y el Ministerio de Trabajo”.

Anuncios