Por la caída del consumo interno y las importaciones, las fábricas de zapatillas Dass comenzarán con  suspensiones de personal en la planta que tiene la empresa brasileña en Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires. Fuentes consultadas por Misiones Plural no descartan que se amplíen a la ciudad de Eldorado.

Eldorado (Domingo 25 de junio. Por Alejandro Fabián Spivak). La empresa brasileña de zapatillas Dass analiza la suspensión de personal en los próximos días e incluiría las plantas ubicadas en la localidad de Coronel Suarez, provincia de Buenos Aires. Según fuentes consultadas por Misiones Plural, no se descarta que las suspensiones de personal también se lleven a cabo en la ciudad de Eldorado, Misiones.

Según el sitio El Sindical, las suspensiones “serán de entre 500 y 1960 empleados y se mantendrán hasta fin de año. Se trata de una de las plantas de calzado más importante del país. Los trabajadores cobrarán 75% del salario”.

La caída del consumo en el mercado interno y el ingreso de importaciones vienen golpeando fuerte a la industria nacional y particularmente a las fábricas textiles y de calzado, que ya cuentan los despidos y las suspensiones por decenas de miles. En ese sentido se encendió, en las últimas horas, otra alarma en el interior de la Provincia de Buenos Aires. Desde Coronel Suarez las malas nuevas hablan de un plan de suspensiones masivas por los próximos seis meses, en la populosa planta que la firma Dass posee en ese distrito bonaerense. La empresa ya había anticipado hace una semana que las opciones que se barajaban, debido al deterioro en la demanda de pedidos que ingresan cotidianamente en la compañía, eran despidos masivos, un plan de suspensiones o el adelantamiento de las vacaciones de los trabajadores.

A pesar de que los delegados rechazaron que la situación financiera de Dass represente una real crisis económica, luego de la consulta con los operarios de la planta optaron por acordar el plan de suspensiones con el cobro del 75% del salario, que comenzará el lunes y se extenderá hasta entrado diciembre. En la práctica servirá para evitar despidos masivos. El cronograma comienza con 500 suspendidos desde el lunes hasta el 14 de julio. Luego se suspenden otros 500 empleados hasta el 11 de agosto. Las próximas suspensiones se darán entre el 11 y el 22 de septiembre e involucrarán a 1250 trabajadores. Del 23 de octubre hasta el 3 de noviembre serán 750 los operarios suspendidos. Y, finalmente, entre el 6 de noviembre y el 8 de diciembre se suspenderá a la totalidad del personal, es decir a los 1960 operarios de la firma.

Según remarcó el delegado de la empresa, Claudio Stretenberger, como contra parte la empresa se comprometió a no cesantear a ningún trabajador hasta fin de año y también se habló de la posibilidad de modificar el plan en caso de que se puedan recuperar los niveles de venta.

S

Anuncios