Las encuestas que se conocen en Misiones revelan que la Renovación tiene la mayor intención de votos superando por 15 puntos a Cambiemos que se consolida como segunda fuerza. Todo lo que implica el “misionerismo” es uno de los factores que favorece el apoyo a los candidatos renovadores pero paradójicamente, es la buena imagen de Macri indicador a favor de la alianza PRO que tiene posibilidades de ganar en Posadas y Oberá.

Posadas (Viernes, 21 de julio) A tres semanas de las Paso las más variadas encuestas realizadas en Misiones siguen revelando que la Renovación tiene la mayor intención de votos, superando -en promedio- por más de 15 puntos a la alianza Cambiemos que a la vez se distanció del Frente Avancemos en 10 puntos. A diferencia de lo que sucede en Buenos Aires, las consultoras dedicadas a la medición de la opinión pública aquí no divulgan el resultado de sus informes que siempre son realizados a pedido. Por eso lo que se va conociendo son deslizamientos de los comandos de campaña que llegan a la prensa de modo no oficial. Así, los resultados de las encuestas no tienen nombre y apellido. Según se pudo saber hay una manifiesta intención de la dirigencia de no utilizarlas como recurso electoral para tratar de influir en la gente. Se coincide en que la verdadera encuesta será el pronunciamiento popular del 13 de agosto.
Las preguntas cualitativas referidas a lo que hace a la situación actual arrojan respuestas contundentes. Casi dos tercios de los misioneros perciben que la situación económica se ha deteriorado respecto a la de hace dos años. Sin embargo, las expectativas a mediano plazo aunque también muestran un sesgo negativo aumentan en el casillero de las respuestas positivas: un 43,3% de los misioneros esperan que la situación económica del país y la provincia mejore en el próximo año contra un 48,2% que estima empeorará o será igual de mala. Una cuestión curiosa se da en la percepción de las asimetrías que en Posadas no es percibida en forma negativa por una mayoría del 57%.
En lo que hace a las principales problemáticas, el deterioro de la capacidad de los ingresos de los hogares aparece como la mayor preocupación, con el 31,3% mayor que el que acusa la gente por el desempleo que, en Misiones tiene registros muy por debajo del que se da en los grandes centros urbanos donde el proceso de desindustrialización o reconversión, si se quiere, de la industria, afecta realmente o inquieta a más del 40% de la población económicamente activa. Con índices similares a las encuestas porteñas, la “corrupción” y la “inflación” se ubican en torno al 10% de las respuestas.
Pero el dato distintivo de las encuestas en Misiones aparece en las expectativas de construcción de un auténtico federalismo. Mayoritariamente se manifiesta identificada con las pretensiones de autonomía razón por la cual adhiere a la propuesta misionerista y de la Renovación. Paradójicamente, la alianza Cambiemos, que como se dijo se consolida como segunda fuerza, logra la mayoría de sus adhesiones por la buena imagen de Macri, fundamentalmente en los centros urbanos como Posadas y Oberá, donde tiene posibilidades de ganar, a pesar de la inflación y del empantanado estado de la economía. El “misionerismo” como identidad y proyecto si bien es un indicador que respalda expectativas, la intención de voto aparece ligada a la gestión del gobierno provincial y la coherencia con la prédica de la Renovación desde sus rupturas con Buenos Aires en 2003 y la trayectoria de sus candidatos.

Anuncios