El gobernador Passalacqua salió a pedir el voto de los misioneros y ganar las elecciones por una diferencia considerable para “tener más espalda ante la Nación” y hacerse respetar en las negociaciones con la Casa Rosada. Aunque admitió que las buenas relaciones entabladas con Macri han permitido conseguir cosas, subrayó que es necesario fortalecer la voz de los misioneros en el Congreso de la Nación.

Posadas (Jueves, 3 de agosto) “Para tener más espalda ante la Nación”, el gobernador Hugo Passalacqua salió a pedir el voto de los misioneros en las Paso y en octubre. En declaraciones a este portal observó que si bien “en estos años logramos muchas cosas de parte de la Nación, muchas más vamos a lograr si contamos con el amplio respaldo de los misioneros. Por eso –aclaró- humildemente, le pido a la gente que nos apoye ahora, el 13 de agosto en las Paso y el 22 de octubre en las elecciones legislativas nacionales y provinciales”. Sostuvo que es necesario ganar las elecciones por una amplia diferencia ya que “no es lo mismo ir a Buenos Aires después de los comicios con un triunfo de una diferencia del 8 o 10 por ciento que con una diferencia mayor”. Explicó que esa diferencia se hará respetar en las negociaciones con el gobierno nacional. “Los votos no los quiero para mí –recalcó-; peleo cosas para los misioneros con respeto pero con firmeza. Misiones necesita, por ejemplo más potencia en energía; más rutas, más hospitales, más cosas. Por eso humildemente pido el voto no por mí sino por Misiones”.
En una entrevista exclusiva, el Gobernador explicó con precisión el alcance institucional y democrático del apotegma “gobernabilidad con gobernabilidad se paga” que encuadra las relaciones del gobierno provincial con el gobierno nacional y que ha desconcertado a la dirigencia tradicional habituada a la lógica amigo-enemigo. “Uno se junta con gente que opina diferente y tal vez sólo coincida con cuatro puntos, bueno sobre esos puntos debemos avanzar de ida y de vuelta, eso es gobernabilidad con gobernabilidad se paga. Estoy enamorado de ese apotegma”, destacó.
Coherentemente Passalacqua afirma que “la gente no quiere más el griterío, debemos construir juntos Nación y Provincia. Eso de estar gritándose no sirve. La gente quiere ver a los dirigentes juntos, aún en las diferencias pero juntos. La gran llave es estar en veredas opuestas pero trabajando juntos. Eso por muchos años no lo pudimos hacer; desde la época de (Mariano) Moreno que los argentinos estamos irreconciliables”.
Esta convicción no es una impronta meramente pragmática, sino profundamente democrática ya que Passalacqua reconoce que “en el orden nacional hubiera preferido otra cosa, pero debo ser respetuoso y asumir lo que la gente eligió, como los otros deben asumir y ser respetuosos lo que la gente eligió en la Provincia. Aclaro que yo no planteo que debemos aguantar lo que la gente votó. Se debe asumir el voto y ayudar para que lo que la gente eligió funcione”. Es en este contexto que rescata las raíces históricas del misionerismo que expresa el Frente Renovador de la Concordia como expresión política que irrumpió en 2003 como espacio netamente provincial diferenciado de los alineamientos obedientes de Buenos Aires.
En la charla reveló que cuando el presidente Mauricio Macri pasó por Posadas, aún en campaña electoral, “mantuvimos una charla excelente de más de 30 minutos. Tenemos pensamientos distintos en muchas cosas y, por eso militamos en frentes distintos pero a nadie se le tiñen las cosas por reunirse a dialogar. La política de la nobleza se va imponiendo de a poco. Es decir reconocer públicamente lo que el adversario político hizo o hace bien. En el caso de la Nación, por ejemplo le reconozco que fue muy acertada la apertura de los cielos aéreos. Esto beneficia mucho a la provincia de Misiones porque fuimos muy castigados con la política de cielos aéreos cerrados”. Esta política de la nobleza, no quita sin embargo que Passalacqua se sume a la Liga de Gobernadores para trabajar en conjunto, desde las provincias, por el restablecimiento de un federalismo auténtico.
La entrevista fue realizada por Alejandro Spivak. Veamos:

-Al poco tiempo que asumió el presidente Mauricio Macri plante en forma sincera que “Gobernabilidad con gobernabilidad se paga”. Una frase que más allá de convertirse en una consigna, a diario la pone en vigencia y que además fue incorporada por otros gobernadores, tal es el caso del mandatario provincial del chaco Oscar Domingo Peppo quien en una entrevista que le hice hace unos días la puso como ejemplo…
-Esa es la forma más inteligente de hacer política. Primero la gente no quiere más el griterío, lo que se conoce como el bulling de la política. De eso se hartó la gente, yo también, es decir todos nos hartamos de eso. Tenemos diferencias con el gobierno nacional. El Frente Renovador misionero es un espacio opositor al gobierno nacional; pero eso no implica que por ser de pensamientos distintos tengamos que poner palos en la rueda y obstruir a lo que la gente votó. La gente a nivel nacional eligió a Macri y en la provincia de Misiones eligió al espacio del Frente Renovador de la Concordia Social. Yo reconozco que en la Nación hubiera preferido otra cosa, pero debo ser respetuoso y asumir lo que la gente eligió, como los otros deben asumir y ser respetuosos lo que la gente eligió en la Provincia. Aclaro que yo no planteo que debemos aguantar lo que la gente votó. Se debe asumir el voto y ayudar para que lo que la gente eligió funcione. Nosotros desde nuestro humilde lugar le ofrecemos esto a la Nación. Somos una provincia pequeña con el 2,5 por ciento del territorio, pero al igual que las demás provincias tenemos diputados y senadores que, al igual que yo, con respeto a quien gobierna la Nación, reclaman lo que le corresponde a Misiones.

-Ese respeto que le pidió a la Nación, debe ser de ida y vuelta….
-Por supuesto. Nosotros como te dije hacemos los reclamos con mucho respeto y pedimos lo mismo de parte del gobierno nacional y, debo reconocer que estamos obteniendo dicho respeto.

-¿Cuáles son las cosas que pidió para Misiones al Gobierno nacional?
-Primero que se nos trate como corresponde a los misioneros; es decir en igualdad de condiciones con otras provincias; que nos reparen deudas históricas que nos debe la Nación para que podamos funcionar bien. Sentimos que ese camino lo estamos transitando con mucho sentido común y esto hace que el presidente Mauricio Macri colabore con Misiones.

-Este diálogo que plantea, por ejemplo permitió que el presidente, más allá que vino en campaña a Misiones se reúna con usted en el aeropuerto y hablen de temas inherentes a la provincia y, que por ejemplo en su discurso de campaña Macri diga con el gobernador Hugo Passalacqua estamos trabajando muy bien. Además debo destacar su respeto hacia el presidente Macri porque como gobernador opositor no tuvo inconveniente alguno de acercarse hasta el aeropuerto saludarlo. Esto lo deseo destacar porque usted fue, hasta ahora el único mandatario provincial opositor que, más allá de que el presidente vino en campaña a Misiones no tuvo inconveniente alguno de recibirlo personalmente…
-Eso también es parte del respeto que yo planteo. El presidente de la Nación, vino en campaña a Misiones y yo me acerqué, como creo que debe ser a recibirlo y saludarlo. Mantuvimos una charla excelente de más de 30 minutos. Tenemos pensamientos distintos en muchas cosas y, por eso militamos en frentes distintos pero a nadie se le tiñen las cosas por reunirse a dialogar. El que cree que por hablar con una persona que tiene ideas distintas se va a desteñir es que tiene muy pocas convicciones sobre sus pensamientos. Yo me puedo sentar, por ejemplo con una persona del PC debatir ideas y seguiré siendo yo y me iré de la charla pensando en lo mismo con mis propias convicciones que, por ejemplo hicieron que llegue hasta aquí. De última el dirigente no debe estar delante de la gente, cuando finalice mi mandato me iré por la puerta en a que entré y vendrá otro gobernador elegido por el voto popular. El sujeto, en definitiva es la gente. Uno se junta con gente que opina diferente y tal vez sólo coincida con cuatro puntos, bueno sobre esos puntos debemos avanzar de ida y de vuelta, eso es gobernabilidad con gobernabilidad se paga. Estoy enamorado de ese apotegma.

-Y, ganarle al presidente Mauricio Macri en las urnas…
-Sí. Claro eso se verá en las urnas. Mientras tanto debemos construir juntos Nación y provincia. Eso de estar gritándose por televisión (puso por ejemplo el programa de tv Intratables que se emite por América Dos) no sirve. La agresión no sirve para nada. Es realmente incomprensible ese formato de programa. A mí, y seguramente a mucha gente, le harta escuchar a gente que se grita, que no se escucha. En Misiones somos más tranquilos, Nos escuchamos y podemos convivir sin problemas. La gente quiere ver a los dirigentes juntos, aún en las diferencias pero juntos. La gran llave es estar en veredas opuestas pero trabajando juntos. Eso por muchos años no lo pudimos hacer; desde la época de (Mariano) Moreno que los argentinos estamos irreconciliables. Encima vivimos en un mundo, un continente y un país muy complicado. Y, cuando uno está complicado lo primero que hace es recurrir a las personas que te pueden ayudar: al vecino, a la comadre, al compadre, a la familia u otros parientes porque nadie se salva solo. En momentos de dificultad, y este es uno de ellos, los dirigentes deben estar juntos aún en la diversidad y cerca de la gente con sinceridad. Cuando dificultades las necesidades se acrecientan.

-En este sentido, ¿cómo se encuentra el Estado misionero?
-Tenemos un Estado misionero ordenado. Con 45 empleados provinciales cada 1.000 habitantes. Eso lo conversé con el Presidente y le puse como comparación que Santa Cruz cuenta con 113 trabajadores provinciales cada 1.000 habitantes. De 24 somos la provincia número 19 y esto es producto de que Misiones tuvo una secuencia de gobernadores que fueron responsables, en el manejo de reparto de cargos. Seguro que hubo errores, pero sobre todo hubo una responsabilidad de todos quienes me antecedieron, Digo los militares; Cacho Barrios Arrechea, Humada; Puerta; Rovira y Closs. Y, esa responsabilidad sigue en mi gobierno. En ese sentido se debe ser noble y nombrar a todos quienes, en este tema por ejemplo hicieron las cosas bien. Por eso yo hablo de la política de la nobleza y, esto de a poco se va imponiendo. Es decir reconocer públicamente lo que el adversario político hizo o hace bien. En el caso de la Nación, por ejemplo le reconozco que fue muy acertada la apertura de los cielos aéreos. Esto beneficia mucho a la provincia de Misiones porque fuimos muy castigados con la política de cielos aéreos cerrados. Así como lo felicito también le digo al presidente Macri con respeto pero con firmeza las cosas que nos debe la Nación. Debemos tener una furia federal desde el interior, por ejemplo esa que tuvo Dorrego, por ejemplo. Las provincias somos pre existente a la Nación. Esto significa que la Nación somos un invento, en el bueno sentido que hicimos las provincias en 1816 para tener una organización que nos proteja. Cuando la Nación en estos 200 años no nos cuidó, las provincias debimos, no al estilo del Chacho Peñaloza, adoptar una especie de rebeldía (Aclaró que no se refirió a un gobierno nacional en particular y habló de gobiernos de hace, por lo menos 100 años) para que los gobiernos nacionales que asuman lo tengan a las provincias el máximo de los respetos. Yo muchas veces cuando estoy en Buenos Aires escucho que funcionarios nacionales dicen que hay caudillajes provinciales, que muchos gobernadores son irresponsables, que las provincias son pobres porque quieren y no es así. Esa son las cosas que me rebelan. Y, lo bueno que muchos gobernadores, por ejemplo que conformamos la liga de gobernadores estamos trabajando en ese sentido.

Radicación de industrias

-¿Dónde está inserta Misiones dentro del Mundo y del País?
-Misiones tiene una oportunidad fabulosa en el mundo. Primero porque tenemos nuestra propia historia y eso no es poco, en el buen sentido es rebelde por naturaleza histórica y eso hace que tenga su propio pensamiento sino todo hace creer que inclusive hasta el pensamiento es impuesto desde la Capital Federal. Mientras que desde lo práctico Misiones es un porta-aviones metido entre Paraguay y Brasil, tenemos tan sólo un 9 por ciento de unión física con el territorio nacional. Todos los que trabajamos en este gobierno provinciales estamos enfocados en que Misiones sea una plataforma de producción para Paraguay y Brasil. Hoy por ejemplo se están comenzando a radicar fábricas de motos, iluminarias, tenemos previsto la construcción de una fábrica muy grande de viviendas en Eldorado.

-Disculpe que interrumpa. Soy eldoradense antes que nada y acaba de anunciar algún muy importante no solo para esta localidad sino para toda la zona norte: La puesta en funcionamiento de una fábrica de viviendas en Eldorado….
-Sí. Estamos en el proyecto concreto. Hoy existe una gran demanda de viviendas y Misiones está en condiciones de satisfacer gran parte de esa demanda, además en Eldorado, donde está el corazón de la industria maderera.

El recurso humano de Misiones

-En cada oportunidad que tiene, afirma que Misiones será la primera provincia que saldrá delante de la crisis nacional que estamos viviendo… ¿Está convencido?
-Sí. Y lo digo no como un slogan sino porque lo siento. El misionero/a se levanta todos los días muy temprano para trabajar; se desloma trabajando. Cada día que pasa me convenzo más. Lo veo, lo charlo con la gente, Yo camino no estoy todo el día en la oficina, recorro la provincia y reitero hablo mano a mano con la gente. Veo cómo trabaja el misionero y eso me hace ver que juntos saldremos adelante. Misiones, con todas las dificultades que tiene consume más energía eléctrica que Formosa, Chaco y Corrientes juntas y, esto se produce porque tenemos industrias que crecen todos los días. Tenemos un crecimiento del 8 por ciento anual y esa es una cifra extraordinaria.

-¿Por qué se llega a esta instancia de crecimiento?
-Más allá de ser una provincia pequeña en comparación al resto somos la locomotora del Nea debido a su factor humano. El misionero/a, es gente muy aguerrida. Es progresista, quiere salir adelante, no se conforma con lo que tiene, busca tener más, por ejemplo si tiene un kiosco ya busca poner unas mesitas para que la gente pueda tomar su cervecita gaseosa y luego instala una sombrilla, Esto demuestra que el misionero siempre quiere ir por más. Del 1,3 millones de misioneros, la gran mayoría quiere progresar. Yo no sé si es por la clase étnica o por haber luchado como lo hicieron sus ancestros que el misionero quiere ir para adelante, progresar, eso es para el estudio de un sociólogo, pero que desea progresar lo veo todos los días. El misionero es muy inquieto, vanguardista, rebelde, de no conformarse con poco.

-El misionero es muy Andresito…
-Sí. Es muy Andresito, muy Artigas. Eso de ser como Andresito o Artigas, es decir el ser soberano está dentro de los genes de los misioneros. Queremos salir adelante. Y, eso nos va a sacar de la crisis a los misioneros. Estamos viviendo un momento muy difícil. A todos nos gustaría llegar a casa y no tener que pensar cómo llegamos a fin de mes. Descansar sin sobresaltos. Sin problemas mayores. El problema mayor es que mucha gente camina todo el día, regresa a su casa sin la posibilidad de haber conseguido trabajo. Y, más allá de esto que es grave, el misionero, todos los días la sale a pelear y por eso vamos a salir adelante antes que otras provincias. Y, si a eso le ponemos orden fiscal y un gobierno austero que si tiene un peso para invertir lo invierta muy bien. En un momento de estrechez como el actual debemos analizar muy exhaustivamente donde ponemos el dinero.

La atención en los jóvenes

-¿Qué es lo que más le angustia?
-Esto que te acabo de decir me angustia mucho. Pero también la difícil situación por la que están atravesando muchos jóvenes de la provincia. Estoy hablando de la mayoría de la sociedad. El 40 por ciento de la población misionera tiene menos de 18 años. Si no te preocupa eso no te preocupa nada. Necesitamos un estado que vaya al ritmo del crecimiento de los jóvenes, no es lo mismo gobernar provincias como San Juan o La Pampa que Misiones. Esta es una provincia que crece que tiene una sociedad expandida con poblaciones fragmentadas en picadas por ejemplo. Insisto la población misionera, a diferencia de otras provincias está dispersada en todo su territorio. Pero lo que más me preocupa es la juventud que tiene que ver también con el tema de la droga, además de otros temas pero el tema de la droga me obsesiona. Nosotros tomamos una decisión muy fuerte de luchar contra este flagelo y contamos con el fuerte apoyo del gobierno nacional. Yo no sé si la gente se acuerda pero el día que fui proclamado como candidato a gobernador de la provincia, el 29 de mayo de 2015, mi discurso lo cerré diciendo no a la droga, todos se sorprendieron porque no es un tradicional cierre de discurso de campaña, eso no es marketinero pero justamente esa frase la dejé para el final para que todos supieran que uno de los objetivos más grandes que tenemos es la lucha contra el narcotráfico. Por ello trabajamos en conjunto con la PSA, con la prefectura con todas las fuerzas de seguridad nacionales. Estamos incorporando un helicóptero, lanchas israelíes, estamos enviando a capacitarse a efectivos políticas a Estados Unidos. Además quiero decirlo tenemos la mejor policía del país. Tenemos una policía que no tiene problemas de intervenir en cualquier lado incluso no hace miramientos, es decir que sea que sea si está metido en un delito es detenido. Tenemos una policía incorruptible. Tenemos una policía al igual que la política que no está contaminada.

Votar por Misiones

-Un poco de política partidaria, ¿me permite preguntarle?, aunque el objetivo de esta entrevista no era esa…
-Si. Pregunte lo que desee…

-¿Dónde está parado hoy el Frente Renovador de la Concordia Social?
-En el Frente Renovador. Esto no es una broma. ¿Por qué siempre se tiene que estar parado en una vereda u otra a nivel nacional? ¿Por qué no puede ser al revés? Yo estoy orgulloso de nuestro espacio chiquito, modesto, misionerista con una concepción misionerista de la vida. Si vos me lo preguntas con respecto al actual gobierno nacional te reitero somos un gobierno opositor constructivo.

-¿En estas elecciones legislativas?
-Peleamos con nuestros candidatos a diputados nacionales y senadores y legisladores provinciales por nuestro espacio, por la provincia, por nuestros objetivos. Queremos ganar las Paso, las elecciones del 22 de octubre. Necesitamos ganar. En lo personal como gobernador necesito ganar las elecciones, es decir contar con el amplio apoyo de la gente para tener más espalda ante la Nación y poder así pedir más cosas para Misiones. No es lo mismo ir a Buenos Aires después de los comicios con un triunfo de una diferencia del 8 o 10 por ciento que con una diferencia mayor te hacen respetar. Yo los votos no los quiero para mí. ¿Qué hago con los votos?, los guardo en un dormitorio; yo que puedo hacer con los votos… yo los quiero para mejorar el bienestar de los misioneros. En estos años logramos muchas cosas de parte de la Nación, pero muchas más vamos a lograr si contamos con el amplio respaldo de la gente, por eso, si me lo permitís humildemente le pido a la gente que nos apoye ahora el 13 de agosto en las Paso y el 22 de octubre en las elecciones legislativas nacionales y provinciales. Yo peleo cosas para los misioneros con respecto pero con firmeza. Por eso reitero que los misioneros nos acompañen con el voto no por mí sino por la gente misma. Misiones necesita, por ejemplo más potencia; más rutas, más hospitales, más cosas. Por eso humildemente pido el voto no por mí sino por Misiones.

Anuncios